Fútbol

Blooming deja grogui a Oriente

El celeste de Blooming tiñó el clásico cruceño número 170 en la historia de la Liga, con dos goles de Hugo Bargas —la figura— que dejaron grogui a Oriente Petrolero (2-1) en la lucha por el título.

Blooming volvió a la senda de la victoria.

Hugo Bargas celebra uno de los goles de Blooming, sus compañeros lo acompañan en el festejo. Foto: La Razón

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

06:26 / 27 de abril de 2015

El celeste de Blooming tiñó el clásico cruceño número 170 en la historia de la Liga, con dos goles de Hugo Bargas —la figura— que dejaron grogui a Oriente Petrolero (2-1) en la lucha por el título.

No debe haber nada peor que quedar casi fuera de alcanzar la corona como consecuencia de una caída ante el rival de toda la vida, y eso le sucedió ayer en el Tahuichi al albiverde. Y no debe existir nada mejor que arruinarle el pastel a ese adversario de siempre, pero además sumar a su costa tres puntos valiosos, que en el caso de Blooming le puede significar su clasificación a un torneo internacional.

De entrada parecía un clásico opaco. Los dos presionaron, no siempre con armas nobles. La primera amarilla fue mostrada por el árbitro Jordán a los 4’, demasiado temprano.

Luego todo eso desembocó en una “diarrea” de tarjetas, entre ellas ¡cinco rojas! A partir del cuarto de hora, Oriente pareció encaminarse al gol con dos llegadas de Áñez, en una su tiro fue a dar al travesaño; en la otra, salió apenas desviado.

La mecha de las emociones ya estaba encendida. Por lesiones hubo dos cambios. Perdió más Oriente en el medio campo con la salida de Meleán que Blooming por la pronta ausencia de Minadevino.

Se suponía que la expulsión de Pablo Salinas (24’), con roja directa por un codazo, iba a mermar al cuadro celeste. Lo que son las cosas: Blooming se metió más en el partido. Y lo resolvió en un dos por tres, con los goles que fueron a la larga los definitivos. La apertura llegó a los 29’ mediante Bargas, notable en la definición tras un pase de Torrico.

Por si fuera poco, el celeste cruceño consiguió el segundo. Raldes le cometió penal a Bargas y éste no se equivocó en el cobro, a los 36’.

Sí, parecía la diferencia demasiado grande como para lo que se veía en la cancha. Menos mal para los orientistas llegó el descuento de Thiago dos Santos (39’), dejando abierto el clásico para la segunda mitad. Pero no ocurrió nada más en cuanto al resultado.

Sí el partido se ensució con las faltas que derivaron en cuatro expulsiones más. Oriente terminó con tres menos y Blooming, con dos. El albiverde puso el toque que requería para empatar. No le convenía para nada perder.

Pudo anotar Mojica, como también Thiago, que se topó con una notable tapada de Suárez. Hubo un ida y vuelta, porque también se salvó Oriente de sufrir el tercero —estuvo en los pies de Bargas y de Villarroel— hasta que se desencajó con la expulsión de Alcides Peña (18’) por dar una patada.

En la recta final, Blooming pudo haber transformado la victoria en goleada. Vaya que falló opciones —sobre todo mediante Gutiérrez—, pero ello no le evitó festejar en grande. Ganar un clásico es así, para celebrarlo de la mejor manera.

Con la caída, el albiverde pierde terreno en las tablas

Oriente Petrolero perdió ayer por doble partida: por una parte, en las posiciones del torneo Clausura, pues no aprovechó la caída del líder Bolívar para acercarse a ese sitial. Por la otra, en la tabla única, en la que The Strongest le pisa los talones. Si la Academia gana el título —todavía el equipo paceño está bien situado, con cinco puntos por delante del segundo—, el mejor premio saldrá de la tabla única (clasificación directa a la fase de grupos de la Copa Libertadores de América 2016).

Oriente sigue a siete unidades del puntero (39 contra 32), y será difícil que ya lo pueda alcanzar en las cuatro jornadas que faltan; mientras que a The Strongest ya solo le lleva tres unidades (74 a 71) en la otra puntuación. El Tigre, encima de todo eso, espera que un fallo le sea favorable del Tribunal de Justicia Deportiva (TJD) de la Liga, que podría otorgarle tres puntos por una impugnación en contra de Petrolero de Yacuiba.

Los atigrados jugarán el miércoles con Nacional Potosí un partido reprogramado e igualarán la cantidad de encuentros del resto. Y el domingo visitarán a Oriente, en el que podría ser un cotejo de verdad clave.

Ayer, fuera de sí algunos jugadores, no se dieron cuenta de que perjudicaron a su equipo, pues el albiverde no podrá contar en tan crucial encuentro de la jornada 19 con Alcides Peña, Danny Bejarano y Yasmani Duk, los tres expulsados.

Para Oriente, perder soga y cabra podría ser tan doloroso como haber caído ayer en el clásico cruceño número 170.

LA FIGURA

El delantero Hugo Bargas fue la pesadilla misma para la defensa orientista. Hizo el primer gol, a él le cometieron la falta penal, que además transformó en el segundo y el de la victoria.

CAMBIOS

Hubo dos cambios que hizo el director técnico de Oriente, David Avilés, que a la gente no le gustaron. Los sacó a Thiago dos Santos y Gualberto Mojica. ¿Por qué los dejó fuera?

EL ÁRBITRO

A José Jordán no le tembló el pulso. Mostrar cinco rojas en un clásico encendido no es poca cosa. Lo mejor de todo es que no se equivocó en ninguna. Hubo reclamos, pero dirigió bien.

¿FUE PENAL?

La pregunta es si hubo penal por infracción de Raldes en contra de Bargas. Que hubo contacto, es cierto, y eso es suficiente. Que el delantero de Blooming exageró, también.

Bargas fue el jugador diferente

Nunca me tenía que haber ido de Blooming, quiero mucho a este club”, dijo emocionado el argentino-francés Hugo Bargas, autor de dos goles, los de la victoria en el clásico cruceño.

Hizo alusión así —en la entrevista que emitió Tigo Sports, dueña de los derechos de la transmisión televisiva—, a cuando decidió marcharse tras su primera vez como jugador, celeste, aunque eso ya quedó en el pasado. Fue el jugador que marcó la diferencia. Hay pocos delanteros como él en nuestro fútbol: atrevido para enfrentar al rival, con buen dominio de la pelota, además hábil y con fuerza.

Con esas virtudes, ayer fue casi incontrolable para la zaga de Oriente. Hizo el primer gol sacándose de encima la marca de Brau dentro el área grande. Terminó bien una jugada de Didí Torrico, que generó el gol con una buena llegada por el sector izquierdo.

Después, Bargas se fue con fuerza, pisó el área de Oriente y fue trabado por Raldes. Hubo penal, aunque con su experiencia logró convencer más al árbitro.

La ejecución a su cargo fue como debe ser, fuerte, asegurando el disparo hacia un palo y engañando al arquero.

“Estoy feliz más que nada porque el grupo ha trabajado duro toda la semana. Estas victorias se consiguen laburando mucho”.

Después agregó que si hubo un equipo que mereció la victoria fue Blooming, “porque fuimos superiores incluso con diez hombres ante un rival muy fuerte”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia