Fútbol

Dirigentes ven chantaje de Fabol

La agremiación oficializó la huelga de futbolistas, que perjudica a la Liga y la selección

Rolando López.

Rolando López.

La Razón (Edición Impresa) / Rafael Sempértegui / La Paz

02:14 / 15 de septiembre de 2015

La huelga anunciada ayer por Fabol (Futbolistas Agremiados de Bolivia) es considerada como un chantaje y una presión a los clubes, que ahonda más la crisis del fútbol boliviano y no mide las consecuencias, según opinaron dirigentes de Wilstermann y San José, las dos entidades señaladas por no asumir el compromiso para pagar deudas con sus anteriores jugadores.

El dirigente de Wilster, Rolando López, denunció que los ejecutivos de Fabol les han pedido que giren cheques sin fondos para garantizar el pago a futuro de las deudas, induciéndolos a cometer un delito.

La directiva de la agremiación anunció ayer en conferencia de prensa la decisión del gremio de parar indefinidamente, poniendo en riesgo la continuidad del torneo Apertura de la Liga a partir de la octava fecha (programada para disputarse del jueves al domingo) y los entrenamientos de la selección nacional, desde la próxima semana, de cara a las eliminatorias para el Mundial Rusia 2018.

“Quedamos en que ni bien vuelvan de Estados Unidos (donde la selección boliviana jugó un amistoso ante Argentina) nos iban a dar las garantías de pagos, todos estos días estuvimos llamando a los dirigentes de la Liga, quienes finalmente el sábado nos dijeron que están imposibilitados de cumplir ese compromiso, entonces nos vemos en la obligación de tomar esta determinación”, explicó David Paniagua, ejecutivo de Fabol.

Mientras los clubes no cumplan con las garantías solicitadas por Fabol, por una deuda que ronda los $us 300.000, la medida no será levantada. Paniagua agregó que a esos dos clubes se suma un tercero, el cruceño Blooming.

Fabol “nos presiona pidiéndonos que aunque sea les demos un cheque y no podemos hacerlo, porque eso sería darles un cheque sin fondos y eso es como inducirnos a cometer un delito. Hemos pedido plazo, pero nos responden con una amenaza que ahora se convierte en paro”, dijo López.

El presidente de San José, Iván Ramos, sostuvo que con esa postura Fabol “nos está asfixiando más. No sé si se preguntaron a quién perjudican más con un paro. A este paso a los dirigentes solo nos va a quedar renunciar”. Para Fabol, las deudas “no pueden quedar en el aire y solo pedimos que se cumplan”.

Se reúne el ejecutivo liguero

Paro de Fabol

El Comité Ejecutivo de la Liga se reunirá hoy en Sucre. Uno de los temas a tratar será el paro de Fabol, a ver si surge una decisión para buscar una solución y evitar la paralización del torneo Apertura.

Complicado

El presidente liguero y titular interino de la FBF, Marco Ortega, dio a entender ayer que está difícil lograr una solución debido a que los clubes tienen complicaciones. Según él, es más factible arreglar con San José que con Wilstermann.

‘Es deficitario’

El líder del torneo, Sport Boys, no tiene ningún problema de deudas. Sin embargo, Javier Suárez, dirigente del club, dijo que “Fabol debe ser consciente de que el fútbol en Bolivia es deficitario y que con un paro de actividades todos nos perjudicamos”.

Cambio

El vicepresidente de la Liga, Freddy Téllez, propondrá hoy en el Ejecutivo el cambio de presidente, al considerar que desde que Ortega se hizo cargo de la FBF, ha descuidado sus obligaciones. Desde su punto de vista, la norma ampara su solicitud.

Doble función

Para Ortega, lo único que está haciendo —al tener doble función— es cumplir con lo que manda el Estatuto Orgánico, avalado en una resolución de Congreso Extraordinario de la FBF.

Rolando López: ‘Quiere darle la última estocada’

— ¿Por qué Wilstermann no pudo cumplir su parte?

— Le explicamos a Fabol que tenemos un problema particular con nuestro presidente (Gróver Vargas), quien está recluido momentáneamente por un problema personal en La Paz y como él en esa condición no puede firmar alguna documentación para no mezclar cosas, es que pedimos a los dirigentes de Fabol que nos tengan un poco de tolerancia.

— ¿Fabol no les acepta?

— Lamentablemente, y esto lo digo a título personal, desde su creación Fabol ha ejercido una posición de presión, amenazas y chantajes. Y a estas alturas esas posiciones me parecen irresponsables, porque se olvidan de la situación en la que se encuentra el fútbol boliviano en general sin darse cuenta de que los más perjudicados son sus defendidos. Lamento que Fabol quiera parar el torneo porque complicará el calendario y sobre todo el apoyo a la selección boliviana que tanto lo necesita.

— ¿Cree que la gente de Fabol no ofrece otro tipo de soluciones?

— Primero, desde hace años son las mismas personas con las que venimos negociando. Lo otro es que no puede ser que por uno o dos jugadores se tenga que parar a todo el fútbol. Es como si una fábrica tuviera problema con uno o dos obreros y que por ello se pare toda la cadena productiva nacional. Es una falta de criterio de Fabol, que golpea más a nuestro fútbol y parece que quiere darle la última estocada.

— ¿Cómo está la economía de Wilstermann?

— Nuestras economías, no solo la de mi club, son de gran alarma, desesperantes. Nuestros ingresos son magros, insuficientes para cubrir planillas de sueldos, a veces ni siquiera para cubrir la mitad de la planilla. Bien presionan los jugadores, pero la gran pregunta es quién defiende a los clubes cuando son objeto de injusticias.

— ¿Qué tipo de injusticias por ejemplo?

— Está el caso del jugador Marcelo Gomes, quien estuvo en Wilstermann, ese futbolista que nunca jugó un partido por el equipo porque estaba lesionado toda la temporada, pero igual nos puso una demanda y ahora debemos pagarle $us 30.000 y algo más. Entonces le ponen al club la soga al cuello y nos quieren ejecutar. Nosotros lo esperamos ocho meses a que se recupere y ellos no pueden esperar algunas semanas por las deudas pendientes.

— ¿Cuánto debe Wilster?

— Las cifras exactas no las tengo, pero propusimos que se pignoren los ingresos de 2016, pero ellos se negaron y no aceptaron. La verdad es que falta tolerancia en los personeros de Fabol y no son conscientes de la realidad económica en la que se desempeñan los clubes.

— El paro está, ¿Qué harán ahora?

— Mañana (por hoy) en Sucre tenemos una reunión de Comité Ejecutivo y éste será el primer punto a tratar. La verdad es que en lo personal observo la actitud intransigente de Fabol, y no sé si es porque perciben (los ejecutivos de esa entidad) alguna comisión o porcentaje sin pensar en no lastimar más a nuestro fútbol. Yo creo que ellos deben dejar de lado la amenaza y la presión cuando los clubes tienen sustentos deficitarios.

— ¿No tienen algo de culpa los dirigentes por firmar contratos que no pueden pagar?

— Nosotros admitimos que nuestro fútbol está hiperinflacionado, pero el deseo es de contar con equipos competitivos. Cómo hacemos para pelear los primeros lugares si no es con buenos jugadores que exigen su pago. Cómo competimos. Los grandes ofrecen buenos sueldos con esa intención de ganar, pero si vemos la esencia los beneficiados son los mismos jugadores, quienes ganan ese elevado monto de dinero.

— ¿Si Fabol no cede?

— Es injusto, porque si hablamos en el caso de Wilstermann, ahora estamos con nuestra plantilla al día en sus sueldos, no tendría por qué haber paro. Las deudas son del pasado, ya dije el caso de Marcelo Gomes, luego hay un par con Augusto Andaveris y el paraguayo Carlos Neumann. Con todas estas presiones nos perjudican más y la agenda se hace más complicada. No sé qué quieren los de Fabol, tal vez que vayamos a asaltar un banco.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia