Fútbol

Cobija ya cuenta con ‘El coloso de la Amazonía’

Es un escenario nuevo, moderno y con capacidad para albergar a unos 24.000 espectadores

Una toma aérea del estadio de Pando, ubicado en el barrio de Miraflores, zona alta de Cobija.

Una toma aérea del estadio de Pando, ubicado en el barrio de Miraflores, zona alta de Cobija. UAP-Henry Justo.

La Razón (Edición Impresa) / Rafael Sempértegui / La Paz

00:44 / 04 de abril de 2016

Universitario de Pando fue parte de la Liga durante una temporada. Sufrió porque no tenía dónde jugar como local. Lo hizo, finalmente, en un pequeño estadio de la universidad de Cobija. No duró, porque así como fue sorpresiva su llegada a la máxima categoría, el descenso le atrapó inmediatamente después.  Hoy, Cobija ya se puede jactar de tener un estadio de primera. Solo es cuestión de inaugurarlo para que abra sus puertas.

Unos le llaman “El coloso de la Amazonía”, otros prefieren nombrarlo como “El monstruo de Miraflores” —en referencia al barrio en donde está ubicada la infraestructura—; sin embargo, más allá del nombre, lo trascendental es que Pando ya cuenta con un estadio nuevo, moderno, cómodo y construido bajo todos los parámetros internacionales exigidos por la FIFA. Su tamaño y las dimensiones de la cancha son similares a las de un escenario brasileño.

El centinela del norte amazónico de Bolivia tiene ahora otro gran argumento para integrarse al resto del país mediante el fútbol, porque está en condiciones de recibir cualquier tipo de torneo nacional o internacional. En realidad ya ocurrió hace un tiempo con la disputa de un nacional, aunque entonces aún faltaban detalles para concluir el estadio. El escenario tiene una capacidad para albergar a unos 24.000 espectadores sentados, con las cuatro tribunas concluidas.

Las graderías del sector de preferencia podrán acoger el 40% del total de espectadores; en un segundo nivel, al que se accede mediante ascensores, está la sala VIP con butacas especiales, además cuenta con un hall interno para cerca de 200 invitados. Ambos ambientes están bien equipados con aire acondicionado. También existe una terraza con techo como sombrilla.

En el tercer nivel está la sala de prensa con conexiones alámbricas y capacidad para 40 profesionales, además con una docena de cabinas de transmisión para radio y televisión, con 36 puntos fijos de conexión a teléfonos. Actualmente ya se trabaja en la instalación de una zona de internet.

Al frente está la tribuna de general que acogerá el 36% de la capacidad del estadio, tiene 14 puertas de entrada y salida simultáneas, baterías de baño, depósitos, ambientes externos para otras disciplinas y cuarto de portero.  Las curvas norte y sur (cada una podrá recibir al 12% del total de espectadores), tienen entradas y salidas directas, baterías de baño, boleterías, ambientes de cafeterías, depósitos y casetas de venta hacia la calle. El escenario cuenta con un sistema eléctrico de iluminación para partidos nocturnos, los reflectores están encima de las tribunas de preferencia y general.

El campo de juego tiene medidas reglamentarias, además de un sistema de riego y de drenaje capaz de soportar lluvias torrenciales. El césped fue importado y está bien enraizado al terreno. La cancha está rodeada de una pista de tartán para la práctica del atletismo. Hacia los costados fueron construidas las casamatas para los bancos de suplentes.

El estadio cuenta con dos amplios camarines que tienen casilleros para 22 personas, baños, duchas privadas y hasta un hidromasaje en cada uno. Al margen hay otro vestuario para los árbitros, también equipado. Tiene un portón de acceso para buses grandes, a fin de que las delegaciones y los árbitros ingresen directamente hacia los vestuarios mediante pasillos y se retiren de la misma manera. Además de un área de parqueo.

El escenario fue construido con fondos del Estado. El grueso del presupuesto fue entregado a través del programa Bolivia cambia, Evo cumple; la contraparte fueron recursos de la Gobernación de Pando. El presidente Evo Morales y el gobernador Luis Adolfo Flores ya dieron el visto bueno al escenario. Sin embargo, aún no se ha hecho la inauguración oficial.

¿Qué nombre llevará el estadio?

Falta el bautizo

El nombre del antiguo escenario pandino era Roberto Jordán Cuéllar. El nuevo aún no fue bautizado y tampoco han trascendido las opciones.

Solo apodos

Hasta el momento recibió apodos que le puso la gente: “El coloso de la Amazonía” y “El monstruo de Miraflores”.

La idea es que sea inaugurado con un clásico paceño

Gracias a que existe una importante colonia de residentes paceños en Cobija y en todo Pando, y por la popularidad que gozan Bolívar y The Strongest en esa región, se ha lanzado la idea de que la inauguración oficial del estadio sea con ese clásico de La Paz. Tanto la Gobernación de Pando como autoridades deportivas han comenzado a realizar consultas con los dos clubes más populares de Bolivia, aunque la doble competencia que encaran, Liga y Copa Libertadores, no permite que se llegue a un acuerdo.

“Es la primera posibilidad y está abierta, porque la misma gente hizo el pedido y no dudamos de que vayamos a llenar el estadio, pero la agenda de ambos clubes aún está ocupada”, informó Miguel García, secretario general de coordinación de la Gobernación de Pando.

En todo caso ya se disputó un nacional juvenil de fútbol el año pasado y ahora el escenario es utilizado por los clubes que juegan los torneos de Primera A y Primera B de la Asociación de Fútbol de Pando. Cada categoría cuenta con ocho equipos. El hecho de que ya haya un estadio ha motivado a varios clubes a conformar equipos competitivos con la intención de llegar a la Liga, en eso están Universitario, Mariscal Sucre, Vaca Díez y Miraflores.

La construcción costó 80 millones de bolivianos

La construcción del estadio de Cobija costó una inversión cercana a los 80 millones de bolivianos, monto que  fue cubierto, en porcentajes establecidos, tanto por el Gobierno central como la Gobernación de Pando. La idea del gobernador Luis Adolfo Flores recibió el visto bueno del Estado, que apoyó mediante el proyecto Bolivia cambia, Evo cumple.

La estructura principal es de hormigón armado, donde se ha empleado un volumen total de 16.000 metros cúbicos. Las graderías descansan sobre 98 pórticos principales de hormigón y las graderías son pretensadas. La obra contó con la participación de diferentes profesionales de las áreas que involucra una construcción de esta magnitud.

Velarde Construcciones empleó 845 días desde que procedió al inicio de las obras, el pasado 13 de mayo de 2013. Inicialmente debió hacer la entrega el 1 de febrero de 2015, pero hubo tres órdenes de cambio de fecha por retrasos. La parte gruesa fue acabada el 4 de septiembre de 2015 y ahora la obra está completamente lista. El estadio está construido sobre una superficie de 13.543 metros cuadrados.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia