Fútbol

Carlos Leonel Trucco

Carlos Trucco se conmueve cada vez que le hablan de Bolivia y de la histórica clasificación al Mundial de 1994

Carlos Leonel Trucco

Carlos Leonel Trucco

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

02:10 / 16 de junio de 2014

Desde México, donde reside hace varios años (trabaja en el  Pachuca, donde fue jugador), Carlos Leonel Trucco, el arquero de la selección nacional que jugó el Mundial de Estados Unidos, se emociona cuando habla del estreno de Bolivia en esa cita; de paso se ilusiona con que la selección vuelva a jugar un torneo de esa naturaleza.

— ¿Qué recuerdas de la apertura del Mundial de Estados Unidos en 1994?

— El día que se inauguró el Mundial de Brasil (el anterior jueves) analizaba la parte futbolística con los chicos de comunicación de la Universidad del Fútbol que tiene el Pachuca y me hacían esa pregunta; pero les dije que por favor no me la hicieran, pues no quería contestar; es que se me pone la piel de gallina, recuerdo cosas que no quiero. Lamentablemente el tiempo pasa y ese recuerdo  es cada vez más lejano.

— ¿No te insistieron?

— Les conté que de 1994 me acuerdo que estábamos haciendo el calentamiento debajo de la tribuna, la mitad hacia la izquierda fue ocupada por Alemania y al otro lado nosotros. Me crucé con Bodo Illgner (entonces arquero alemán), y le hice un jueguito, estaba con Sepp Maier, un histórico.Esta historia siempre la conté: Milton Melgar se sacó la camiseta como para impresionar al rival, fue algo lindo. Xabier (Azkargorta) nos había pedido a los experimentados que hiciéramos algo para que reaccionaran todos  y Carlos Aragonés también. Me acuerdo de eso y digo: hay que hacer un click porque quiero ver que otros chicos vivan eso, ya es el momento.

— Cuando viste que brasileños y croatas entraron a la cancha el otro día para el debut, ¿qué pensaste?

— Es bien complicado. Hay que sacarse la presión de encima, más cuando eres local. A Brasil  le cayó el gol en contra y todo se vino abajo, aparte Croacia estaba bien parada en la cancha, presionaba para contrarrestar y que su rival se sintiera incómodo.

Vi lo mismo que nos pasó cuando nosotros nos enfrentamos a equipos brasileños, a ellos les regalan cosas. ¿El penal? Nada que ver, y en la jugada que saltan y se la sacan la pelota a Julio Cesar, tampoco. Si uno va a la letra clara del reglamento, en ningún lado dice que al arquero no lo pueden cargar en pelotas divididas. Son cosas normales, pero que no son normales.

— ¿Qué significa haber jugado el Mundial de Estados Unidos?

— No se compara con nada. Hablaba con mi esposa (Mónica) y vimos que hay que fijarse en los jugadores, hay que ver cuáles son los titulares. Es un grupo selecto que no tiene precio. Donde voy siempre recuerdan a Etcheverry, a Sánchez, me dicen el equipo titular de Bolivia, todos saben quiénes fueron mis compañeros y eso es por haber participado en una justa mundialista.

Y ni hablar de Xabier Azkargorta, porque cuando él viene a México todos lo reconocen y se acuerdan de lo que hizo en el Mundial. Estar ahí no se compara con nada, es algo impagable.

—¿Cómo amaneció la selección el día del debut?

— Cerca de las 00.00 del día previo a Brasil 2014 me preguntaron “cómo estarán brasileños y croatas”, y les dije que sonriendo, sin dormir, como nosotros estábamos en 1994. El día previo ya jugábamos el partido. Faltaban horas, pero parecía que estábamos en la cancha.

—¿Recuerdas qué hiciste para estar tranquilo?

— Relajarme y dormir, pero tenía una sonrisa que nadie me la podía quitar. Todos nos ayudaron a estar ahí, ustedes eran nuestro papá y nosotros los hijos que teníamos que sacar buena nota en el colegio, y esa buena nota fue la clasificación.

—¿Qué hay que hacer para volver a clasificar?

—Trabajar tranquilos y desarrollar el fútbol desde las bases. Veo que el destino de Bolivia está cambiando, pero Bolivia carece en la parte física, es lamentable ver eso. Cuando jugaba era igual, es que los futbolistas quieren, pero no se comprometen al 100% en el día a día. Parece duro pero son cosas que deben cambiar, no tengo la verdad, es mi opinión.

Los chicos deben prepararse y presionar a los del presente, técnicamente son iguales o superiores a cualquiera.En Pachuca hace 20 años que  apostamos a la parte física, a  trabajar metodológicamente para que las curvas de rendimiento sean las acordes. Los resultados vienen por los métodos de trabajo, no hay una  verdad absoluta.

— ¿Nos podría ir mejor?

— Por supuesto, estoy escribiendo algunas cosas que hacíamos en ese tiempo y las voy a publicar. Esas premisas las aplicamos en Pachuca, ese desarrollo del fútbol me dio satisfacciones y triunfos. Opino que de experiencias adquiridas se sacan buenos resultados, el fútbol es aprender y luego replicar lo que te dejan tus maestros. Me acuerdo de Azkargorta, de Jorge Habegger y del actual técnico de Costa Rica, Jorge Luis Pinto, son profesionales que te marcan. Sería lindo volver a vivir esa alegría.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia