Fútbol

Bolívar celebra dentro de un bus

Tras empatar con Petrolero en Yacuiba tuvo que esperar el desenlace del partido entre The Strongest y Wilster

El delantero de Bolívar, el ecuatoriano Carlos Tenorio, cabecea ante la marca de Camilo Ríos, de Petrolero, ayer en Yacuiba.

El delantero de Bolívar, el ecuatoriano Carlos Tenorio, cabecea ante la marca de Camilo Ríos, de Petrolero, ayer en Yacuiba. Foto: Afka

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

00:00 / 18 de mayo de 2015

Bolívar celebró ayer por segundo domingo seguido la conquista de su vigésimo título liguero, pero esta vez lo hizo dentro de un bus que transportaba a la delegación del estadio a su hotel en Yacuiba, donde solo igualó con Petrolero (1-1). La fiesta se desató cuando en La Paz el árbitro pitó el final de otro empate entre The Strongest y Wilstermann (2-2).

Con esos resultados, ya no quedan dudas acerca de la corona conquistada por la Academia en el torneo Clausura, así al Tigre le favorezca “en mesa” la decisión del Tribunal Superior de Justicia Deportiva (TSJD) de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) por una impugnación y posterior apelación contra Petrolero.

Los celestes pasaron un susto porque al no vencer en Yacuiba, el riesgo de que la Liga les quite el trofeo que les entregó la semana pasada estaba latente, pues a la vez, The Strongest a esa altura de la tarde vencía a Wilster (los dos encuentros se iniciaron con una hora de diferencia).

Bolívar dejó el estadio Federico Ibarra —donde se había encerrado en su vestuario— ni bien el equipo aviador logró el empate en La Paz. Nadie quería aún hacer declaraciones porque le incertidumbre seguía.

En el camino a su hotel, dirigentes, cuerpo técnico y jugadores se enteraron del segundo gol del equipo valluno y del empate atigrado, y siguieron en silencio el relato de los últimos instantes del encuentro en Miraflores.

“¡Somos campeones sin impugnaciones!” empezaron a gritar los futbolistas y los bocinazos del bus que los llevaba comenzaron a sonar por las calles yacuibeñas ni bien en La Paz concluyó el juego. Además trataban de levantar el ánimo del español José Luis Sánchez Capdevila, quien en el partido con Petrolero tuvo en sus pies la posibilidad de convertir el gol de la victoria, pero falló un tiro penal a los 86 minutos

A tan cerca del final, el cuadro celeste no pudo destrabar el empate, a pesar de haberlo buscado sobre todo en el segundo periodo, en el que también la mala fortuna jugó en su contra cuando el otro español, Juan Miguel Callejón, igualmente estrelló el balón en el parante.

El partido comenzó mal para el campeón, que al minuto de juego ya estaba perdiendo. Juan Eduardo Fierro, a los 46 segundos, se encargó de abrir la cuenta a favor de Petrolero.

Fue una primera parte equilibrada, en la que la Academia llegó a la igualdad mediante un autogol del propio Fierro, que en su afán de despejar un centro lanzado desde unos 30 metros por Callejón batió su portería por impedir que Carlos Tenorio cabeceara.

En la segunda parte, Bolívar estuvo más cerca de la victoria, sobre todo con el penal fallado por Sánchez Capdevila.

De manera que tuvo que esperar el “tercer tiempo” —la igualdad en La Paz— para confirmar su título bien ganado.

‘Llegamos campeones y nos vamos campeones’

Jaime Ayllón - La Paz

Llegamos campeones a Yacuiba y nos vamos campeones”, enfatizó el presidente de Bolívar, Guido Loayza, tras confirmarse que su club es el ganador del torneo Clausura de la Liga.

Los celestes esperaron el final del partido en La Paz y recién celebraron, una vez confirmado que son inalcanzables en la tabla de posiciones así The Strongest sea favorecido “en mesa” con tres puntos de una impugnación presentada en contra de Petrolero.

“Siempre fuimos campeones, nadie nos podía alcanzar. Nos sentimos muy contentos por haber terminado bien. Pero no había nada que decir, nosotros estábamos tranquilos, el único que ha ganado en esto, aparte de Bolívar, es el fútbol boliviano, porque entrar con eso de las impugnaciones que no tenían nada que ver con lo que se hizo en la cancha era una total vergüenza. No puede ser que la suerte de un campeonato dependa de cuatro o cinco señores que no tienen nada que ver (en alusión a los miembros del Tribunal Superior de Justicia Deportiva, donde está radicado el asunto), hubiese sido una cosa penosa”.

Ahora “todo está tranquilo, no tenemos ni siquiera que pensar en eso. Nosotros siempre nos sentimos campeones porque creemos que los campeonatos se ganan en cancha”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia