Fútbol

Celestes muestran su devoción

El plantel pidió fortaleza espiritual, salud y protección para sus integrantes y sus familias

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

00:47 / 29 de julio de 2015

El plantel de Bolívar se postró ayer a los pies de la Virgen de Copacabana, en una fugaz visita que sus integrantes realizaron al Santuario, expresando su devoción religiosa. Tras la práctica matinal, el cuerpo técnico y los jugadores viajaron en sus propios vehículos para cumplir con este acto de fe, incluso algunos integrantes del grupo que no son católicos integraron la delegación. Cuerpo técnico y jugadores asistieron a una eucaristía en el templo del Santuario y recibieron la bendición, por intermedio del guardián de la capilla de Copacababa, el sacerdote René Vargas.

“Es importante para nosotros, los católicos, acercarnos a Dios y en esta oportunidad visitar a la Virgen. Le pedimos protección para nuestras familias, que nos cuide de las lesiones, de los problemas. Hemos venido con mucha devoción para que la Patrona nos resguarde”, dijo el mediocampista Rudy Cardozo.

El plantel estuvo encabezado por el entrenador, Eduardo Villegas. El ahora técnico de Bolívar es católico y ya hizo lo mismo cuando fue director técnico de The Strongest, con el que obtuvo tres títulos de la Liga.

El capitán de la Academia, Wálter Flores, dijo que estar a los pies de la Virgen “es algo especial para fortalecernos espiritualmente, para pedirle a la Patrona del país que nos brinde su protección a cada uno de los integrantes del plantel, que proteja a nuestras familias, que nos permita estar bien en nuestro trabajo; además esto nos ayuda a reencontrarnos con nosotros mismos en la parte espiritual, tiene un alto significado para los que somos católicos. Uno, después de lo vivido, siente esa sensación de seguridad que te brinda la Virgen de Copacabana, así que fue un momento emotivo y lindo”. Para el delantero ecuatoriano Carlos Tenorio fue la primera vez. Otros jugadores extranjeros ya habían ido antes a Copacabana por cuenta propia.

“Desde la casa somos católicos, cada uno vive de diferente manera este acercamiento con Dios a través de la Virgen. Para mí tiene un alto significado porque no solamente se eleva una oración hacia ella para tener una buena temporada, alejada de lesiones, sino fundamentalmente la protección para mis seres queridos. Estar en Copacabana es como recibir un bálsamo espiritual, sentir una sensación de tranquilidad que a uno le reconforta, entonces es algo muy valorable”. No todos los futbolistas estuvieron presentes en la eucaristía, dado que no comulgan con la fe religiosa de sus compañeros. Sin embargo, fueron respetuosos.

“No soy católico pero respeto la determinación de los compañeros, y considero que esta actividad nos va a unir más como grupo. Es lindo departir entre compañeros, conocernos más. Ahora, mediante este viaje creo que el grupo se consolida y ello es importante para lo que podamos lograr como plantel”, sostuvo el golero Diego Zamora.

Bolívar se alista para debutar en el torneo Apertura de la Liga el próximo 7 de agosto, cuando visite a Oriente Petrolero en Santa Cruz; y cinco días después se presentará en la Copa Sudamericana, en la cancha del uruguayo Defensor Sporting.

Una visita luego de cuatro años

Visita al santuario

La delegación celeste fue a Copacabana después de cuatro años. La anterior vez que había visitado el Santuario fue en 2011, cuando el plantel era dirigido por el entrenador argentino Ángel Guillermo Hoyos.

Mucha gente

Copacabana estaba llena ayer. La población fue visitada sobre todo por ciudadanos peruanos, al recordar los 194 años de la independencia de su país (28 de julio de 1821). Ello dificultó en parte el programa de los bolivaristas.

Actividad

La delegación de Bolívar, que llegó a Copacabana alrededor de las 15.30, tuvo tiempo para participar en una eucaristía, que incluyó la bendición con el manto sagrado, y luego se dirigió a la capilla de velas. Después se produjo el retorno a La Paz.

En sus coches

Los celestes viajaron en los autos particulares de varios de ellos. En determinado momento en la carretera se sorprendieron con que había un desvío por trabajos que se están realizando en la capa asfáltica, de manera que recorrieron un tramo de tierra, lo que los demoró un poco.

Entradas

Para el partido amistoso con San José, BAISA SRL, la empresa que administra a Bolívar, decidió poner a la venta 10.000 entradas y fijó los siguientes precios: butacas, 60 bolivianos; preferencia, 40; recta de general, 30 y curva norte, 20.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia