Fútbol

¿Por qué Bolivia no ha vuelto a salir campeona?

Han pasado 49 años desde la única vez que la selección nacional dio la vuelta olímpica en un torneo internacional. No hubo ningún otro logro de ese ‘calibre’

Histórico. Partido en Guayaquil, en 1993, allí Bolivia aseguró su clasificación al Mundial de Estados Unidos.

Histórico. Partido en Guayaquil, en 1993, allí Bolivia aseguró su clasificación al Mundial de Estados Unidos.

La Razón / Marcos Bonilla / La Paz

01:09 / 30 de marzo de 2012

Mañana se cumplirán 49 años de la conquista del Campeonato Sudamericano de Fútbol de 1963 —que se jugó en La Paz y Cochabamba—, el único título obtenido por la selección boliviana mayor a nivel internacional. Eso significa que hace casi medio siglo que Bolivia no gana nada.

Hubo otras —muy contadas— alegrías de nuestro fútbol, como la clasificación al Mundial de Estados Unidos 1994 tras una brillante actuación en la eliminatorias sudamericana del año anterior; y el subcampeonato de 1997 en la Copa América, que también tuvo como sede el país. Pero ninguna es comparable con la corona sudamericana.

No hubo más alegrías; todo lo contrario, las frustraciones fueron sumando año tras año.  ¿Cuáles son los motivos para que nunca más Bolivia hubiera logrado un título?

Tres exjugadores, representativos de cada una de esas selecciones nacionales exitosas, tratan de hallar las respuestas: Wilfredo Camacho, campeón y capitán de la selección de 1963; Carlos Fernando Borja, uno de los capitanes de la selección nacional en la eliminatorias del 93 y el Mundial de Estados Unidos 94; y Marco Antonio Sandy, valuarte defensivo del equipo del 97 y también jugador mundialista

Los tres coinciden en que la falta de trabajo efectivo en divisiones inferiores y la ausencia de planificación de parte de la dirigencia, son los motivos principales para sumar fracasos. También, que el éxito de esas selecciones, más que de gracias a un trabajo planificado previo se debió a las buenas camadas de jugadores, que permitieron la formación de “grandes” selecciones.

El tema de la mala planificación y el trabajo estructural es tan antiguo como ese único título. El discurso se repite después de cada participación de la selección mayor, como también a nivel de equipos juveniles cuando no se consiguen los objetivos.

Tras los fracasos, ya sea en Copa América, eliminatorias, u otros torneos internacionales, entonces las esferas dirigenciales del fútbol boliviano se acuerdan que para tener éxitos se debe trabajar en divisiones inferiores, hacer labores de base, la estructura o lo que quiera llamarse, pero todo eso queda en el olvido días o semanas después.

Don Willy Camacho cree que es muy difícil que en el futuro inmediato se puedan repetir los éxitos, “yo quisiera que estos logros se hagan cada cuatro años o por lo menos cada diez; pero lastimosamente no se ve ninguna perspectiva”.

Al margen del trabajo de base que “es donde realmente se debe dar una mayor capacitación”, cree que “tanto el estado como la empresa privada deberían darle mayor apoyo al fútbol”.

Lamenta que al margen del trabajo que debe realizar la dirigencia, hayan “bajado de nivel de competencia” las escuelas de fútbol que de manera independiente en el pasado se encargaron de la formación de los jóvenes valores. “El gran problema es que no hay un programa claro de trabajo de nuestro fútbol”.

A Carlos Borja le cuesta creer que “en prácticamente 50 años Bolivia solamente haya conseguido un título, gracias al trabajo de los campeones del 63, a la capacidad de su técnico, de la conjunción de equipo, y sobre todo el compromiso con la camiseta, un compromiso que paulatinamente se ha venido perdiendo en los últimos años”.

Falta visión. El exjugador de Bolívar también expresa que la seguidilla de fracasos ocurre “porque la dirigencia perdió la visión de lo que es el trabajo por el fútbol, por el desarrollo de divisiones inferiores, por campeonatos competitivos y sobre todo un trabajo honesto. Creo que ahí la dirigencia perdió totalmente el rumbo y estamos continuamente cayendo más. Yo me pregunto: ¿hay más fondo todavía para nuestro fútbol?, ¿hay más fondo en dónde caer?

Si es así “que ocurra lo antes posible, para que finalmente podamos levantarnos y empezar con un fútbol competitivo, con divisiones inferiores altamente trabajadas, sólidas, equipos de fútbol sólidos institucionalmente, dirigentes con otra visión, de trabajo por el fútbol. Situaciones que no están actualmente dentro del contexto del fútbol boliviano de hoy”.

Marco Sandy, por su parte, cree que el mal momento se debe a que “no tenemos un trabajo de base integral, la competencia que tienen nuestros jóvenes es muy poca con relación a la que tienen países vecinos. A un chico en Bolivia, de 18 años, todavía le falta muchísimo para poder estar a un nivel de primera. En cambio en los otros países chicos con 17, 18 años ya están con un roce internacional grande, están al nivel de estar jugando tranquilamente en una liga de Primera División. Ese es un factor importante que nos demuestra que el no tener una planificación adecuada en cuanto a formación, torneos, competencias y roce internacional, nos lleva a estar muy atrás”.

La opinión de:

Willy Camacho: ‘Se debe apoyar la masificación’

Hoy en día se están contruyendo muchos campos deportivos, y eso es muy necesario para la masificación del fútbol.Además, hoy más que nunca deberían hacer esos campeonatos departamentales para sacar gente, capacitar a los técnicos, para que así pueda mejorar nuestro fútbol.

Carlos Borja: ‘Falta capacitar a los técnicos’

La carencia de buenos técnicos es criticable. Está bien que uno haya sido un buen jugador; pero a ello hay que  agregar manejo de grupo, psicología, liderazgo, motivación, en fin, conocimientos que se aprende a través de cursos, entonces tenemos que preocuparnos de capacitar a nuestros técnicos.

Marco Sandy: ‘Aquí sólo se ve lo urgente’

Nunca se piensa en lo importante, porque en nuestro país solamente se ve lo urgente. Esa es la diferencia con otros países, pues no hay competencia ni roce, menos el roce internacional. Pero (a los dirigentes) no les interesa nada de lo que realmente se necesita, son otros los intereses que tienen.

El poco éxito obtenido se debe a la aparición de buenas ‘camadas’

El éxito de 1963, y posteriormente el buen papel en las eliminatorias mundialistas de 93 y la Copa América de 97, se debió al trabajo previo antes de jugar esas competencias y a la buena camada de futbolistas que surgieron en el país en esas épocas, que no ha vuelto a repetirse.

Sandy apunta a que “más que una buena planificación, esas dos selecciones tuvieron éxito por una aparición de jugadores de muy buena capacidad, no solamente técnica, sino también psicológica y mental, donde cualquiera podía ser titular”.

Pone como ejemplo que Ramiro Castillo, uno de los “grandes” jugadores de nuestro fútbol, era suplente en el equipo mundialista y también en el de la Copa América “porque se juntó a un conglomerado de jugadores con mucha capacidad”.

Borja dice que en 1993 y 1997 fue el mismo equipo, “con muy buenos futbolistas”, y por eso “otros grandes se quedaron fuera”. Castillo, además de Marco Etcheverry por la grave lesión que tuvo, o Jaime Moreno, eran suplentes en la selección mundialista. Y hubo otros notables como Jhonny Villaroel que “ni siquiera fueron al Mundial”.

“En cambio ahora es difícil dejar afuera a un buen jugador, es más, estamos en la búsqueda de buenos futbolistas para nuestra selección. Eso patentiza el mal trabajo de la dirigencia en divisiones inferiores, que se ha perdido la visión, el rumbo y sólo están pendientes de participar como dirigentes de una Federación”.

Desde su punto de vista, “ninguna institución que dirige nuestro fútbol está cumpliendo su rol, las asociaciones que supuestamente deberían ser las que nutran de jugadores, no sacan futbolistas, no trabajan con divisiones inferiores.La Liga que debería tener un fútbol competitivo bien organizado, tampoco cumple, y la Federación sólo es un ente de representación internacional”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia