Fútbol

Edward Zenteno: ‘Es hora de que Wilster sea campeón’

Edward Zenteno es el referente de Wilstermann, líder del torneo Clausura de la Liga. Es su capitán y admite que el club ya dejó pasar muchas oportunidades de ser campeón. Por eso, considera que el certamen actual debe ser el de vencida para llegar a lo más alto del fútbol boliviano y regresar a la Copa Libertadores de América.

Edward Zenteno, capitán de Wilstermann.

Edward Zenteno, capitán de Wilstermann.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

00:08 / 11 de abril de 2016

Edward Zenteno es el referente de Wilstermann, líder del torneo Clausura de la Liga. Es su capitán y admite que el club ya dejó pasar muchas oportunidades de ser campeón. Por eso, considera que el certamen actual debe ser el de vencida para llegar a lo más alto del fútbol boliviano y regresar a la Copa Libertadores de América.

Además habla de su presente como jugador de la selección, donde desde hace años es uno de los inamovibles en la última línea y con Julio César Baldivieso como seleccionador también ha recibido la responsabilidad de ser uno de los capitanes.

— ¿Cuál es la clave para que Wilstermann sea el actual puntero del torneo?

— En el inicio del torneo tuvimos una reunión entre el plantel y cuerpo técnico, y nos comprometimos a dar todo de nuestra parte para conseguir el campeonato porque ya lo habíamos dejado pasar varias veces. Lo único que hicimos fue confiar en la capacidad de cada uno de los integrantes del plantel, poner el máximo empeño, y formar un grupo que vaya unido hacia el objetivo. No será fácil, pero vamos a poner nuestra fuerza y capacidad por llegar a esa meta.

— ¿Cuántos torneos dejaron escapar en los últimos años y debieron resignarse viendo festejar a otros?

— Me acuerdo de tres campeonatos. En general nos fue bien en toda la primera rueda, conservábamos el primer lugar y gozábamos de la condición de invictos; sin embargo, se nos fueron porque no supimos cuidar la ventaja y el primer lugar. Ahora estamos conscientes de lo que queremos, pero sabemos que para ello hay que ir paso a paso, partido a partido.

— ¿Qué rol cumples en Wilstermann siendo considerado un referente?

— Hay gente de experiencia y también jóvenes, todos hemos trabajado primero en formar un buen grupo, eso es lo más importante. Siempre les digo que no hay que marearse con el presente que tenemos, de pronto podemos quedar abajo. Coincidimos en que este certamen es clave para ganar todo lo que dejamos pasar.

Hay que trabajar y no relajarse.

— ¿Es hora de que Wilstermann sea otra vez campeón de la Liga?

— Estamos mentalizados en conseguir el campeonato, ese es el objetivo. Es el momento para que Wilstermann retorne al primer lugar. Es un club grande y Cochabamba se merece tener de nuevo una Copa Libertadores de América. Esta es una ciudad futbolera y necesita ver fútbol internacional de alto nivel. El grupo ratifica siempre el compromiso de terminar el torneo en el primer puesto porque es posible y solo depende de nosotros.

— ¿Cumples la misma función como capitán de la selección?

— También me va bien ahí. Es un orgullo para mí ser considerado en este momento uno de los referentes del plantel. Allí llegué gracias a la personalidad y mística que pongo en los partidos con mi club. En Wilstermann me consideran como un líder positivo y eso trato de llevar también a la selección, donde el cuerpo técnico me dio la confianza de también ser uno de los capitanes.

— ¿Qué nota le pones a este tu presente como jugador de fútbol?

— Cada uno quiere estar a un nivel bueno. Primero pienso en hacer las cosas bien en mi equipo y como consecuencia de ello llegan las convocatorias a la selección. Hoy estoy pasando mi mejor momento en el club.

— ¿Te consideras referente en el ámbito familiar? Mi pregunta es porque tus hermanos también son futbolistas...

— Somos seis hermanos, dos son mujeres. Edson juega en Universitario, Óscar estaba conmigo en Wilstermann y terminó su contrato y no pudo renovar. Mi otro hermano es Andrés, quien jugó en Independiente de Cochabamba, fue goleador, pero no tuvo la suerte para seguir su carrera en el fútbol profesional. Mis hermanas (Rita y Mireya) también gustan del deporte, pero no han llegado a competir en el ámbito profesional como Edson o yo.

— ¿Cómo llegaste al fútbol?

— A los 10 años comencé en Universitario San Simón de Cochabamba. Siempre quise ser futbolista profesional, ese era mi sueño. No fue fácil conseguirlo principalmente por el factor económico, había veces en las que tenía que ir a pie a los entrenamientos. A los 15 años llegué a Wilstermann para su segundo equipo (San Pedro), ahí jugué medio año y en 2003 me vinculé a primera. Esa era la oportunidad que estaba esperando, la aproveché hasta ganarme un lugar. Las alegrías aumentaron con mi primera presencia en Copa Libertadores de América en 2005.

— ¿Y el cambio a Aurora,  el tradicional rival?

— También me fue bien y pude ser campeón en 2008, fue una buena temporada la que tuve en el club. Otro destino en mi carrera fue The Strongest, donde permanecí poco tiempo. Sin embargo, quiero aclarar que siempre fui hincha de Wilstermann, desde que mi padre de niño me llevó al estadio me identifiqué con el club.

— ¿Es cierto que hubo de tu parte algún caso de indisciplina?

— Siempre supe que podía resignar cualquier acontecimiento familiar o de amigos por el fútbol, pero no me arrepiento porque elegí ser futbolista, siempre quise jugar. Lo mejor es que mi familia me apoya porque todo lo que hago es por ellos.

— ¿Desde cuándo eres infaltable en la selección?

— Estuve alternando desde la época de Erwin Sánchez y de Gustavo Quinteros. Ahora, quien me dio la oportunidad y luego pude consolidarme fue Xabier Azkargorta, soy muy agradecido con él por la confianza que me dio para cumplir con la camiseta del país. Después llegó Mauricio Soria y ahora está Julio Baldivieso, ambos trabajan muy bien y dieron oportunidad a todos. Son de mucha capacidad y conocimiento. Hoy, al margen de las eliminatorias que estamos jugando, también pienso en el desafío de la Copa América Centenario en Estados Unidos.

— ¿Tienes algún referente en tu puesto?

— Siempre fui hincha de Carles Puyol, de él traté de imitar lo bueno que hacía en el Barcelona y en la selección española. Fue un ganador, nunca daba por perdida una pelota. Tengo videos de su juego y sigo aprendiendo cada vez que observo su rendimiento. Era un referente de su club, un ejemplo a seguir.

— ¿Cuando te retires serás director técnico?

— Ahora solo pienso en jugar, en procurar que me salgan bien las cosas en cada partido, además considero que tengo mucho para dar en el fútbol, me siento bien. Tengo contrato con Wilstermann hasta mayo y el club tiene la prioridad para renovar.

— ¿Cambiarías de equipo?

— En este momento me debo a Wilstermann, estamos viviendo una situación ideal, muy buena y solo pienso en esta campaña.

Perfil

Nombre: Edward Mauro Zenteno Álvarez.

Fecha de nacimiento: Cochabamba, 5 de diciembre de 1984

 El zaguero y capitán de Wilstermann y de la selección nacional está casado con Marcela Flores Cossío, con quien tiene dos hijos: Edward Fabricio y Mauro Matías.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia