Fútbol

Bolívar cumple una intensa primera jornada

El plantel académico comenzó ayer su pretemporada en Oruro

Trabajo. Lizio cabecea la pelota en el primer entrenamiento.

Trabajo. Lizio cabecea la pelota en el primer entrenamiento.

La Razón / Jaime Ayllón / La Paz

03:13 / 07 de enero de 2012

El primer día de Bolívar en Oruro fue exigente, al menos eso dejaron entrever ayer los jugadores, que sintieron bastante la vuelta al trabajo después de una corta vacación. La primera sesión, por la mañana, duró dos horas y 40 minutos, y se notaba el cansancio en varios de ellos, algunos terminaron “ahogados”.

Con buen ánimo a pesar del esfuerzo, algunos —como Lorgio Álvarez— matizaron con frases como “ya estamos muertos”, en alusión a cómo les cayó la primera carga tras el paréntesis. Fue una intensa sesión de movimientos con balón y una variedad de ejercicios físicos.

Con cara de “ya no más”, el Pícaro José Alfredo Castillo les pedía a los futbolistas de un equipo amateur que esperaba su turno para hacer uso de la cancha, que invadieran la misma para que se terminara el trabajo de Bolívar. Para su mala suerte, cuando se acabó el horario contratado por la Academia, el grupo se fue a un costado de la cancha a continuar su labor en una pista de arenilla, donde se cumplió la parte final de la práctica.

Entre los que pedían “hora” también estaba el golero Romel Quiñónez, que ocurrente se dirigió al encargado del escenario para decirle: “Señor, dígale al profe que ya se cumplió el tiempo”. Los futbolistas ya saben que estos días de pretemporada deberán sacrificarse en la medida en que el cuerpo técnico les exija.

Y eso que todavía no se “estrenaron” en los arenales, donde se prevé que cumplirán la parte más dura de su estadía en Oruro; ayer trabajaron en las canchas del barrio San José (por la mañana) y de la Universidad Tecnológica Boliviana (por la tarde). En la segunda sesión la tarea dominante fue con balón, mientras los arqueros desarrollaron un trabajo aparte.

La pretemporada “es una tarea que no nos gusta hacer, pero hay que aprovecharla al máximo. Es la sobrecarga física más valiosa, es como llenar combustible para un largo recorrido. Además, se tiene buena base en lo físico y eso te da confianza, porque no piensas en lesiones o en el trajín que vas a tener en una temporada exigente”, según el arquero Marcos Argüello.

El asistente técnico Edison Ibarra advirtió que “los muchachos están motivados” y consideró que “no van a sentir mucho el trabajo y el trajín de la pretemporada, porque a su retorno de esta corta vacación constatamos que no descuidaron el cronograma establecido para cada uno en la parte física, lo que significa que no partiremos de cero en este aspecto”.

Durante el receso, cada jugador estaba llamado a cumplir tareas físicas específicas, y por eso no perdieron estado, aunque evidentemente no fue lo mismo que someterse a un duro entrenamiento como el de ayer. “Tenemos que cumplir el trabajo con mucha entrega, además recién empieza, quedan muchos días por delante y hay que hacerlo con conciencia”, agregó Argüello. Para hoy se prevé una labor parecida a la de ayer; mientras que a partir de mañana el grupo entrará en los ejercicios físicos en los arenales orureños.

Tórrez está en período de prueba

Cinco arqueros

Está a prueba en la Academia Christofer Tórrez, un arquero nacido hace 23 años en Estados Unidos y que actuó en el equipo de la Universidad de Pensilvania, de padre boliviano. Con él son cinco los guardametas que trabajan en Oruro. Los otros cuatro: Marcos Argüello, Romel Quiñónez, Diego Zamora y Cristian Salinas.

Un injerto

Jhasmani Campos será sometido hoy, en La Paz, a una cirugía de injerto de piel en el quinto dedo de su mano izquierda, lesionado el año pasado al caerle una pesa. El tratamiento estará a cargo del cirujano plástico Enrique Murillo. Campos y el nuevo delantero, el paraguayo Ever Cantero, se incorporarán el martes a la concentración en Oruro.

Un lugar cómodo

El hotel en el cual está concentrado Bolívar tiene todas las comodidades, además ha cumplido con varios requerimientos de los celestes: cuenta con un gimnasio grande y bien equipado, con modernas máquinas; además, piscina y ambientes en donde los celestes efectúan sus inmersiones en hielo.

Celestes piden cambio en la Copa

Bolívar ha enviado una solicitud a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) para que su primer partido como local en la próxima edición de la Copa Libertadores sea trasladado de fecha, debido a que en principio fue programado para el 21 de febrero, en martes de Carnaval.

La Academia ha pedido adelantar el encuentro para el viernes 17 o en su caso que se lo programe para el miércoles 22 del próximo mes. La Conmebol hizo conocer el fixture según el cual al equipo boliviano le toca jugar en ese feriado, que en La Paz es utilizado para la tradicional ch’alla, por lo que los celestes esgrimen que la fiesta podría ocasionar una baja asistencia.

En esa jornada Bolívar debe recibir en Miraflores al equipo que logre la clasificación en la primera fase, el mexicano Tigres o el chileno Unión Española. A los celestes les hubiera caído bien que ese encuentro se juegue el jueves 23 de febrero, sin embargo para ese día está marcado el partido entre The Strongest y el peruano Juan Áurich en el Hernando Siles.

“Hemos hecho la solicitud y ahora sólo estamos a la espera de la respuesta de la Confederación”, dijo Jorge del Solar, gerente de BAISA, la sociedad anónima que administra a Bolívar. La Academia integra el Grupo 3 de la Copa Libertadores junto con Universidad Católica de Chile, Junior de Barranquilla, de Colombia y el vencedor del la llave 6 de la primera ronda. El plantel celeste debutará en la Copa el 9 de febrero, cuando visite a la Católica. Para ese encuentro ya se han anotado 200 hinchas bolivaristas para viajar a alentar al equipo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos