Fútbol

El ‘Bigotón’ que hizo historia

Dirigió dos veces a la selección, la primera fue en la extraordinaria clasificación de Bolivia al Mundial de Estados Unidos 1994. Hoy, Xabier Azkargorta está de cumpleaños. ¡Felicidades!

Personaje. Xabier Azkargorta acepta tomarse una foto con un niño. Abajo, cuando estuvo de paso en Bolivia, en 2002.

Personaje. Xabier Azkargorta acepta tomarse una foto con un niño. Abajo, cuando estuvo de paso en Bolivia, en 2002. Wara Vargas.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

03:11 / 26 de septiembre de 2014

Un día de 1992 sonó el teléfono de su residencia española. Le sorprendió la llamada porque provenía de Bolivia. En un principio no sabía quién estaba al otro lado de la línea —después se enteraría de que era Guido Loayza, presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) en aquél entonces— ni se imaginaba que en este país obtendría sus mayores éxitos deportivos. Mucho menos se le pasaba por la cabeza que tomaría —muchos años después— la decisión de venirse a vivir aquí... para siempre.

Xabier Azkargorta tenía 40 años y ganas de devorarse al mundo entero. Hoy, al cumplir 61 (Azpeitia, Guipúzcoa, España, el 26 de septiembre de 1952), ya ha recorrido el planeta, sin embargo está como al principio, no le faltan energías para seguir en el fútbol.

“Le deseo siempre lo mejor al ‘profe’, estoy en contacto con él, desde hace dos días estoy hablando, chateamos mucho. Lo mejor para él en este su cumpleaños y para toda su gente.

Sé del dolor que está sintiendo por la pérdida de su padre, o sea es un momento difícil, pero creo que él va a salir adelante”, dijo desde México Carlos Leonel Trucco, uno de los muchos amigos que Azkargorta hizo durante su carrera.

Hoy es un día especial para el Bigotón —así fue “bautizado” en 1993, en un camarín del estadio Hernando Siles, la tarde en la que Bolivia derrotó a Brasil 2-0 por las eliminatorias: ‘Es el equipo del Bigotón’, le cantaban sus muchachos. ¿Se acuerda?—. Quizás él lo tome como una jornada más, como le sucede desde hace unos meses cuando todas las mañanas llega temprano a Tembladerani y dirige la práctica de Bolívar.

“Tengo muchos recuerdos de él, pero uno importante es la primera vez que lo llamamos. Guido habló primero con Xabier para saber si estaba interesado en dirigir a la selección boliviana. Para él naturalmente debió ser una sorpresa. Y lo que en particular me impactó fue que cuando le dijimos que teníamos un proyecto, pero que no teníamos dinero para pagarlo, su respuesta fue: ‘Cuando se trata de dirigir a una selección el dinero pasa a segundo plano’. Ese es el mejor recuerdo que tengo de él”, rememoró Percy Luza, quien era en aquella época presidente de la Comisión Seleccionadora de la FBF.

Ahí comenzó todo. Azkargorta —hasta era difícil pronunciar su apellido— llegó tiempo después a Bolivia y se hizo cargo de la selección nacional.

Unos meses después, bajo su mando la Verde obtuvo uno de sus mayores logros en la historia del fútbol mundial clasificándose a la Copa del Mundo de Estados Unidos de 1994.“Hombres antes que futbolistas” y “al fútbol se juega como se vive” eran sus dos frases preferidas. Como parte de su filosofía de vida, hoy las sigue repitiendo.

Quizás el vasco todavía se acuerda que, al terminar su ciclo como DT de Bolivia en 1994, la gente que había abarrotado las tribunas en su partido de despedida gritaba “¡que se quede el Bigotón!”, tras verlo dar la vuelta olímpica vibrando con la tricolor en sus manos.

Azkargorta se fue e hizo su vida. Hasta que regresó. No para volver a dirigir a la selección, porque sus razones ya eran personales, sin embargo otra vez se puso el buzo verde, aunque ahora para afrontar un ciclo ya no tan exitoso sino todo lo contrario.

Ahora trabaja en Bolívar. Dicho sea de paso, condujo a la Academia a las semifinales de la Copa Libertadores de América más reciente. Llegó hasta ahí cerquita del título y fue otro gran logro deportivo. Y lo hizo justo al lado de los dos hombres —Loayza y Luza, presidente del club y vicepresidente de fútbol celeste— que fueron los primeros bolivianos con los que habló en 1992.

¿Se irá de nuevo “profe”? “Mientras tenga ganas, fuerzas y energía estaré en el fútbol. Y me quedaré a vivir en Bolivia”. Ahora sí, para siempre.

Con ellos escribió lindas páginas

‘Que siga enseñando’: Carlos Borja, exfutbolista

“El mejor recuerdo es la clasificación al Mundial. Espero que siga gozando de mucha salud, que siga enseñando, transmitiendo experiencias, creo que eso es lo importante”.

‘No diferenciaba a nadie’: Carlos Trucco, exfutbolista

“Tengo como recuerdo el cariño con el que nos trataba a todos, no diferenciaba a nadie, éramos iguales. Sus dichos hacían que nos potenciáramos para ser mejores futbolistas”.

‘Lo mejor es la enseñanza’: Milton Melgar, exfutbolista

“El mejor recuerdo es la enseñanza que nos dio en las eliminatorias. Agradecerle las cosas que nos entregó, todo lo que hizo por nosotros. Le deseo lo mejor, que esté bien de salud”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia