Fútbol

Bolívar palidece ante el ‘colero’ Sport Boys

La Academia sigue mirando de arriba en la tabla, pero quizás en vez de ganar con toda comodidad el campeonato, ahora tenga que poner las barbas en remojo en las últimas cuatro jornadas. Partidos tan flojos como el del primer hubo pocos, y no es la primera vez que Bolívar, el casi campeón, protagoniza algo así.

Callejón (centro), de Bolívar, trata de escaparse a la marca de Rosauro Rivero y otro defensor del equipo local. Foto: Fernando Cartagena

Callejón (centro), de Bolívar, trata de escaparse a la marca de Rosauro Rivero y otro defensor del equipo local. Foto: Fernando Cartagena

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles

02:40 / 27 de abril de 2015

Que el “colero” le gane al puntero se ha dado muchas veces y se repitió ayer con el triunfo de Sport Boys sobre Bolívar (3-2) en Warnes, en un final apasionante de un partido con poca jerarquía, y en el que el líder del campeonato mostró todo lo débil que puede ser. Bolívar empató dos veces y ninguna la supo cuidar, se dejó vencer por un aguerrido equipo cuyo mérito fue no cesar hasta salirse —con méritos— con la suya.

La Academia sigue mirando de arriba en la tabla, pero quizás en vez de ganar con toda comodidad el campeonato, ahora tenga que poner las barbas en remojo en las últimas cuatro jornadas. Partidos tan flojos como el del primer hubo pocos, y no es la primera vez que Bolívar, el casi campeón, protagoniza algo así. No es lógico, además, que el “colero” lo hubiera superado en varios pasajes e incluso en situaciones de gol. Cierto: Bolívar dominó los primeros minutos y hasta hubo un gol anulado a José Luis Sánchez Capdevila por supuesta posición adelantada que no existió.

Pero de ahí en más el principal protagonista fue el equipo que lucha por no descender. Quiñónez, el arquero de Bolívar, tapó un disparo de Barrios, en la jugada de mayor peligro que generó el equipo local. La segunda mitad fue distinta por los cinco goles. Fernández — con un lujoso taco— abrió la cuenta a los 2’. Bolívar, que no hallaba el camino, empató casi de casualidad a los 22’ mediante Miranda luego de una falla defensiva de Sport.

Luego, el equipo paceño tuvo más talla y mejoró, pero el que hizo el segundo (38’) fue su rival, con Ovejero, de cabeza, ganándoles a los centrales. De nuevo empató Bolívar — dos minutos después—, luego de un centro de tiro libre que cabeceó Cabrera. Podría pensarse que el empate al menos estaba en sus manos y que en los últimos instantes, haciendo uso de su talla de líder, iba a ir por la victoria. Sin embargo, un minuto después, una jugada de Ovejero le permitió a Castillo poner el tercero, hacer delirar a su gente, y demostrar que cuando los equipos entran a la cancha, no hay primero ni último. Como diría Azkargorta: “es aquí y ahora”.

Si es campeón no será por ganar en Santa Cruz

Si Bolívar gana el bicampeonato (ya fue vencedor del Apertura y va por el Clausura de la temporada) no será por haber logrado puntos en Santa Cruz como lo hizo hasta ahora en otras partes del país, porque en ese departamento le fue mal: tres visitas y tres derrotas.

La Academia continúa como el más firme aspirante a ganar la corona (tiene 39 puntos), pero ahora la diferencia sobre el segundo ya no es tanta, a falta de cuatro jornadas para que concluya, y tomando en cuenta que uno de los que le persigue, The Strongest, tiene un partido menos.

Haciendo caso a circunstancias adecuadas a la situación de uno y otro, la Academia debió habérselo “comido” a Sport Boys, pero jugó buen rato como si al frente estuviera un equipo de mayor fuste. Está bien, hay que respetarlos a todos, pero de ahí a no hacerles nada…

Lo cierto es que perdió por tercera vez en Santa Cruz en este campeonato: el 22 de febrero, Blooming le había quitado el in- victo ganándole 1-0. Luego, el 22 de marzo, Oriente Petrolero le metió tres (3-0); y ayer recibió otros tres, esta vez del “colero” Sport Boys (3-2). Dicho sea de paso, Bolívar si- gue sin ganar en Warnes, donde en cuatro encuentros, perdió tres veces y empató una.

¿Quién fue peor? ¿El asistente o Bolívar?

El árbitro asistente Róger Orellana le hizo meter la pata más de una vez al árbitro Álvaro Campos, cobrando posiciones adelantadas inexistentes, una de ellas frustró un gol de Bolívar, convertido por José Luis Sánchez Capdevila.

De eso se agarraron una parte de los celestes para justificar la derrota sufrida ayer en Warnes ante el “colero” Sport Boys. “El equipo se vio muy afectado por el (árbitro) asistente en dos jugadas en las que Callejón y Capdevila estaban bien habilitados”, se quejó el técnico de la Academia, Xabier Azkargorta.

Fue más duro el arquero de Bolívar, Romel Quiñónez, a pesar de que era el futbolista ubicado más lejos de las jugadas. “Parece que los árbitros nos quisieran cagar, porque nos anularon dos goles legítimos y eso al final nos perjudicó. Todos deberíamos estar festejando”, dijo.

“La verdad es que con las posiciones adelantadas nos complicaron. Creo que no las hubo. No sé, parece que algunos árbitros no quisieran que ganemos, no sé”, agregó el buen golero.

Más allá de esos errores, también fueron gruesos los que cometió Bolívar en general. Por una parte, por plantear tímidamente el partido cuando era el llamado a ir a buscar la victoria; por otra, por cometer errores que los propios académicos reconocieron.

En el primer gol (Fernández se dio el lujo de hacer un taco), pidieron posición adelantada que no había; en el segundo, Ovejero, sin ser muy grande, les ganó en el salto a los dos centrales; y, en el tercero, el propio Ovejero ganó en la corrida a los celestes poniendo un centro para la solitaria llegada de Castillo.

“Son goles que no deberían llegarnos”, sostuvo Azkargorta. “Son desatenciones que nos cuestan caro”, opinó, por su par- te, el capitán de la Academia, el volante Wálter Flores. “Seguimos ahí arriba, aunque tenemos que apretar un poquito más”, sostuvo el DT.

 

El líder del Clausura tiene descanso

LIBRE. La delegación de Bolívar retornó ayer de Santa Cruz de inmediato. El cuerpo técnico decidió dar descanso hoy a los jugadores. Las prácticas se reanudarán mañana.

EL VIERNES. El próximo rival de la Academia es Blooming, con el que jugará en día feriado, el viernes 1 de mayo (Día del Trabajo) en el estadio Siles.

AL QUIRÓFANO. El jugador de Bolívar Jaime Arrascaita será intervenido quirúrgicamente hoy por rotura de meniscos de la rodilla izquierda. Se perderá el resto del campeonato.

CORTO. “Estamos sin delanteros, tenemos un plantel corto”, opinó Azkargorta.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia