Fútbol

Campos es baja cuatro semanas

Fue sometido a una nueva intervención quirúrgica. Los médicos recomiendan que no tenga contacto físico. No estará en los primeros lances del Clausura

Campos. El futbolista de la Academia debe cuidarse para eludir las complicaciones posteriores.

Campos. El futbolista de la Academia debe cuidarse para eludir las complicaciones posteriores.

La Razón / Jaime Ayllón / La Paz

03:58 / 10 de enero de 2012

El volante Jhasmani Campos podrá entrenarse, pero está prohibido de tener contacto físico, es decir está impedido de practicar fútbol durante las próximas cuatro semanas, lo que significa que se perderá los primeros partidos de Bolívar en el torneo Clausura de la Liga. Campos, que fue sometido a una nueva cirugía del quinto dedo de su mano izquierda, necesita cuidarse sobremanera para no correr el riesgo de perder este dedo, en el que hace seis meses sufrió una grave lesión al caerle una pesa de 20 kilos.

El futbolista será autorizado para jugar —si todo marcha bien— sólo unos cinco días antes del debut celeste en la Copa Libertadores de América frente al chileno Universidad Católica. Los médicos Gerardo Murillo y Jorge Terrazas le practicaron una nueva cirugía al mediocampista académico, a quien le hicieron una cobertura para estabilizar los fragmentos óseos del dedo. El viernes, Campos se sometió a la nueva intervención en la Clínica del Sur y ayer a mediodía ya fue dado de alta.

Según dio a entender el traumatólogo que atendió el caso, el doctor Terrazas, no existió un cuidado adecuado en el proceso postoperatorio, luego de la operación a la que fue sometido en Chile, y por eso se tuvo que practicar recién una nueva cirugía. “Hace seis meses yo había manifestado que se debía tener mucho cuidado con la cobertura cutánea de la piel y con el defecto óseo que existía en el quinto dedo, de manera que correspondía cuidados especiales para obtener los resultados satisfactorios”.

Sin embargo, “lamentablemente no se obtuvo una adecuada cobertura cutánea en la intervención que le realizaron en Chile. A mí no me gusta hablar mal, por ello aclaro que el principio básico de cobertura cutánea para cualquier lesión traumática a nivel de la mano es importante, por tanto no ha tenido resultado lo que le hicieron en Santiago”.  Antes de la nueva operación, el futbolista presentaba “un defecto de cobertura de la piel, lo que promovía lamentablemente a una exposición de hueso”.

Terrazas explicó que en Chile le colocaron “un hueso sintético asociado a un injerto de hueso que le habían sacado a nivel de la muñeca, pero le reiteró que si no tenemos una buena regeneración de la piel, cualquier cosa que hagamos no tendrá un buen resultado”. De acuerdo con el especialista “el paciente está con seis meses de evolución y no hay resultados”, por ello “tuvimos que realizar una cirugía de emergencia o de urgencia porque había la necesidad de buscar el equilibrio del hueso”.

El doctor Terrazas explicó que “se le hizo una operación en la cual se recicló todo el tejido óseo que estaba desestabilizado del injerto, que no había consolidado, y el injerto sintético que le habían colocado tampoco se había integrado, entonces ya  seis meses después es muy difícil intentar hacer lo que se había planificado a principio o inicialmente, por ello fue una cirugía de salvataje para preservar el quinto dedo y no tener que adoptar un procedimiento más radical”.

Agregó que durante la operación fue removido ese “tejido no revitalizado para promover una estabilidad ósea, cosa que no tenía en ese momento”; y, por último, “cerrar el dedo, porque encontramos un dedo inestable en sus fragmentos óseos”. Toda esa explicación fue hecha a los dirigentes del Bolívar y al propio jugador, con la recomendación que se debe tener un cuidado especial para que las consecuencias no sean graves.

“Los dirigentes del Bolívar le dan todo su apoyo a Jhasmani, ellos hicieron y decidieron lo que en su momento pensaban que era lo mejor para el jugador. Le dieron todo su apoyo logístico y sicológico, y ello hay que resaltar, no lo descuidaron”. De acuerdo con Terrazas, Campos “puede realizar trabajo de pretemporada o físico, pero debe tener restricciones, no tener contacto físico o con el balón” durante esas cuatro semanas.

Se perderá tres partidos

Controles

Terrazas explicó que Campos debe estar bien controlado para no sufrir complicaciones, por lo delicado de su caso. “Mañana (por hoy) vamos a realizar la curación respectiva junto con el doctor Gerardo Murillo, que es cirujano plático, y vamos a evaluar continuamente la marcha del proceso”.

Trabajo

Una vez que se someta a revisión en el curso de hoy, Campos definirá, junto con los médicos, si se incorpora de inmediato a la pretemporada que Bolívar cumple en Oruro, adonde viajaría mañana.

Por la Liga

Bolívar no podrá contar con Campos en sus primeros tres encuentros del Clausura liguero: contra Real Potosí (21 de este mes), ante Aurora (2 de febrero) y frente a Blooming (5 de febrero).

Cuatro semanas

El tiempo que debe evitar contacto físico corre desde ayer. Significa que se cumpliría el 6 de febrero, tres días antes del debut en la Copa.

Si no se cuida, puede perder el quinto dedo

“Es la última chance que tiene el futbolista”, dijo ayer el médico Jorge Terrazas, en clara alusión a que si Campos no se cuida y el dedo no sana, lo perderá definitivamente. Fue claro al indicar que “esta chance la tiene que aprovechar, porque después de esto, si se le complica, será muy difícil poder resolver otro problema”. Tras la operación que tuvo en Chile, el dedo del jugador no hizo callo, continuó expuesto y por eso Campos seguía sintiendo molestias.

“Debe tener una restricción de cuatro semanas para no tener contacto físico, porque en este momento estamos estabilizando los fragmentos óseos y ellos tienen que integrarse”, recalcó el galeno. Puso de manifiesto que para que el proceso llegue a buen puerto se necesitan “uno o dos meses, sin embargo, para que pueda integrarse a la actividad deportiva serán cuatro semanas, en las cuales se formará un callo que le va a proteger de cualquier contacto o caída”.

Tras ser operado en Santiago de Chile, luego de algunas semanas Campos volvió al fútbol, aunque no logró mostrar la plenitud de sus condiciones, presumiblemente porque tenía molestias y estaba afectado aún en lo sicológico por el accidente sufrido. “Felizmente no hubo una infección. Lo internamos durante tres días porque al estar expuesto el hueso hubo una contaminación, ahora la herida está cerrada, no expuesta está mucho mejor, pero no está demás tomar las previsiones del caso”, dijo Terrazas.   

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia