Fútbol

Elaboró mucho para tan poca productividad

Mejoró —a no dudarlo— el equipo que dirige Eduardo Villegas. Luchó contra un adversario tozudo. También con limitaciones propias y, en la segunda fracción, el reloj se agregó a los obstáculos.

La Razón (Edición Impresa) / Óscar Dorado Vega / La Paz

01:08 / 19 de agosto de 2015

Bolívar hizo un primer tiempo de destacable volumen, actitud e intensidad. Creó por lo menos siete oportunidades claras de gol pero no convirtió ninguna... Catapultó al arquero Martín Campaña al máximo e indiscutible nivel del podio y reveló que el libreto de Defensor Sporting solo incluía el exclusivo (y riesgoso, aunque esta vez le salió bien) argumento de resistir todo lo que pudiera. En ese periodo —más allá de la aguda inefectividad— solo pudo reprochársele cierta tendencia a caer en posiciones de adelanto.

Y si bien durante el complemento al fin anotó —doblete de Ferreira— la referencia a lo anterior resulta ineludible. Porque mereció otra cosa. El partido estaba para una goleada histórica, muy superior a los cuatro que demandaba la necesidad. Entre imprecisiones, apresuramientos, infortunios y la solvencia del portero rival el desenlace se encaminó hacia un destino de insuficiencia.

Mejoró —a no dudarlo— el equipo que dirige Eduardo Villegas. Luchó contra un adversario tozudo. También con limitaciones propias y, en la segunda fracción, el reloj se agregó a los obstáculos.

¿Puede refutarse su entrega? No, definitivamente. Puso lo que había que poner. En determinados pasajes se desconcentró —acaso porque sentía que semejante esfuerzo no otorgara recompensa— y propició la posibilidad del tanto uruguayo ( Barboza lo tuvo cerca del final).

El fútbol no siempre retribuye en la justa medida. Así como suele ser generoso también tiene arrestos de mezquindad. Y la jornada de anoche, por sobre la victoria celeste, dejó esa sensación. El casi permanente retroceso del visitante no solo corresponde atribuirlo a decisión propia. También obró en directa relación a la propuesta del oponente, que lo arrinconó en una estimación mayor al 90% del trámite.

Estas apreciaciones deben regresar, sin embargo, a la gran y vital asignatura pendiente: el inocultable déficit inherente a la definición. Que no solo involucra a delanteros sino a todos quienes disponen de la oportunidad de culminar adecuadamente. La suerte —que va y viene pero no deja de gravitar—  se vistió de violeta. Y sus designios no se tuercen tan fácilmente como pudiera parecer.

Óscar Dorado Vega es periodista.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia