Fútbol

Carlos Trucco, da cátedra en Pachuca

El exarquero cuenta algo del día a día de esa entidad del estado mexicano de Hidalgo, que vive días de fiesta porque la noche del miércoles pasado el Pachuca se coronó campeón de la Liga de Campeones de la Concacaf

Trucco, primero de la derecha, junto a colegas en México

Trucco, primero de la derecha, junto a colegas en México Foto: Carlos Trucco

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

22:33 / 02 de mayo de 2017

Carlos Leonel Trucco reside en México desde hace 23 años. Se fue después de jugar con Bolivia el Mundial de Fútbol de Estados Unidos 1994, aún como golero. Y desde hace más de 10 trabaja en la Dirección de Capacitación y Desarrollo del Fútbol del Grupo Pachuca, un moderno modelo de organización deportiva, social y económica que hasta los grandes clubes de Europa envidian.

Creció tanto el grupo que hasta la Universidad de Harvard invitó a sus principales ejecutivos a dar charlas sobre la forma de administración que no solo abarca al club de fútbol, sino que también tiene fuerte impacto en el área social con altos estándares de educación inicial y formación profesional en sus aulas.

El exarquero cuenta algo del día a día de esa entidad del estado mexicano de Hidalgo, que vive días de fiesta porque la noche del miércoles pasado el Pachuca se coronó campeón de la Liga de Campeones de la Concacaf, torneo similar a la Copa Libertadores de América, y aseguró su participación en el Mundial de Clubes de la FIFA, que se realizará en diciembre próximo en los Emiratos Árabes. Será su cuarta presencia en ese certamen luego de las de 2007, 2008 y 2010.

— ¿Cómo vive el Pachuca este éxito más reciente?

— Es una parte importante y un desafío a la vez, porque ninguno de los clubes mexicanos que fue al Mundial de Clubes pudo lograr esa Copa. Pachuca también lo ha intentado antes y ahora iremos por cuarta vez.

— ¿Cómo estás, Carlos?

— Con satisfacción plena, porque además (el mexicano) Óscar “Conejo” Pérez, que tiene 44 años y es nuestro arquero en el torneo local, se va a retirar luego de que en diciembre juegue el Mundial. Es una alegría también para mí porque trabajamos mucho y muy bien con los arqueros desde chicos. Hoy me siento orgulloso por el trabajo que hacemos, porque soy del gremio.

— ¿Cómo es el Pachuca?

— Siempre está sacando jugadores. Pachuca es un equipo corto, con 13 o 14 futbolistas de primer nivel, presta a otros clubes que juegan en el ascenso. También al León, Mineros de Zacatecas, Everton de Chile y Talleres de Córdoba, así generamos entre todos.

— ¿Cuál es la labor que cumples en el grupo Pachuca?

— Me dedico más a la parte académica. La deportiva la dejé porque de viejito uno debe dedicarse a otras cosas (sonríe).

Pachuca es la entidad principal del  grupo de empresas alrededor del fútbol, somos más de 3.600 empleados entre universidad, clínicas, restaurantes y equipos. El grupo es exitoso en todo momento. También trabajo como analista de partidos del Pachuca para la televisión, lo hago en Claro Sports.

— ¿El Pachuca tiene el modelo que otros deberían seguir?

— Hasta viene gente de Europa a ver cómo trabajamos. El modelo de negocios es fuerte con Jesús Martínez, uno de los dueños y socios, y también está Carlos Slim, una de las personas más ricas del mundo.

Martínez presentó en la Universidad de Harvard (Estados Unidos) el formato de trabajo del Grupo Pachuca, que no es solo una actividad en Centroamérica, viene gente de Brasil, Argentina y Chile de forma asidua a ver cómo lo hacemos.

También vino gente de Bolívar, Guido Loayza, el presidente del club estuvo por acá y no podía entender todas las cosas que había. Fue esa vez de los partidos contra León. También estaba (el técnico) Xabier Azkargorta.

Reclutamos jugadores desde los 10 años, tenemos una casa club que es como un hotel de cuatro estrellas en el que viven los chicos, son 27 hectáreas de instalaciones en donde viven, se desarrollan y se entrenan. Es un complejo deportivo inmenso.

— ¿Estás en el Pachuca desde que se creó el grupo?

— Aun antes. Andrés Fassi, actual presidente de Talleres de Córdoba, me trajo después del Mundial de 1994. Me hablaba de una universidad, de otras cosas que tenía en mente, era un visionario. Un año después se juntó con Jesús Martínez y empezaron la construcción.

— ¿Cómo se desarrolla la actividad deportiva?

— La venta de jugadores la reinvierten en negocios, no se tiran la plata como otros equipos, la vuelven infraestructura. Gente de Europa no entiende cómo tenemos tantas cosas, la verdad es que hay que darse una vuelta por todo esto. Es que cuando uno habla o presume no alcanza para que el que escucha se imagine lo que es realmente.

El éxito es que hay gente que conoce de fútbol, y los empresarios los dejan a cargo de todo.

— ¿Por qué nunca más te fuiste del Pachuca?

— Es que mi familia siempre se quedó aquí, ese es un punto de referencia. Cuando me quedaba sin trabajo me volvían a colocar en el puesto que dejaba. Salí a otros clubes como Zelaya y Veracruz y era para jugar y agarrar más experiencia, para conocer otras cosas de instituciones.

Cuando fui a dirigir la selección me dijeron que vaya a apoyar a Bolivia y a aprender lo que es una eliminatoria y regresé, lo mismo sucedió con Wilstermann, aquí hay esa apertura.

— ¿Qué función desarrollas en la parte académica?

— Hace más de 10 años que llevo la Dirección de Capacitación y Desarrollo del Fútbol.

En este momento estamos armando la Universidad del Fútbol virtual, haciendo los sistemas de aprendizaje para subir a la web para que los 80.000 chicos que tenemos en nuestras escuelas puedan estudiar en línea. Aquí hay educación primaria, secundaria, licenciaturas, doctorados y diplomados.

— ¿Dictas clases?

— Tengo a mi cargo cursos, porque conozco mucho de fútbol. También trabajé en la Comisión Nacional de Deportes de México, que es la encargada de la asistencia a Juegos Olímpicos. Me tocó hacer los manuales y cartillas junto con un grupo de expertos, ahí también estoy aprendiendo. Tengo mucho contacto en cursos con la Federación de fútbol en cuanto a planeamiento y ejecución de cursos.

En la universidad del grupo me mandan a chicos que hacen prácticas y servicios profesionales, son los estudiantes que hacen su tesis y buscan a alguien relacionado con el fútbol para que los dirija y acompañe en el armado y defensa de su trabajo. Tengo muchos alumnos a quienes les fue bien y eso también es motivo de satisfacción.

— ¿Qué actividad cumples en la televisión?

— En redes sociales vi a chicos que trabajaron conmigo que ponían sus diplomas y que empezaban la vida laboral en licenciatura en educación física y comunicación; como trabajé con ellos, me dieron la posibilidad de meterme en los medios, tengo un programa semanal de una hora los martes por la noche.

Los días de partidos salgo en Claro Sports, hermano de Fox Sports México, es del mismo dueño que tiene una parte de acciones en el Pachuca. Soy analista del juego de los partidos de local, lo hago como apoyo de la casa. Para los partidos de visitante no cuentan conmigo porque no quiero viajar mucho. Es que ya estoy grande.

— ¿Para muchos debe ser un sueño este presente?

— Es lindo, porque aprendes en el día a día. Viene mucha gente a hacer recorridos y a veces no se puede trabajar porque debes explicar lo que haces.

Aquí el cliente y los visitantes son más importantes que las cosas que debes hacer en el día. Lo tuyo lo acabas después porque los visitantes vienen para compartir, para que les expreses lo que tú haces.

Los vestidores del club en el estadio Hidalgo son abiertos, no tienen puertas, los patrocinadores y los chicos comparten espacios. Los jugadores van a los eventos sociales porque lo más importante es la sociedad.

— ¿Sobre qué pilares trabaja el Pachuca en formación?

— Social-académica, porque todos estudian deporte, negocios y cultura. Todos van de la mano. En caso de un futbolista puede devolver la inversión si llega a primera, mientras que en la parte social como profesional debe servir a la sociedad. Decimos que para poder crecer deben crecer los demás, es así que habrá mejor competencia. Por ejemplo, en Bolivia si no crece The Strongest no lo hace Bolívar y los otros clubes también se quedan y, entonces, no se hace un mejor fútbol.

— ¿Es nuevo este modelo?

— Es más viejo que la injusticia. Se puede hacer. Qué placer es ver la cancha llena con un rival que te hace frente. Aquí en las tribunas todos están mezclados, no es como en Sudamérica, porque el fútbol es espectáculo, no pasión desmedida.

Perfil

Nombre: Carlos Leonel Trucco Medina.

Fecha de nacimiento: 11 de agosto de 1957, en Córdoba, Argentina.

Exarquero, formó parte de la selección en el Mundial de Estados Unidos 1994. Radica en México. Trabaja en la Dirección de Desarrollo y Capacitación Futbolística del Grupo Pachuca.

‘Azkargorta volverá’

Por la red social de Twitter, Carlos Trucco se enteró de que Xabier Azkargorta no es más director técnico de Sport Boys. No oculta su tristeza, dada la estrecha relación de amistad que formó desde que ambos coincidieron en el exitoso grupo de la selección que se clasificó a la Copa del Mundo de Estados Unidos 1994.

Pero también asegura que el “Vasco” regresará a la conducción técnica y lo hará con fuerza porque “Bolivia y el fútbol lo necesitan”.

Es uno de los exfutbolistas con los que más dialoga el entrenador, quien con frecuencia apela a su cuenta en la red social Twitter para destacar y dar valor al trabajo que realiza Trucco en México.

El exgolero también reproduce la mayoría de reflexiones que el Vasco sube a la red internet.

En varias oportunidades, el entrenador estuvo en seminarios y dictó conferencias que organizó la Universidad del Fútbol y Ciencias del Deporte, una de las entidades de la actividad social y educativa del Grupo Pachuca.

— ¿Supiste de la salida de Xabier Azkargorta de su club en Bolivia?

— Lo vi por Twitter el otro día, con él cada tanto tenemos contacto.

— ¿Qué opinión te merece, por ahí te comentó algo?

— Creo que el silencio es bueno, con tranquilidad hay que dejar que las cosas fluyan. Sé que en algún momento debe volver porque tiene valía, un conocimiento del fútbol que supera a muchos. Xabier sabe del fútbol como pocos, además que cuenta con el respaldo de la humildad de su trabajo y el tesón de querer sacar adelante todo, sé que regresará con fuerza.

— Le tienes mucho aprecio...

— Es que lo necesita el fútbol de Bolivia, hizo un aporte nacional e internacional por donde estuvo. Lo hizo en España y aquí en México en todos los congresos a los que asistió organizados por el Pachuca. Jesús Martínez, el presidente del Grupo Pachuca, y todos los miembros lo recordamos con mucho cariño por sus enseñanzas y por los aportes que hizo para el fútbol desde donde le tocó estar.

‘Ir desde abajo hacia arriba’

Aunque está a miles de kilómetros de Bolivia, sigue con frecuencia las novedades que se registran en el fútbol nacional y en la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

Admite, sin embargo, que con dirigentes y con el actual seleccionador nacional, Mauricio Soria, el contacto es nulo debido, sobre todo, a sus recargadas labores y constantes viajes que realiza por su trabajo.

Coincidió con la selección nacional en Córdoba el año pasado para el partido con Argentina por las eliminatorias y se acercó a saludar al grupo, sobre todo a los arqueros y con Carlos Lampe inició una amistad.

— ¿Pudiste hablar con algún dirigente de la FBF?

— No he podido y aparte los tiempos no dan, las distancias tampoco. Siempre pienso en alguna posibilidad cuando voy a   Córdoba a trabajar con la escuela de fútbol del club Talleres (miembro del grupo Pachuca), pero no da el tiempo.

La otra vez estaba allí y ahí contacté con el arquero Carlos Lampe y se quedó como amigo, es que uno tiene ese cariño siempre por Bolivia.

— ¿Y con el técnico Mauricio Soria pudiste hablar?

— Tampoco, pero me da mucha satisfacción que sea el técnico, es muy trabajador, todos hablan bien de él, quiere salir adelante. Las cosas se las arregla de a poco desde abajo, para que arriba se recojan los frutos.

A la selección mayor se le exigen cosas que no se le de debe pedir cuando en realidad no hay formación. Es en las divisiones menores donde se empieza a cosechar los grandes logros.

En todos los países donde están nuestras divisiones menores deben ser como 80.000 chicos para que tres o cuatro lleguen a primera división por año.

En Bolivia no hay forma de que Soria pueda hacer una labor en la parte táctica si los clubes no le dan jugadores formados.

— ¿Le sugeriste al Pachuca hacer algo en Bolivia?

— Es que aquí no hemos terminado, la labor social con escuelas y centros de formación es interminable. Es mejor que vengan de Bolivia a ver el trabajo que hacemos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia