Fútbol

Botero, el goleador prepara su despedida

Quiere jugar una temporada más, pero si no se vincula a ningún club, se despedirá del fútbol

Delantero. Joaquín Botero cuando era jugador de San José de Oruro.

Delantero. Joaquín Botero cuando era jugador de San José de Oruro. Pedro Laguna-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga, Jaime Ayllón / La Paz

01:49 / 15 de agosto de 2014

Joaquín Botero, un histórico del fútbol boliviano, prepara su despedida de las canchas. El máximo goleador de la selección nacional con 20 conquistas no tiene equipo para jugar en la Liga y adelantó que si hasta el 22 de septiembre —día en que se cerrará el libro de pases de la Federación Boliviana de Fútbol— no arregla su vinculación a alguna entidad, pasará al retiro.

Su época de mayor esplendor pasó en Bolívar, donde en 2002 anotó 49 goles y fue el goleador mundial de la gestión en un club de primera división y recibió un premio de la Federación Internacional de Historia y Estadística (IFFHS). Ese registro es el mayor de un futbolista en la historia de la Liga desde su creación en 1977, y parece poco probable que sea superado.

Cumplirá en diciembre 37 años (10 de diciembre de 1977) y asegura que en su mente está jugar una temporada más. “Si no hay nada, habrá que retirarse del fútbol activo, quería militar un año más en Sport Boys y retirarme, pero no se dio. Entonces hay que evaluar y creo que llegó el momento de dejar la práctica activa”, dijo desde Santa cruz, donde estableció su residencia.

En un repaso de su trayectoria tiene un lugar especial la camiseta de la selección nacional, dejó su huella al convertirse en el mayor anotador de la historia. Su mejor momento lo vivió el 1 de abril de 2009, al anotar tres conquistas en la goleada 6-1 sobre Argentina en el estadio Hernando Siles. Un mes y medio después el goleador anunció que ese fue su último cotejo con la Verde.

“Esa tarde fue la más grata en mi carrera, también los 49 goles que hice en el Bolívar campeón de 2002. En el exterior desarrollé mi mejor juego en los Pumas de México, salí campeón y llegué hasta la final de la Copa Sudamericana contra Boca Juniors en 2005”.

A ratos piensa como exfutbolista. “Voy a pensar cuándo y cómo vamos a organizar la despedida, habrá tiempo para ello. Me siento tranquilo, el fútbol me dio mucho, pero también yo le devolví en la misma cantidad con varias jornadas de alegría para los hinchas. Me siento tranquilo por lo que hice, creo que lo único que quedó pendiente fue no clasificar a la Copa del Mundo”.

Vuelve al presente y señala que, por si acaso algún club se fija en él, realiza labor física individual, aunque sabe muy bien que necesita una intensa labor de pretemporada con supervisión profesional. “Quiero terminar mi carrera de la mejor manera, pero no surge nada hasta ahora”. 

Como sucede en la vida tuvo también bajas, no le fue bien en San Lorenzo de Argentina y en  Atlético Táchira de Venezuela. En el club de Buenos Aires apenas jugó, no fue tomado en cuenta y decidió rescindir en 2007, el mismo panorama vivió en canchas  “llaneras”. Bolívar lo repatrió, estuvo unos meses y aceptó la oferta para marcharse a Correcaminos de la segunda división, donde su producción no se acercó a lo mostrado años anteriores en Pumas.

Siguió su transitar y aceptó las millonarias propuestas de Al Arabi de Kuwait y el Henan Construction de China. Luego de estar casi un año sin actividad San José lo llevó a Oruro en 2011 y un año después se fue a Sport Boys, en el que estuvo hasta mayo de este año.

Los jugadores suelen decir que el fútbol les dio muchos amigos, el “camello”, como lo llaman sus más íntimos, no es la excepción y su lista la encabeza Luis Ribeiro. El también exjugador, que ayudó a Universitario de Pando a subir a la Liga, fue su mejor socio en  Bolívar y también en la selección. Se conocían de memoria, sin necesidad de verse uno ya sabía dónde estaba el otro.

“Mi mejor amigo es Luis Ribeiro,  pero también me quiero acordar de los técnicos, para mí los que macaron mi carrera fueron Jorge Habegger, Luis Orozco y Vladimir Soria. El primero me hizo debutar a nivel profesional, los últimos me dieron el apoyo que necesita todo jugador”.

Antes de su estreno como profesional en1998 estuvo en Municipal, al que también le agarró cariño y lamenta su desaparición. Pasaron 15 años y percibe que  nada cambió. “No avanzamos nada desde que yo empecé, seguimos en lo mismo, no hay trabajo. Antes salían jugadores de instituciones que formaban como la Academia Tahuichi Aguilera o clubes que daban opciones como Municipal o Chaco. Sin ellos es difícil”.

Lo descubrió el ‘profe’ Abdul

R. Sempértegui

Un detalle que quizá mucha gente no sabía es que Joaquín Botero antes de ser futbolista practicaba básquetbol, que le apasionaba. Pero Abdul Aramayo, el descubridor y formador de talentos de Bolívar, le hizo interesar por el fútbol y no se equivocó.

Recuerda que en los primeros entrenamientos de la Academia pedía jugar de arquero. “Cuando me vio tocar la pelota con los pies me sacó del arco y me dijo que iba a ser delantero. Ese mismo día empezó a pulir mis condiciones. Don Abdul me encaminó en esta profesión”.

Jamás se imaginó que estaba comenzando una carrera prolífica en goles hasta convertirse en el mayor referente goleador de la selección nacional con 20 anotaciones, cuatro más que el “Maestro” Víctor Agustín Ugarte (16), considerado el mejor jugador de todos los tiempos.

De acuerdo con los registros extraoficiales, el atacante estuvo en el fútbol competitivo durante 16 temporadas desde 1998, con un par de pausas en los últimos años porque decidió no jugar pese a tener ofertas. En Bolívar estuvo hasta 2003, para luego dar un salto gigante al fútbol mexicano, donde lo recibió Pumas. Luego siguió por Argentina, Venezuela, Kuwait, China y regresó otra vez al país.

Una marca que tiene para rato

Selección

Se retiró de la selección con 20 goles, relegó al segundo lugar en esa tabla a Víctor Agustín Ugarte (16). Luego están Erwin Sánchez, Carlos Aragonés y Julio Baldivieso (15). El delantero en actividad que lo escolta es Marcelo Martins (12). Hizo tres “hat tricks”, a Colombia y Argentina por Eliminatorias y a Haití en un amistoso.

Temporadas

En la Liga boliviana actuó durante 12 temporadas, tiempo en el que lució tres casacas: en Bolívar marcó 147 goles, en San José 8 y en Sport Boys 5. Su mejor producción fue en la Academia de 2002 con 49 conquistas. Por esa producción recibió una distinción de la Federación Internacional de Historia y Estadísticas.

En el exterior

Al margen de su paso por San Lorenzo, Pumas, Correcaminos y Atlético Táchira el goleador militó en dos clubes más del exterior: Al Arabi de Kuwait y en el Henun Construction de China.

Títulos

Con la camiseta de Bolívar celebró tres títulos en los campeonatos de 1996, 1997 y 2002. Con Pumas dio dos vueltas olímpicas y fue subcampeón de la Copa Sudamericana de 2005, en la final el cuadro mexicano cayó frente a Boca Juniors de Argentina.

Los clubes del goleador

Selección boliviana

Jugó 48 partidos con la Verde y marcó 20 goles, es el mayor anotador de la historia. Su último cotejo fue el 6-1 sobre Argentina en 2009, anotó tres tantos, uno de penal.

Bolívar

Estuvo de 1998 a 2003 y marcó 147 goles en la Liga. En Copa Libertadores suma seis conquistas (tres en 2002 y otras tres en la edición del año siguiente).

San José

Luego de un año sin jugar aceptó la propuesta del club de Oruro en 2011. Jugó solo media temporada y contribuyó con ocho coquistas.

Sport Boys

Fue su delantero mediático para el ascenso del club de Warnes a la Liga en 2013. No jugó mucho, apenas anotó cinco tantos.

Pumas

En 80 partidos marcó 21 goles. Fue campeón dos veces, jugó la final de la Sudamericana 2005. Un año antes enfrentó al Real Madrid por el Trofeo Santiago Bernabeu.

Deportivo Táchira

Llegó al conjunto venezolano en la temporada 2007, no estuvo mucho tiempo, jugó poco y no pudo festejar con la camiseta del club venezolano.

Correcaminos

Llegó al club de la segunda división mexicana y de acuerdo con los registros de la entidad marcó 10 goles en dos  torneos.

San Lorenzo de Almagro

No la pasó bien en el club de Buenos Aires, al que llegó con gran cartel desde Pumas. Jugó apenas 229 minutos y no marcó goles.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia