Fútbol

Empate, la historia se repite

Dejar escapar puntos en casa es lo peor que le puede pasar a un equipo con pretensiones de pelear por los primeros lugares. A The Strongest ya le sucedió en el anterior torneo liguero y a la larga le pesaron más allá de su recuperación después que lo hizo terminar como subcampeón del certamen.

Miguel Ángel Hurtado (der.) y Jenrry Alaca celebran el gol de su equipo anotado por Paul Arano. Wara Vargas

Miguel Ángel Hurtado (der.) y Jenrry Alaca celebran el gol de su equipo anotado por Paul Arano. Wara Vargas

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

00:02 / 10 de agosto de 2015

Dejar escapar puntos en casa es lo peor que le puede pasar a un equipo con pretensiones de pelear por los primeros lugares. A The Strongest ya le sucedió en el anterior torneo liguero y a la larga le pesaron más allá de su recuperación después que lo hizo terminar como subcampeón del certamen.

A comienzo de este año, el Tigre jugó la primera fecha como local ante Nacional Potosí e igualó 2-2. Los puntos se le esfumaron en ese y también en otros partidos, y fueron los que le impidieron ser el campeón.

La historia se repitió ayer por lo menos en cuanto al comienzo de campeonato: un empate a un tanto con Blooming (1-1), resultado que de milagro no fue derrota, porque el Tigre igualó cerca del final y con un tiro penal.

El mal inicio, en todo caso, no es para anotar que a The Strongest le ocurrirá lo mismo que en el Clausura de la temporada pasada. Sin embargo, es un aviso.

“Me siento tranquilo porque sé de la capacidad que tiene el plantel”, declaró Pablo Caballero, el director técnico atigrado.

¿Cuán tranquilo tiene que estar el DT de un equipo que en sus últimas dos presentaciones no pudo ganar en casa?

Una semana antes, Wilstermann también le igualó 1-1 en semifinales de la Copa Cine Center y lo sacó de la final del campeonato de pretemporada.

“Creo que fue el partido más flojito y asumo la responsabilidad”, dijo después el DT.

El gol celeste, para revisar

Centro y...

Joselito Vaca mandó el centro y Paul Arano metió la cabeza para mandar la pelota lejos del alcance de Daniel Vaca. Más allá de que el Tigre marcó mal, dio la sensación —y es como para revisar las imágenes de televisión— de que el goleador de Blooming estaba —con poco— adelantado.

Bien, vaca

A propósito, el arquero atigrado Daniel Vaca tuvo una estirada de aquellas ante un remate cruzado de Hubo Bargas. Pudo haber sido el segundo gol.

Ya son tres partidos sin ganar y dos como local

The Strongest parecía bien encaminado en la pretemporada —en la que eliminó a Bolívar en la primera fase y anduvo invicto durante algunos encuentros—; de pronto se cayó.

Si bien lo anterior era un torneo amistoso, el “contagio” llegó al certamen liguero: van tres partidos sin victorias, dos en la Copa Cine Center, que incluye una derrota, y uno en el Apertura. Los dos empates, en La Paz.

Incluso en la caída frente a Wilstermann en Cochabamba —en la semifinal de ida de la Copa Cine Center—, The Strongest mostró un buen rendimiento. Esa vez perdió 4-2, pero se levantó luego de ir perdiendo 2-0 para igualar 2-2 y anduvo bastante bien, salvo los descuidos que tuvo en defensa y que lo llevaron a la derrota.

En La Paz, cuando tenía que ganar la vuelta para forzar a los penales, comenzó perdiendo y le costó igualar (1-1). Quedó fuera entre otras cosas porque le faltó definir bien las jugadas que su gente creó en ofensiva.

El 1-1 se repitió ayer, esta vez ante Blooming y por el certamen oficial. Un equipo bien ordenado en defensa alejó a The Strongest de contar con un buen volumen en ataque, como que cerca del final —después de que el brasileño Marteli consiguió el empate por la vía del penal— los centros al área en procura del milagro eran su mayor —e insulso— recurso.

No solo de penales se tiene que vivir

Cuando cayó al piso Pablo Escobar y exageró más de la cuenta una falta, ésta en verdad existió: Ronald Huth le dio un golpecito al capitán atigrado, lo suficiente para desestabilizarlo. No era necesario que lo “matara” para que el árbitro cobrara.

Después, los mismos atigrados reclamaron una supuesta mano en el área de Blooming, o sea un segundo penal que, en este caso, el árbitro Alejandro Mancilla no lo vio.

“El penal que no nos cobran es terrible. Terrible Mancilla, pero terrible, entonces es lamentable, no digo que por eso no ganamos, pero si cobraba ese penal y lo hacíamos podíamos haber vencido; sin embargo, el árbitro nos manejó mucho el partido; aunque no hay que llorar porque después dicen que lloramos y esa no es mi intención”, reclamó, todavía con la cabeza caliente, el propio Escobar.

En un partido como el de ayer, The Strongest no tenía que aferrarse a la posibilidad de que existieran faltas en el área, sino a generar más opciones y a convertirlas. Por ahí no hubiera sufrido.

El árbitro “no cobró una mano hacia el final que significaba penal”, se quejó el mediocampista Raúl Castro, para quien, además, “en la segunda mitad fuimos superiores y por ello merecimos algo más que el empate”.

No fue tan así. Hasta dio la sensación de que, por lo mal que actuó, el Tigre no merecía ni la igualdad.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia