Fútbol

Bolívar, el líder, la saca barata y se trae un punto

Wilster estrelló la pelota dos veces en el travesaño, en el primer tiempo; en el segundo falló goles que su afición ya cantaba

Óscar Díaz controla el balón ante la mirada de sus compañeros y adversarios ayer en el estadio Félix Capriles.

Óscar Díaz controla el balón ante la mirada de sus compañeros y adversarios ayer en el estadio Félix Capriles. Fernando Cartagena.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

01:12 / 20 de abril de 2015

Si es por cómo fue el segundo tiempo, Bolívar la sacó barata en su visita a Wilstermann y rescató un valioso empate (1-1) del estadio valluno Félix Capriles, porque un punto es un punto si no se puede ganar y sobre todo si se está en las puertas de perder.

La Academia entró a la cancha a sabiendas de que su primer lugar no peligraba, se encontró con un partido difícil —como se presumía—, y le costó sobremanera sacarlo a flote y no perderlo, por tanto el balance no deja de ser favorable pues al menos sumó una unidad que al equipo lo mantiene tranquilo en su lucha por conseguir el bicampeonato.

Fueron dos periodos diferentes y aunque Bolívar abrió la cuenta en el primero, no es que fue superior. Hubo dos cosas que se juntaron: por una parte, el equipo celeste tuvo más la pelota y pasó más tiempo en el territorio contrario, eso le llevó a tener alguna buena chance; por la otra, a Wilster le costó primero controlar al cuadro celeste y luego ser claro en sus ataques, y cuando lo fue se topó por ejemplo con dos pelotas que dieron en el travesaño.

De un tiro libre servido por Callejón —alineado a pesar de que no se entrenó durante toda la semana por un viaje a España, aunque igual demostró su clase y lo valioso que es— llegó el 0-1 a los 42’, la pelota viajó hasta el segundo palo, donde Edemir Rodríguez —que festejó su primer gol en el Clausura— apareció solo y la clavó.

La segunda mitad fue diferente, íntegramente de Wilster —que incluso volvió a su atuendo tradicional dejando uno blanco con el que había comenzado el juego—, y así fue superior en todo: en el control del juego, en la tenencia del esférico, en las acciones ofensivas, en la agresividad y las situaciones de gol. Pero metió solo uno y por fallar tanto más que por los aciertos ya sea del arquero Quiñónez o la defensa rival, es que los tres puntos se le fueron de las manos.

De un lateral largo a los 16’ nació la jugada de la igualdad, pivoteó en el área Díaz y detrás de él llegó Thomaz para meterla. En honor a la verdad, con los palos anotados —que también juegan— y tantas opciones, Wilster se pudo haber llevado un “sabroso” triunfo. Así es el fútbol.

Los datos

La figura

Thomaz Santos no solo hizo el gol del empate. Esa acción fue en realidad un premio a todo lo que corrió en la cancha, a su aporte en el medio creando juego, sobre todo en el segundo periodo.

Lesionado

El delantero ecuatoriano Carlos Tenorio, que tuvo una buena opción de gol, solo jugó 23 minutos, debido a que sufrió un estirón y tuvo que ser reemplazado por Gerardo Yecerotte.

El árbitro

A Alejandro Mancilla le tocó un partido duro, un clásico intensamente jugado, y lo sacó a flote sin cobros que llamaran a la discusión. Dirigió de muy cerca y estuvo siempre preciso.

Volvió Sánchez

José Luis Sánchez Capdevila regresó a la alineación de Bolívar después de 77 días. Todo ese tiempo estuvo en recuperación tras ser operado por una fractura de clavícula. Ya recuperó confianza.

Estaba como para que el puntero fuera goleado

Ramiro Siles

Con tantas opciones claras, no convertir más goles y no ganar un partido es un “pecado”, que Wilster no solo ha cometido en este cotejo, sino en el transcurso del campeonato. No en vano es uno de los equipos con menos tantos en el Clausura, solo 13, lo que significa —tomando encuentra sus 15 partidos— que su promedio es de menos de uno por encuentro.

Ayer pudo hacerle a Bolívar unos cuantos: para empezar, en el primer tiempo estrelló dos pelotas en el travesaño, una cerca de la media hora y la otra en el cuarto minuto de adición. En esa parte no tuvo muchas otras jugadas tan claras. Pero en la segunda mitad, a partir de su actitud para llevarse por delante al rival, generó situaciones como para que el líder del campeonato se llevara una tunda, sin embargo le perdonó —es un decir, lo correcto es que falló en la definición—.

El ingreso de Rodrigo Vargas fue importante, le dio otra fisonomía al ataque, pero al mismo tiempo fue el jugador que más veces falló tantos, incluso algunos ya cantados por la afición. El exdelantero de Bolívar tuvo al menos tres que las desperdició, aparte que Wilster generó otras claras y algunas de ellas no entraron por el mérito de Quiñónez en sus tapadas.

Con la ‘suerte de campeón’

Jaime Ayllón

Bolívar tiene suerte de campeón”, opinó ayer, al término del partido, el delantero de Wilstermann Oscar Díaz, quien recordó que “dos pelotas nuestras pegaron en los palos y además no supimos definir claras situaciones creadas. Lo justo hubiese sido que ganemos”. Por su parte, el entrenador del equipo aviador, el argentino Juan Manuel Llop, sostuvo que a los jugadores celestes “los metimos bajo su arco, pero no supimos definir tantas situaciones”.

Esa es la imagen que dejó Bolívar en el Félix Capriles, aunque el técnico de la Academia, el español Xabier Azkargorta, tuvo otro punto de vista: “Fue un partido muy igualado, los dos equipos tratamos de explotar pelotas a jugada parada. Sabíamos que Wilstermann era un equipo poderoso en el juego aéreo. Hablamos de los saques de Aponte que nos podían hacer daño y así fue el empate de ellos. Fue un partido muy disputado”. Además agregó que la lesión del delantero ecuatoriano Carlos Tenorio “nos trastocó los planes”, pues tuvo que salir a los 23 minutos del primer tiempo.

Para el capitán de la Academia, Wálter Flores, lo importante fue conseguir el punto “que es muy importante porque lo rescatamos ante un rival que juega muy bien. Además, aún dependemos de nosotros mismos”, en procura de llegar al título. Bolívar le saca cinco puntos al segundo en la tabla, The Strongest, también de La Paz.

Tenorio será evaluado hoy

En duda

Una lesión en el abductor dejó fuera del terreno de juego a Carlos Tenorio. El futbolista será evaluado hoy para ver si estará en condiciones de jugar el miércoles ante Nacional Potosí.

De regreso

Bolívar volverá a los entrenamientos hoy por la mañana (10.00) en su estadio de Tembladerani. Ahí serán evaluados médicamente otros jugadores golpeados.

Lo que viene

A la Academia le quedan cuatro cotejos en La Paz —uno ante The Strongest— y dos afuera.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia