Fútbol

Bolívar gana, pero con un fútbol poco vistoso

Liga. Salvó el primer tiempo con un gol cerca del final, incluso Guabirá tuvo opciones más claras; en el segundo mejoró y le alcanzó para sumar los tres puntos.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

02:45 / 17 de marzo de 2014

Bolívar jugó mal el primer tiempo, sin ideas ni fútbol, incluso Guabirá tuvo opciones de gol más claras; pero mejoró en el segundo, no gran cosa, y le alcanzó para vencer 2-0, en partido jugado en el Hernando Siles por la décima jornada del torneo Clausura de la Liga.

Los celestes deben tener claro que si pasado mañana Flamengo dispone de las opciones que ayer tuvo y desperdició Guabirá, la pueden pasar muy mal en ese partido por Copa Libertadores; y también que su producción de mitad de cancha para adelante necesita mejorar si la aspiración es ganar.

La Academia, dirigida por primera vez en la Liga por el español Xabier Azkargorta, no tiene que echar al olvido la primera etapa de ayer, en la que salvo un tiro de Miranda, un cabezazo de Pedriel y el gol de Arrascaita producto de una pelota parada, no inquietó mayormente a Guabirá, y debe sacarle tajada a sus errores para que no le vuelva a ocurrir eso de jugar tan lejos del arco rival, tener la pelota pero no saber qué hacer con ella, tirar centros al agua y ser impreciso.

El gol (39’), tras un tiro de esquina servido por Cardozo, el pivoteo de Eguino y el cabezazo de Arrascaita, puso paños fríos a lo mal que estaba Bolívar, que de inmediato se salvó dos veces seguidas, primero tras un remate de Castillo y, luego, un tiro libre de Cabrera.

El propio Diego Cabrera pudo haber emparejado en el séptimo minuto de la segunda parte, Quiñónez se lo impidió, y Bolívar halló luego un mejor juego, empezó a aparecer Arrascaita, fue importante la entrada de Arce y Lizio tuvo espacios más libres.

Aunque de nuevo se salvó del empate —Castillo le pegó desviado—, y Guabirá lo pagó caro porque el equipo académico encontró el segundo tanto (24’) tras un centro de Arrascaita que Pedriel, solo en el centro del área chica, conectó para el 2-0.

A la larga Bolívar pudo hacer el tercero (Lizio falló un penal a los 27’) y el cuarto (Nelson Cabrera cabeceó la pelota al travesaño), aunque esa es otra historia.

El bolivarista no tiene que olvidar que Guabirá le puso difícil, le pudo empatar o incluso ganar, porque sencillamente en determinado momento del partido, el visitante fue más claro en sus ataques, aunque menos efectivo.

El capitán Cardozo aún pasa por un bajón

Ramiro Siles

Rudy Cardozo lució ayer el cintillo de Bolívar ante la ausencia, por lesión, de William Ferreira y Wálter Flores, los habituales capitanes, pero le duró solo el primer tiempo, porque ya no volvió al segundo. En esa etapa tomó la posta Lorgio Álvarez.

El “10” celeste todavía está “peleado” con el buen fútbol, ayer trató de tener participación, se movió en el medio del campo de juego, pero careció de volumen ofensivo, no logró ser desequilibrante como otras veces y ello coincidió con el peor desempeño de Bolívar en el encuentro.

Por decisión de sus compañeros y del técnico Xabier Azkargorta fue nombrado capitán, y eso aplacó un poco la reacción del público, que desde hace unos partidos se agarró con él por haber lanzado (aseguró que fue para regalarla) la camiseta hacia la tribuna de preferencia.

“Me sorprendió la designación, estoy contento y agradecido con mis compañeros y con el entrenador por la confianza que me dieron. Fue la primera vez y, por tanto, una linda experiencia”.

Pasaron los minutos y alguna gente, que le tuvo paciencia al comienzo, comenzó a silbarle cuando la pelota le llegaba a los pies. “Expliqué en su momento lo ocurrido, sin embargo queda uno que otro que sigue silbando. Ya pasará”, sostuvo al respecto.

‘Poco a poco iremos mejorando’, dice el DT

Jaime Ayllón

Poco a poco iremos mejorando”, eso dijo ayer Xabier Azkargorta, técnico de Bolívar, tras dirigir por primera vez a un equipo en el seno de la Liga, en un partido que terminó a favor de la Academia sobre Guabirá (2-0).

Fue el segundo cotejo del vasco en el banquillo celeste, luego de la presentación del miércoles de la anterior semana en Río de Janeiro, donde Bolívar igualó con el Flamengo brasileño por la Copa Libertadores de América.

“El equipo ha trabajado duro y fuerte, quizás nos ha faltado un poquito más de intensidad”.

Azkargorta vio prácticamente todo el partido cerca del terreno de juego, en el sector demarcado para los entrenadores. Lució un traje azul oscuro, una camiseta rosada y todo el tiempo llevó en la mano una botella de agua, que consumía de rato en rato.

La mayor parte del tiempo vio las acciones tranquilo, pero a ratos gritaba, gesticulaba y también reclamaba. De tanto en tanto se le acercaba el asistente técnico Vladimir Soria.

“En determinados momentos jugamos con paciencia, no precipitándonos, movimos la pelota de un lado a otro; pero en la coordinación entre la línea defensiva y los centrocampistas de contención nos faltó en determinados momentos un poquito más de seguridad”.

Bolívar repitió el esquema, usó una línea de tres en el fondo, tal como utilizó en el Maracaná de Río de Janeiro.

“Estoy orgulloso por el esfuerzo que hicieron los jugadores (para adaptarse al ‘dibujo’ táctico). Pero vuelvo a decirles que a veces se le da demasiada importancia a la numeración de los jugadores, cuando lo importante es que los hombres dentro este sistema empiecen a moverse”.

Desde su punto de vista, “hay que ir de a poco generando sociedades dentro del equipo y creando una dinámica que nos dé más automatismos; pero todos los partidos son distintos y cada uno tiene su historia”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia