Fútbol

Carlos Aragonés: ‘Quiero hacer otras cosas por el fútbol’

Figura. Uno de los más notables futbolistas bolivianos de la historia se ha convertido en director deportivo de Oriente.

La Razón / Rafael Sempértegui / La Paz

00:00 / 12 de marzo de 2012

Carlos Aragonés regresó al fútbol, pero ahora como director deportivo, un cargo nuevo en el país, porque sólo Bolívar y ahora Oriente Petrolero son los clubes que tienen a una persona que sirve de nexo entre el primer plantel, las divisiones inferiores, los cuerpos técnicos y la dirigencia.

— ¿Por qué se animó a este cambio?

— Por el proyecto, porque hay interés de la dirigencia en trabajar con un director deportivo con actividades a corto y largo plazo. Lo primero que estoy haciendo es darle una atención permanente a las necesidades del cuerpo técnico, soy el enlace entre club, jugadores y entrenadores, y mantengo todo eso coordinado.

— ¿Es algo para usted?

— No pensé que me iba a seducir tanto, lo vivo con mucha pasión como cuando fui jugador y técnico. Es diferente, pero sigo con la misma intensidad, quiero hacer otras cosas por el fútbol, comenzar a trabajar diferente. Siempre fui un hombre de ideas, de luchar por algo para que los clubes sean distintos.

— ¿Por qué Oriente se animó a contratar a un cuerpo técnico grande con varios profesionales?

— Porque estamos trabajando con todas las divisiones del club. Estamos unificando criterios de entrenamiento, tenemos dos preparadores físicos de primer nivel, dos kinesiólogos, dos médicos y también hemos incorporado a una nutricionista.

Con los chicos de divisiones inferiores aplicaremos una filosofía de trabajo para la formación física, pues se detectó que en las divisiones menores no se trabaja bien, ninguna categoría tiene preparador físico, allí radica el gran problema del fútbol boliviano. Nuestros preparadores bajarán a todas las categorías para formar jugadores que lleguen en buenas condiciones al primer equipo.

¿En lo futbolístico, todos los equipos tendrán la misma identidad?

— No necesariamente. A los jóvenes hay que darles cultura táctica, deben saber todos los sistemas de juego para aplicarlos de acuerdo con un partido, y así, cuando lleguen a Primera, no tengan problemas.

La parte mental también hay que trabajarla, para ello contamos con el apoyo de la Universidad del Fútbol, con el aporte profesional de Javier Peralta. En la parte médica por primera vez estamos elaborando una base de datos de los jugadores de las categorías menores: peso, porcentaje de grasa y estatura, todos esos detalles.

— ¿A qué apuntan?

— Vamos a lanzar la “casa albiverde” para tener a los talentos cerca del club. Hay chicos que tienen condiciones técnicas, pero con deficiencias de alimentación. El club se ocupará de ellos, tendrán una nutricionista, en el recinto tendrán descanso y colegio. Los chicos seleccionados formarán el futuro de Oriente. Estoy avanzando poco a poco, la idea es que unos 15 chicos vivan en el club con todas las comodidades para entrenarse y educarse.

— ¿Oriente tiene presupuesto para todo eso?

— Espero que la economía de Oriente solvente esta idea. Se está diseñando el presupuesto, la dirigencia está trabajando en ello. Estos días los arquitectos ya están trabajando en algunos lugares de la sede, en su remodelación acorde con un club grande. Estamos viendo cómo hacer que la sede sirva para la parte administrativa y deportiva.

— ¿Qué prioridades tiene para el primer plantel?

Se implementará un comedor para que todo el plantel acuda allí, los jugadores tienen que comer en el club, a algunos se les subvencionará todo, a otros un porcentaje. Hay gente del interior o del exterior que llega a la entidad y su alimentación no es la adecuada.

Aparte, una vez por semana los futbolistas van a la Universidad del Fútbol, allí reciben charlas de preparación en elementos básicos, porque como personas también deben organizarse en la manera de manejar su economía. El futbolista es una empresa que debe cuidarse, se debe invertir en él.

— ¿Usted tiene participación en la parte táctica?

— No. Erwin Sánchez maneja todo ese detalle. Cuando estuvimos en la selección se comentó mucho que yo incidía en la parte táctica. Quien conoce a Erwin sabe que no es así. Los dos somos hombres de fútbol y lo comentamos, también somos entrenadores, pero cada uno cumple con su rol. Mañana el técnico me pedirá un jugador con algunas características y yo voy a tener que buscar uno. En decisiones del DT tiene autonomía, yo soy director deportivo. Veo los partidos desde arriba como le corresponde a un director deportivo, quiero que se distinga muy bien mi cargo.

— ¿Por qué la selección no tiene un director deportivo?

— A la Federación Boliviana de Fútbol fui quien   le presentó el proyecto de    coordinador de selecciones, trabajar con todos, pero por esas disputas que hay a nivel dirigencial no tuve el terreno para hacer el trabajo que había planificado y proyectado. Por un montón de factores que no quiero mencionar, me quedé con la selección absoluta, me vincularon como asistente técnico y no en el área que había proyectado.

— Ese cargo no hay ahora…

— Para que vea la gente, lo que en su momento propuse ahora la dirigencia lo dejó de lado. Muchas veces se confunde y se dice que es el encargado de la logística, yo lo hacía por la necesidad que había. Quería hacer un trabajo de base, llevar a la selección a la gente, proyectarla desde otro punto de vista, al final quedé como si fuera el asistente encargado de contratar canchas y hoteles, lo hacía porque no había quien lo haga y porque tenía tiempo.En el fondo otra era mi misión, pero tuve que hacer otras cosas.

— ¿Así es muy difícil pensar en llegar al Mundial?

— Es muy difícil mientras no trabajemos en los clubes de forma diferente. Quienes potencian las selecciones son los clubes, si no trabajan adecuadamente la selección se resiente.

La FBF no prepara jugadores, selecciona a los futbolistas; su preparación para ser atletas profesionales se debe dar en los clubes, ellos tiene que cambiar su mentalidad, invertir de verdad.

Nos va mal y decimos lo mismo, por una semana nos desgarramos las vestiduras y decimos que hay que trabajar en divisiones inferiores. Nadie piensa en que los clubes son la mina de oro y para trabajar en ellos se necesita inversión.

— ¿Qué piensa de los partidos de junio contra Chile y Paraguay?

— Son partidos bisagra, los resultados determinarán si la selección puede pelear la clasificación. La competencia es muy difícil y creo que esos dos partidos son determinantes.

Si los resultados no son buenos, hay que cambiar de inmediato el chip y pensar en 2018, no podemos seguir con el mismo discurso, el cambio debe ser inmediato.

El fútbol es su pasión de siempre

Jugador

Como futbolista se caracterizaba por el toque rápido, la precisión en los remates y un cabezazo certero. Se destacó en Bolívar. También jugó en Brasil.

En la selección

Como jugador también integró la selección nacional. Es uno de los goleadores históricos —el tercero— con 15 tantos en 31 partidos de la Verde.

Entrenador

Entre los años 2000 y 2001, Carlos Aragonés fue seleccionador, dirigió un total de 22 partidos. Con carácter previo, fue asistente en otros cuerpos técnicos del equipo boliviano.

Perfil

Nombre: Carlos Aragonés Espinoza.

Fecha de nacimiento: 16 de febrero de 1956.

Cargo: Es director deportivo de Oriente Petrolero.

Fue notable jugador de Bolívar y de la selección, y técnico de Blooming, Real Santa Cruz, The Strongest, Oriente, Wilstermann, Bolívar (con varios fue campeón), además de seleccionador.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia