Fútbol

‘Emociones y cuentas claras…’

Global Sport paga $us 120 millones por cada Libertadores de América

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Barraza / La Paz

02:45 / 09 de junio de 2015

Si los dirigentes de la Conmebol que están libres y en funciones no tienen relación con el esquema de coimas, la Conmebol debió elaborar un documento serio deslindando responsabilidades y la anulación de los contratos con las empresas acusadas o sospechadas de sobornos. Incluso los convenios que estas mismas compañías tienen por Copa Libertadores y demás. No tener nunca más relación con ellas. ¿O seguirá todo como si nada hubiera pasado…?

El jueves comenzará la Copa América. La Conmebol aún no ha explicado si pagará los premios a las selecciones participantes con dineros de Datisa, la reunión de empresas creadas por Traffic, Torneos y Full Play, cuyos presidentes están acusados de soborno y, en el caso de las dos últimas, prófugos. Tampoco ha informado el ente continental si se jugará el próximo año la Copa América Centenario en Estados Unidos. El propio secretario general José Luis Meiszner puso en duda su realización: “Hoy por hoy el presidente de una de las confederaciones (Jeffrey Webb) está detenido, las empresas titulares de derechos tienen bloqueados sus fondos, nadie seriamente puede decir que las cosas en el futuro van a ser como están previstas ni mucho menos”.

Para tratar de acomodarse a los tiempos que vendrán (y no perder el contrato…) Torneos (ex Torneos y Competencias), comenzó por echar a su presidente Alejandro Burzaco, quien sigue desaparecido. Burzaco está acusado de sobornar dirigentes de la Conmebol para obtener contratos (a favor de Torneos…) de campeonatos como la Copa América, la Libertadores y la Sudamericana. O sea, le soltó la mano. Una forma de endosarle la culpa solo a él.

Si los dirigentes que están libres y en funciones no tienen relación con el esquema de coimas, la Conmebol debió elaborar un documento serio deslindando responsabilidades y la anulación de los contratos con las empresas acusadas o sospechadas de sobornos. Incluso los convenios que estas mismas compañías tienen por Copa Libertadores y demás. No tener nunca más relación con ellas. ¿O seguirá todo como si nada hubiera pasado…? Pero no, eligieron el oscurantismo, esa práctica tan arraigada. Emitieron un comunicado ininteligible, lleno de palabras huecas. Una pena. Conmebol debería recordar que uno de sus vicepresidentes continúa detenido en Suiza. Que su expresidente Eugenio Figueredo, quien firmó los contratos con las empresas citadas, se encuentra en esa misma situación. Y que todos sus miembros están mencionados en el documento del FBI como sospechosos, más allá de que luego logren demostrar inocencia.

Figueredo informó en su momento que había vendido los derechos de esta Copa América de Chile en 75 millones de dólares. Siempre se dijo que la Conmebol se quedaba con el 10% y el resto era para pagar a las selecciones, sin embargo los premios anunciados, en total, suman $us 35.250.000 (de ellos, 6,5 millones al campeón y 5,5 al segundo). Más los 7,5 que la Confederación da 42,75. Hay $us 32,25 millones no explicados.

Lo mismo sucede con la Copa Libertadores. La empresa Global Sports, del empresario uruguayo Paco Casal, ofreció formalmente, por escrito, $us 120 millones por cada edición del torneo. Julio Grondona, quien defendía a Torneos y Competencias hasta con su vida, fulminaba a cualquiera que osara desbancar a dicha empresa. Nadie se atrevía. La fabulosa oferta de Casal, que hubiera beneficiado a clubes y futbolistas, fue rechazada. Torneos pagaba un tercio: $us 42 millones. Para disimular un poco, le pidieron a Torneos que subiera el canon; lo subió a 70 millones. A esos 70 millones de la televisión hay que agregar 15 que paga Bridgestone por poner su nombre a la competencia y 9 más que aporta la publicidad estática. Se llega a 94 millones. Pero entre los clubes se reparte 48.300.000 según dice el propio reglamento de la Copa, publicado en Conmebol.com. Nadie explica estas cosas. Y los clubes, mansos, no protestan, se conforman con lo que les dan.

Lo mismo acontece con las selecciones. Se recompensa con $us 1.500.000  por la primera fase de la Copa América, casi una afrenta para los valores que se manejan en estos tiempos y para la venta millonaria de la Copa (la venta en blanco, de la otra se está ocupando en estos momentos la Justicia norteamericana). Supongamos que Argentina quedara eliminada en primera fase: llevaría a Messi, Agüero, Tévez, Higuaín, Mascherano, etcétera, para recibir $us 500.000 por partido. Algo no cierra.

En un artículo sobre el Congreso realizado el pasado 3 de marzo, bajo el subtítulo “Emociones y cuentas claras” (http://bit.ly/1Qdyewu), Conmebol.com escribió: “El congreso de la Conmebol que tuvo como testigos a calificadas autoridades lideradas por el Sr. Joseph Blatter, presidente de la FIFA, tuvo momentos emotivos y fue coincidente la calificación de que  fue un debate ejemplar, donde se ha demostrado la solidaridad, que ojalá se pueda practicar en todas las confederaciones… En una suma de todos los elementos que hicieron al congreso, el tesorero Carlos Chávez Landívar realizó una magnífica exposición de la labor económica-financiera que se desarrolló en el período que fenece: ‘Una economía saludable y transparente es señal de pulcritud. Un factor que induce a la credibilidad institucional es el manejo de las cuentas claras, en tiempo y forma. Es nuestro objetivo brindarles lo que corresponda a los clubes y a nuestras asociaciones miembros’. Tras presentar pormenorizadamente el informe financiero de 2014 y la proyección hacia 2015, fueron aprobados totalmente por los representantes de los países miembros, con muestras de beneplácito”.

Blatter renunció (cayó); Jack Warner, hombre de modestísimo pasado antes de convertirse en dirigente de fútbol, anunció en su propio canal de televisión que dará a conocer una avalancha de datos. “Me cansé”, dijo (¡Se cansó Warner…!). El Congreso paraguayo ya decidió quitar la inmunidad al edificio de la Conmebol… Otros encarcelados quieren “cooperar” con la Justicia… La FIFA revería la designación de los mundiales de 2018 y 2022 para Rusia y Qatar. Todos los días se produce un nuevo temblor de este auténtico terremoto. Va a haber muchas novedades todavía sobre esta vergüenza que enloda a nuestro fútbol continental y también al del mundo entero.

El primer acto de gobierno de Eugenio Figueredo como presidente de la Conmebol, en mayo de 2013, fue hacer construir, en el piso de la presidencia, un recinto vidriado,  para que las reuniones de los jerarcas fueran herméticas, incluso para las secretarias. Que nadie tuviera acceso ni escuchara las deliberaciones. Antes eran abiertas. Ahora dicen que, en su estadía de preso en Suiza, es sometido a interrogatorios también en un habitáculo de blíndex. Es lo más familiar que encuentra en el país helvético.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia