Fútbol

‘El Bolívar está vivo y fuerte’

Un 19 de diciembre como hoy, hace cuatro años (2007), Guido Loayza y Marcelo Claure ganaban en solitario las elecciones y asumían la copresidencia de Bolívar.

Juramento. Pocos días después de haber sido elegidos, Guido Loayza y su directorio fueron posesionados. Desde entonces han pasado cuatro años y la gestión llega a su fin.

Juramento. Pocos días después de haber sido elegidos, Guido Loayza y su directorio fueron posesionados. Desde entonces han pasado cuatro años y la gestión llega a su fin. Foto: Archivo Pedro Laguna

La Razón / Jaime Ayllón - La Paz

00:09 / 19 de diciembre de 2011

Empezaba lo que ellos llamaron la “Operación Centenario”, aunque para llegar a sus 100 años a la Academia le falta recorrer aún largo trecho; más bien se daba inicio a la “reconstrucción” del club, sumido en una profunda crisis institucional y económica causada, según señalan los dirigentes de hoy, por el anterior directorio que presidía el fallecido Mauro Cuéllar.

Meses antes de esa elección un puñado de dirigentes había ido al “rescate” del club, provocando la salida de Cuéllar y dando lugar a una presidencia de transición al mando de Mario Lara, que no duró más que el tiempo necesario para convocar a otras elecciones y permitir la llegada de Loayza y Claure.

En ese ínterin la dirigencia hizo los ajustes necesarios a su estatuto para permitir la copresidencia, que fue temporal porque después de unos meses Loayza se quedó como solitario presidente del club y Claure pasó a ser el presidente de Bolívar Administración e Inversiones SA (BAISA), la sociedad anónima que administra al club desde hace cuatro años, con un contrato por 20 años en total.

Al cabo de la primera gestión —que tendrá su continuación de cuatro años más con Loayza— los celestes pueden decir que, en lo institucional, han puesto en orden la casa, salvando a la entidad de la quiebra y convirtiéndola en una de las instituciones deportivas más sólidas del país, gracias a los aportes millonarios de BAISA a través de Claure.

A la hora del balance, Loayza sostiene  que “en estos cuatro años que transcurrieron hemos hecho cosas importantes: Haber cumplido nuestra promesa de evitar que Bolívar se muera, el Bolívar  está vivo, fuerte y mirando al futuro.

Lo segundo ha sido tener el coraje de cambiar las estructuras y hacer la sociedad con BAISA, que fue un paso trascendental, aunque muchísima gente aún no le entiende ni sabe acerca de las relaciones que hay entre el club y la sociedad anónima.

Lo tercero fue poder lograr que Marcelo Claure llegue al Bolívar y no se hubiese cansado como mucha gente predecía, al contrario, que este más entusiasmado y aquello es importante porque Marcelo es uno de los empresarios más importante del mundo.

Asimismo, creo que hemos traído también a nivel dirigencial a una nueva camada de gente, y así como estamos formando jugadores, también estamos formando dirigentes, por lo que tenemos una abanico muy amplio, pensando en que los jóvenes sean los fogoneros para empujar el carro con gente capaz y comprometida, con ideas, con proyectos y con trabajo”.  

Loayza dice que se hubiera hecho más, sin embargo “fueron cuatro años que hemos pasado más afrontando problemas legales y económicos dejados por la gestión anterior. Por ello, creo que es el momento de trabajar en serio, porque trabajamos tan apurados que lo hicimos sin planificación y muy a la rápida”.

Desde el quinto año —según Loayza—se podrá hacer de Bolívar “un gran producto”.

Otros cuatro que ‘marcarán época’

Las próximas elecciones en Bolívar están programadas para el 12 de enero y en ellas  Guido Loayza será reelegido por otros cuatro años, al no haber un contendor.

Según el presidente celeste, que espera que “el bolivarismo” le apoye una vez más, la idea es que los próximos cuatro años, que serán los últimos de él en la dirigencia, “no sean por estar sino que marquen época”.

A nivel institucional, dentro de la próxima gestión se prevé la construcción total del edificio Mario Mercado, cuyas obras comenzaron hace poco en los terrenos donde antes estaba el Gran Centro.

BAISA tiene proyectadas otras obras, como un estadio, aunque ello todavía no está definido.En lo deportivo, el primer objetivo —según Loayza— es lograr que el equipo trascienda a nivel internacional, y la primera prueba de fuego será la Copa Libertadores 2011, que va a ser  un poco la medida  para saber dónde estamos y cómo estamos creciendo”. De lo que era a lo  que es hoyEn quiebraLas auditorías determinaron que el club estaba en quiebra. Había un déficit acumulado entre 2001 y 2007 de más de cincuenta y cuatro millones de bolivianos.HipotecasEl Gran Centro Mario Mercado estaba hipotecado por diferentes montos y pesaban sobre el inmueble varias anotaciones preventivas. Algo parecido ocurría con el estadio de Tembladerani.JugadoresAntes de iniciarse la “gestión Cuéllar” Bolívar tenía casi 30 jugadores propios. Cuando a finales de 2007 asumió el nuevo directorio habían sólo cinco pases. ReingenieríaEl cambio de administración del club le ha permitido dejar atrás sus mayores problemas. Tras pagar una serie de obligaciones se están efectuando inversiones millonarias en infraestructura y proyectos deportivos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia