Fútbol

Crear la Primera B tomará su tiempo

Proyecto La Liga propone tener dos divisiones profesionales, una (A) con diez equipos y otra (B) con ocho.

La Razón / Jorge Asturizaga / La Paz

00:00 / 21 de mayo de 2012

La Liga tendrá que trabajar y mucho para convencer a la Asociación Nacional de Fútbol (ANF) y recibir el visto bueno para la creación de la categoría profesional B. El otro brazo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) tiene que dar su visto bueno para reformar los estatutos y reglamentos del balompié nacional en ese tema.

Hace unas semanas, los clubes entregaron el proyecto a la FBF para que vaya comunicando al resto de las afiliadas su intención. La ANF sabe por medios de comunicación de su existencia, pero no ha recibido ningún documento oficial hasta el momento, por consiguiente no puede emitir criterio.

La nueva categoría obligaría al campeón de la Copa Simón Bolívar a trabajar mínimamente dos años para llegar a una copa internacional. Su condición de ganador del torneo de asociaciones le daría un cupo en la Primera B, en la siguiente temporada tendría que ganar para llegar a la A y en ella ocupar uno de los sitiales que entrega premio.

Hasta ahora no sucede ello, por ejemplo Petrolero de Yacuiba jugará en Primera División y en su primer año ya puede tener un premio internacional.

El dirigente Jorge Justiniano adelantó sus criterios y señaló que respetando lo que dice el estatuto de la FBF toda actividad futbolera en el país después de la categoría profesional corresponde únicamente a la entidad que él preside.

“Hasta ahora no sé en qué consiste el proyecto, pero en los estatutos y reglamentos de la FBF están establecidos los roles de ambas instituciones. La Liga se aboca a hacer fútbol profesional, de ahí para abajo, hasta la categoría Sub-7, le concierne a la ANF”, señaló Justiniano.Para el dirigente cualquier alteración significa modificar los estatutos y reglamentos, para ello debe haber consenso.

Los clubes saben que deben apelar a su poder de convencimiento para conseguir su propósito. El titular de la comisión técnica, Felipe Rodríguez, dice que mínimamente la negociación se prolongará por una temporada.

Recordó que adecuar el calendario de la Liga a la competencia internacional demoró seis años, con una prueba en 2005 que quedó en nada.

Justiniano no quiere que se vea al fútbol aficionado como al malo de la película, declaró que las asociaciones siempre han estado abiertas para escuchar e implementar las ideas en beneficio de todos. Citó la adecuación al calendario internacional y la modificación al sistema de campeonato del Nacional B.

“Somos conscientes de la realidad de nuestro fútbol, proyectos y planes hay muchos, lo que no hay son recursos económicos. Hay clubes de Liga que pasan penurias, imagínense cómo es uno de asociación, donde una persona o familia lo mantiene. Hay que discutir el apoyo, si lanzas por lanzar un proyecto y que uno se someta al otro, todo irá camino al fracaso porque es imposible hacerlo”, manifestó.

Felipe Rodríguez, de la Liga, considera que si se da ese paso mejoraría el fútbol. “La Liga puede y tiene la capacidad suficiente como para organizar las dos competencias, pero siempre hay que esperar una decisión de la ANF que seguirá manejando la Copa Simón Bolívar”El titular de la comisión técnica de la Liga admitió que será difícil convencer a la ANF, aunque en ningún caso su torneo será relegado a tercera categoría.

“A los clubes no les queda ninguna duda, los campeonatos serán más atractivos. La Simón Bolívar tendría su peso, los ascensos y descensos se mantendrían en todas las categorías”.

Pidió no tener miedo a efectuar el cambio. “No es de la noche a la mañana, el proceso será largo, la adecuación ha costado cinco años, pero vemos resultados positivos”.

Respecto del tiempo que demandaría a un club asociacionista clasificarse a una torneo internacional, la propuesta de la Liga considera que es posible que se demore dos años, pero también tiene la posibilidad de llegar a una Copa Sudamericana en el primer año de competencia si es que se realiza y gana la Copa Bolivia, que también es un torneo que pretende organizar el ente máximo entre los 18 equipos del balompié profesional.

El proyecto está, falta la toma de decisiones.

Si se aplicara este año, se daría lugar a seis ascensos

Como está la estructura actual de la Liga, crear la Primera B significa dar seis ascensos directos al fútbol profesional.

El proyecto sugiere que La Paz, Santa Cruz y Cochabamba tengan a tres equipos. Los dos primeros cumplen con ese requisito, el valle sólo tiene a Aurora y tendría dos plazas, de manera que el fútbol valluno ve con buenos ojos esa posibilidad.

Oruro y Chuquisaca sumarían uno más, pues ya están San José y Universitario, respectivamente.

La Villa Imperial, en cambio, tiene sus plazas cubiertas con Nacional y Real Potosí.

Tarija se beneficiaría con un cupo, con ello serían cinco los nuevos ligueros.

Como Real Mamoré ha descendido, tendría que tener su   reemplazante de la Asociación Beniana de Fútbol, en ese caso debería ser el campeón de esta temporada. En el proyecto no se menciona a Pando.

Con este plan se podría convencer a la Asociación Nacional de Fútbol de que en un solo año seis equipos pasen a formar parte del balompié rentado.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia