Fútbol

Campeones desde chicos

Perú logra el título sin ser la selección favorita. El secreto no es otro que la atención a las divisiones menores

Los juveniles peruanos, con el trofeo en medio, festejan la conquista del título del sudamericano tras derrotar en la final a Colombia.

Los juveniles peruanos, con el trofeo en medio, festejan la conquista del título del sudamericano tras derrotar en la final a Colombia. Foto: Eduardo Schwartzberg

La Razón (Edición Impresa) / Rafael Sempértegui / Santa Cruz

00:00 / 02 de diciembre de 2013

El sábado por la noche el fútbol peruano logró un histórico título sudamericano en la categoría Sub-15, certamen en el que las habituales potencias de la región, como Argentina, Brasil y Uruguay, quedaron sin nada.

La sexta edición del torneo se llevó a cabo en Bolivia. A la final llegaron Perú y Colombia, y los peruanos se impusieron por 1-0 para alzar el trofeo.

El tercer lugar fue para Argentina, que derrotó —también el sábado, ambos encuentros en el estadio Tahuichi Aguilera— a Chile (2-1).

¿Cuál fue la receta para este primer título del equipo peruano? Según el entrenador, Juan José Oré, en ese país hay atención y apoyo a los proyectos, además la creencia de que a los chichos hay que prepararlos desde esa edad.

“El proceso en general duró dos años, desde que seleccionamos en todo el país a un grupo mucho más numeroso para luego encarar la recta final, con el grupo elegido, que duró unos ocho meses. Jugamos muchos partidos internacionales y también con equipos mayores que nos exigieron al máximo”, contó el DT.

Tras seleccionar al mejor elemento, hubo trabajos específicos en la parte física y técnica. Los peruanos no tenían nada que envidiar en cuanto a envergadura a otros seleccionados, eso por la buena preparación.

Perú obtuvo el título de campeón en condición de invicto; ganó la primera fase (cuatro partidos) en Tarija y después se impuso tanto en la semifinal como en la final.

Oré contó que los clubes profesionales en Perú están obligados a tener divisiones menores, a partir de los 11 años; pero que eso no basta, sino que se les da competencia y se les hace un seguimiento permanente.

“No basta con decir ‘tenemos divisiones menores’, sino que se debe seguir un proceso, un seguimiento y trabajar más. Y de ahora en adelante, este título logrado por Perú no debe ser un espejismo, tenemos que seguir en esa misma línea”.

Oré destacó como otro factor importante el apoyo de los padres de familia, que a veces sacrifican el estudio de los hijos para que se preparen casi a tiempo completo y eso es una exigencia no muy fácil de decidir.

La base del seleccionado campeón proviene de los clubes San Martín de Porres y Sporting Cristal.

“Nuestras selecciones juveniles participaron en cuatro torneos y en todos lograron acceder a una segunda etapa. En 2013 demostramos que, con un poco más de preparación, las selecciones juveniles pueden mejorar sus producciones y darle una mejor calidad al fútbol peruano”.

El seleccionado Sub-20 peruano que participó en el torneo Juventud de América estuvo a un punto de ir al Mundial de Turquía, dejando en el camino a Brasil; en el caso del Sub-17 se anotó al hexagonal final, aunque no logró llegar al podio. Además, en los Juegos Bolivarianos, la Sub-18 fue medalla de bronce.

Gana invicto, tras seis partidos

Campaña

Perú obtuvo la corona sin ninguna derrota. En primera fase venció a Bolivia, Paraguay y Ecuador,   e igualó con Argentina. En semifinales se impuso a Chile y en la final, a Colombia.

Ibérico hace ocho tantos y nace un goleador

El Sudamericano Sub-15 en Bolivia no sólo consagró a Perú como campeón del torneo, sino que también descubrió a un nuevo goleador, el delantero peruano Luis Ibérico, quien con ocho tantos fue el máximo anotador del certamen.

Proveniente de las divisiones inferiores de la Universidad San Martín de Porres —que aporta con varios futbolistas menores de 15 años—, superó al colombiano Edward Bolaños, quien fue segundo con cinco tantos.

Ibérico le marcó dos goles a Bolivia, uno a Ecuador, dos a Argentina, dos a Chile y uno a Colombia en el partido final.

“Soy el goleador del campeonato y justo hice el tanto que nos dio el título, gracias al buen juego de todos mis compañeros y al buen toque que tuvimos. Me siento alegre y muy orgulloso por lo que logré. No pensé en salir goleador, lo más importante era campeonar y lo logramos”.

Hace tres años que está en San Martín, aunque es hincha de Universitario de Deportes.

Su sueño ahora es lograr ascender a la reserva de San Martín y luego saltar a Primera División. “Me propongo trabajar con mayor esfuerzo, humildad y seguir jugando lo mejor posible, porque quiero hacerlo a gran nivel. Le dedico este éxito a mi familia, a mis padres que siempre están conmigo y a todas las personas que me quieren”.

Colombia da ‘suprema importancia’

Quien no planta una semilla, tampoco puede esperar cosechar. Nosotros, en Colombia, a esta clase de categorías le damos suprema importancia porque son la base para el futuro”, según el dirigente Álvaro González.

En ese país se disputan campeonatos nacionales en categorías menores en los 32 departamentos. “Hacemos esos torneos desde las categorías Sub-15 y así subiendo poco a poco. Incluso en el área femenina ocurre lo mismo cada año, buscando talentos”.

Los torneos juveniles se llevan a cabo a nivel de departamentos y también con los clubes de Primera y Segunda División, que alcanzan a unos 160 equipos, lo que mueve a más de un millar de jugadores, con torneos que comienzan en febrero y terminan en diciembre, para de esa manera tener de donde elegir.

“Precisamente este domingo en Bogotá se iba a jugar la gran final del campeonato prejuvenil Sub- 17 entre Deportivo Cali y Academia de Bogotá. Los dirigentes debemos prestar atención a las divisiones menores. Es la manera para apostar por el futuro, todos tienen que apoyar”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia