Fútbol

Daniel Vaca tiene casa nueva

Llegó a un acuerdo con la dirigencia del Tigre y su contrato se extenderá hasta 2014 

Tapador. Daniel Vaca en un entrenamiento del Tigre en la pasada temporada.

Tapador. Daniel Vaca en un entrenamiento del Tigre en la pasada temporada.

La Razón / Marcos Bonilla / La Paz

00:46 / 03 de julio de 2012

Daniel Vaca recibirá las llaves de su nueva casa hoy, en Santa Cruz. De esa manera, The Strongest cumplirá un acuerdo que tenía con él —de entregarle el inmueble— y que era parte del contrato anterior. Además, el Tigre se aseguró al guardameta hasta 2014.

Hasta el domingo el retorno de Vaca dependía de que el club cumpla con lo convenido, el mismo golero había expresado que una de las condiciones para renovar era arreglar las deudas del año pasado y no tuvo que esperar más porque esa situación quedó zanjada ayer por la tarde, tras la reunión que sostuvo con el presidente Kurt Reintsch y con el titular del Comité de Fútbol, Carlos Casso, en la capital oriental.

El valor de la casa está siendo cubierto por Vaca, con sus ingresos pactados con la dirigencia. No se trata de un arreglo reciente, data de cuando el futbolista definió su incorporación a la entidad en diciembre de 2010.

Vaca aclaró ayer esa situación. Contó que un porcentaje mayoritario de cada uno de sus salarios del año pasado, los del primer semestre de esta gestión y la prima le fueron descontados para ir pagando su nueva casa. Lo mismo sucederá en los próximos dos años, el tiempo por el que firmó el nuevo contrato.

“Yo me estoy ajustando al tema económico para pagar el bien inmueble, que es lo más importante para mi familia, como siempre lo he dicho”, manifestó el golero que alista maletas para viajar a La Paz.

Está previsto que hoy a mediodía le entreguen las llaves y con ese asunto arreglado se subirá a su vehículo y emprenderá la vuelta para sumarse al trabajo.Vaca fue parte del plantel que obtuvo el bicampeonato nacional: “Se han cumplido los objetivos y lo que corresponde es cobrar lo acordado”, apuntó.

Está feliz por retornar al Tigre. Sostuvo que no pasará de mañana que se ponga a disposición del cuerpo técnico para empezar las labores físicas, en primer término, antes de estar listo para jugar. Por ello descartó que vaya a jugar en el clásico de vuelta por la Copa Cine Center, “pues sería una falta de respeto con mis compañeros, quienes se entrenan desde hace un tiempo”.

En el aspecto físico está bien, porque pese a la pausa en este tiempo estuvo en actividad, “además el trabajo que realicé en la selección me ayudó”. Espera, una vez que se incorpore a los entrenamientos, ponerse “a tono” con sus compañeros; “y estoy seguro de que no me va a costar mucho”. Lamentó la caída en el clásico del sábado; aunque expresó que esto recién comienza “y es muy posible que los buenos resultados tarden un poco en llegar”.

Barba está asegurado en un 95%

Pasajes

José Carlos Barba espera que la dirigencia atigrada le envíe los pasajes para viajar a La Paz e integrarse a los entrenamientos del plantel. Rodrigo Osorio, uno de sus representantes, informó ayer que “en un 95 por ciento José Carlos es jugador del Tigre”. Explicó que “el tema económico está cerrado, sólo faltan detalles de forma”.

A la par

Pablo Escobar trabajó a la par de sus compañeros, en el triple turno de la jornada, no obstante de que acababa de incorporarse a los entrenamientos en Achumani.

En Asunción

Escobar contó que la pasó bien en su reciente visita a Asunción; “aunque pensé que me podía ir peor”, después de que el 9 de junio anotara dos de los tres goles con los que Bolivia le ganó a Paraguay (3-1), por la eliminatoria sudamericana. “Al principio la gente me preguntaba cómo hice eso, pero terminaba felicitándome”.

Confianza

Los atigrados confían en ganarle a Bolívar el jueves, lo que los clasificaría para las semifinales del torneo de invierno. “Ganando vamos a los penales y estamos clasificados”, dijo Luis Melgar.

Escobar piensa en el ‘tri’

Pablo Escobar se incorporó ayer a los entrenamientos de The Strongest y su primer pensamiento apunta a conquistar el tricampeonato nacional, algo que “sería histórico en el fútbol boliviano, porque hasta ahora nadie lo ha conseguido”.

Fue sincero al señalar que en este momento no piensa en jugar el partido de vuelta frente a Bolívar por el torneo de invierno, “en lo absoluto”, porque “lo mío es ponerme bien físicamente y hacerlo con tranquilidad. Tengo tiempo suficiente como para llegar de la mejor manera al inicio del torneo, y ojalá que las cosas se den como en el primer semestre”. Manifestó, sin embargo, que si el técnico Eduardo Villegas decide que juegue el jueves “voy a poner todo lo mejor de mí”.

Contó que tuvo un “permiso especial” del cuerpo técnico y también de la dirigencia para sumarse en estas fechas a los entrenamientos. “Me atrasé nueve días, tomando en cuenta el día que se incorporó Alejandro (Chumacero), quien también estuvo en la selección nacional; pero el profesor Villegas y (el dirigente) Carlos Casso, quien tiene relación directa con el presidente (Kurt Reintsch), estuvieron al tanto de todo”.

Pese al retraso, tuvo menos días de descanso que sus compañeros. “Ellos tuvieron 30 días y yo sólo 20, porque después de conquistar el bicampeonato (13 de mayo), al día siguiente me presenté a la selección.  Se me dio ese tiempo porque siempre es bueno que la cabeza se relaje un poco”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos