Fútbol

Bolívar, el mejor de Bolivia - Julio Peñaloza Bretel

La Razón / La Paz

02:36 / 13 de abril de 2012

Diego Armando Maradona pudo haber jugado en algún momento con la camiseta celeste, por lo menos unos cuantos partidos de la Copa Libertadores de América. El sueño lo tenía quien fue el más importante de sus presidentes en toda la historia académica, Mario Mercado Vaca Guzmán. Pero eso forma parte de una leyenda urbana. Los celestes celebraron ayer un nuevo aniversario de fundación y están entusiasmados con hacer en el mediano plazo, un club de fútbol con estándares sostenibles de calidad internacional.

El hincha de fútbol suele metamorfosearse en extraño espécimen a la hora de razonar argumentos que vayan más allá del mero fervor que lo conduce a defender sus colores con el cuchillo entre los dientes.  Hace un par de días, un cándido bolivarista puso en el Facebook que su club había empatado diecisiete veces y había ganado en seis oportunidades en condición de visitante en sus participaciones en Copa Libertadores de América. Lo que a ese incondicional y entusiasta seguidor del club paceño le faltó decir  —todo hincha administra la información siempre de manera parcial e interesada—  es que todo eso la Academia del fútbol boliviano lo había conseguido en doscientos partidos, cifra que alcanzó en el encuentro frente a Unión Española  jugado el martes 10 de abril en Chile y en el que salió derrotado (2-1).

Las estadísticas suelen ser gratificantes para quienes están en condiciones de ostentar un nutrido palmarés, pero cuando las cifras dicen que un equipo ha conseguido nada más que un siete por ciento de victorias y un 20 por ciento de empates del total histórico jugado afuera (82 partidos en el exterior), la mención termina en el patético cuadro pintado por quienes ven horizonte donde en realidad existe un muro que podría ser de los lamentos.

No le conviene, por tanto, a nuestro siempre desvencijado fútbol, sea éste de clubes o de selección nacional, ingresar en la arena de los conteos al momento de la retrospectiva histórica, porque cuando en las vitrinas no hay trofeos internacionales significa que más vale optar por el camino de la rememoración de episodios puntuales que llevan al consolador feliz recuerdo como ese partidazo jugado el 12 de marzo del año 2002 en el Hernando Siles en el que Atlético Paranaense del Brasil estaba pulverizando 5-1 a los celestes con Sandy, Sánchez y Lígori haciendo aguas en la línea de fondo, y provocó la ira de los impacientes e inconsecuentes de siempre que se marcharon presurosos del sector de preferencia apenas finalizó la primera etapa, entretiempo que le permitió a Vladimir Soria ajustar tuercas para que su equipo volviera al campo en el que hizo un impresionante segundo tiempo que dio lugar a una in/creíble reacción que permitió poner las cosas 5-5. Anotaron entonces Miguel Mercado, Horacio Chiorazzo en dos oportunidades, Martín Lígori y Julio César Ferreyra cuando al partido nada más le quedaban siete minutos. La alineación bolivarista de aquel partido estuvo conformada por Mauro Machado, Luis Gatty Ribeiro, Marco Antonio Sandy, Martín Lígori, Óscar Sánchez, Percy Colque, Gonzalo Galindo (Horacio Chiorazzo 45´), Rubén Tufiño (Limberg Pizarro 66´), Julio César Ferreyra, Miguel Mercado y Joaquín Botero.  Ese Bolívar era el Bolívar que quisiéramos ver hoy: inflado de orgullo por sus colores, con jugadores de un temperamento combativo que nunca estuvo reñido con la calidad técnica, marca distintiva de su juego.

Dos años y nueve meses más tarde, con una alineación parecida, también comandada por Vladi Soria, Bolívar jugaba la final de la Copa Sudamericana frente a Boca Juniors obteniendo un triunfo por la mínima diferencia con gol de Chiorazzo en La Paz y cayendo 0-2 en La Bombonera.  Así,  el equipo boliviano más copero, el más competitivo internacionalmente, fue en esa oportunidad subcampeón o el primero de los últimos como dirían malintencionadamente sus adversarios, exhibiendo un patrón de juego que no por casualidad lo llevó a semejantes instancias.  El onceno para jugar esa instancia definitoria, comparado con el que produjo el 5-5 frente al Paranaense tuvo la misma base,  con la actuación, además, de Daner Pachi, Ronald García, Limberg Gutiérrez y Róger “Sucha” Suárez.

Estos ejemplos ilustran fehacientemente los valores deportivos y las cualidades de un club que se ha distinguido siempre por una vocación ofensiva sustentada en la prolijidad, la buena organización táctica, pero especialmente las virtudes indiscutibles de sus individualidades desde Víctor Agustín Ugarte hasta Erwin Romero, para mi gusto el mejor futbolista boliviano de todos los tiempos.

Bolívar nació en la década de los 20 y tengo memoria de valores como Arturo Galarza, Mario Rojas, Hernán Cayo, Jesús Herbas, Pastor Achi, Wálter Costa, el fenomenal René Rada que ejecutaba los penales como nadie, Ramiro Blacut, Claudio Coutinho, Eleazar Tercilla y Leonardo Siaccia. Después vendrían Carlos Conrado Jiménez, Pablo Baldivieso, el fenomenal Luis Gregorio Gallo, Ricardo Troncone, Porfirio “Tamayá” Jiménez, Carlos Aragonés, Ovidio Messa, Viviano Lugo, Carlos Borja, Vladimir Soria, Marco Sandy, Fernando Salinas, Jorge Hirano, Carlos Ángel López, Luis Gatty Ribeiro, Joaquín Botero y para mi memoria el mejor volante creativo con ojos en la nuca y una visión total de campo, Julio César Baldivieso. La lista es inacabable, pero éstos son los que recuerdo con nitidez.

Pasan los años y la modernización y el uso del arsenal tecnológico de hoy nos ofrece un panorama hiperprofesionalizado, pero en el caso de Bolívar, para quienes lo miramos con distancia crítica, lo percibimos desangelado y con el fuego extinguido. En función de esta certidumbre desafío a cualquier bolivarista que se respete, a intentar demostrarnos que en su plantilla actual cuenta con algún o algunos valores de la importancia y trascendencia de los que acabo de citar, sin que eso signifique que “el Bolívar” como le llamaba con fruición su prócer Mario Mercado Vaca Guzmán, haya dejado de ser un equipo fundamental dentro de nuestro muy discutible profesionalismo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia