Fútbol

Carlos Borja: ‘Debe ser el más equilibrado y sereno’

Fue el capitán más exitoso en la historia de la Liga

Saludo. Fernando Navarro Montoya, de Boca, junto a Carlos Borja, de Bolívar.

Saludo. Fernando Navarro Montoya, de Boca, junto a Carlos Borja, de Bolívar. La Razón-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Rafael Sempértegui / La Paz

01:30 / 31 de octubre de 2014

Dos décadas en Bolívar, de las cuales llevó el cintillo de capitán durante 16 años, tiempo en el que recibió y levantó el trofeo de campeón de la Liga en 11 ocasiones. Además, Carlos Borja mantuvo ese privilegio en diversos equipos que reunía a grandes figuras nacionales y del extranjero, por ello aún le llaman el ‘capitán bolivarista de todos los tiempos’.

— ¿Qué significó llevar el cintillo de capitán en Bolívar?

— Fue un honor y la respuesta a mi compromiso con el club. Estuve durante dos décadas en Bolívar y creo que fui un trabajador más en el equipo, pero con mucha disciplina, con entrega y con bastante identificación hacia la institución y sus colores.

— ¿Qué hacía el capitán en sus épocas de jugador?

— Era el encargado de llegar a los jugadores cuando así lo ameritaba la situación. Tenía, por ejemplo, que negociar los premios y también era un poco el que podía ver la situación de los compañeros más allá de lo deportivo, porque estaba adentro y sabía sobre lo que pasaba con muchos.

— Usted no era de esos jugadores hormonales o temperamentales...

— Un capitán debe ser el más equilibrado y sereno del grupo. También puede ser un motivador, alguien que transmite respeto en todas las instancias.

— En su época, ¿cómo se elegían a los capitanes?

— Era una decisión mayoritariamente del director técnico, aunque luego se vio necesario hablar con gran parte de los jugadores para que opinaran, y eso fue positivo, porque se logró involucrar a todos en la decisión.

— ¿Un capitán puede decirle al DT cómo está el resto del plantel dentro de la cancha?

— Seguro, porque el jugador que está dentro de la cancha tiene mejor visión y en el camarín puede ayudar a ver cómo está, si un jugador está mal en lo físico, en la técnica o en lo moral.

— ¿Usted qué les decía a sus compañeros de equipo?

— Les decía que era importante consustanciarnos con nuestra profesión. Creo que siempre he sido de esas personas que habla con el grupo y de alentar, porque la unidad es la mayor fuerza que puede tener un equipo, aunque carezca de talento.

— ¿En Bolívar le tocó momentos más felices que difíciles?

— Muchos más momentos felices, porque desde la dirigencia había planificación y proyección y creo haber sido un privilegiado porque me tocó vivir una época que se puede decir de oro, por la cantidad de resultados positivos logrados. Alcé 11 trofeos de campeón en la Liga, no sé si ese es un récord.

— ¿El capitán puede dirigir al grupo solo y sin apoyo?

— No, pienso que tiene que crear algunas sociedades con gente positiva, comprometida y con solvencia moral, para de esa manera jalar al resto hacia un bien común, que el grupo sea el beneficiado.

— ¿Puede citar a algunos otros grandes capitanes?

— Vladimir Soria fue un gran capitán, por su conducta, disciplina y el compromiso para con una entidad como Bolívar.

— ¿Y en la selección?

— Estuve muchos años como capitán, pero lo más grato fue haber sido el capitán del Mundial, sobre todo en el partido inaugural en el que nos tocó jugar frente a Alemania, en 1994.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia