Fútbol

FBF paga impuestos y dos meses de salarios

Desde la cárcel, Chávez se ocupa de algunas cosas urgentes del fútbol

Detenido. Chávez en Sucre, antes de ser remitido a Palmasola.

Detenido. Chávez en Sucre, antes de ser remitido a Palmasola. AFP.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

03:11 / 01 de agosto de 2015

Carlos Chávez está detenido en el penal cruceño de Palmasola, pero eso no le impide continuar ejerciendo como presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). El dirigente se da modos cuando menos para que la entidad siga en funcionamiento. “Está privado de libertad, pero nadie le ha prohibido seguir al frente de la Federación”, dijo ayer una fuente.

La prueba es que el jueves salió —con su firma— un desembolso, por una parte, para pagar impuestos y, por otra, para cubrir los salarios de los funcionarios. En ese aspecto la FBF está al día. A casi dos semanas de su detención no se le ha pasado por la cabeza a Chávez dimitir a la Federación. “Está fuerte”, aseguró la misma fuente después de visitarlo en Palmasola.

Hay otro dato no menor. Carlos Chávez es también tesorero de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), en ese sentido ha descuidado un poco esa labor. Antes de ser detenido viajaba por lo menos una vez cada dos semanas a Asunción del Paraguay para atender sus asuntos.

Aunque no hay un pronunciamiento oficial de parte de esa entidad, ni siquiera se ha sugerido cambiarlo. “Es que tiene un fuerte respaldo de parte de toda la dirigencia sudamericana”.

Cuando fue aprehendido en Sucre, hace dos semanas, por orden del Ministerio Público, y dos días después enviado a la cárcel mediante una resolución del juez 5º de Instrucción en lo Penal de Chuquisaca, Roberto Valdiviezo, quien halló en la investigación indicios por varios delitos, una incertidumbre se apoderó de la gente que trabaja en la FBF.

Con él en la cárcel y con el secretario ejecutivo, Alberto Lozada, con detención domiciliaria por los mismos cargos, en primer término pasó por la cabeza de la dirigencia dar una vacación colectiva en la Federación, mientras las aguas se calmen, pero no fue necesario.

El jueves salió la plata para impuestos. La FBF no puede atrasarse en ese aspecto. Durante la gestión de Chávez, la entidad pagó unos $us 4,5 millones al SIN por gestiones pasadas y, entre otras cosas, logró evitar que su edificio de Cochabamba fuera rematado. Ahora trata de no atrasarse ni un solo día. El mismo jueves los trabajadores recibieron el pago de dos salarios que estaban retrasados: mayo y junio. Ayer terminó julio, y para pagar ese sueldo aún hay plazo.

Igual Chávez está en Palmasola, el segundo vicepresidente de la FBF y titular de la ANF, Jorge Justiniano, también está detenido preventivamente en el penal de Cobija y lo mismo ocurre con el secretario general, Pedro Zambrano, en Trinidad, aunque éste fue trasladado a una clínica debido a que era urgente que recibiera atención médica.

Debido a la situación de los tres dirigentes, el Comité Ejecutivo de la FBF está imposibilitado de reunirse. Sus otros dos miembros, que están libres, el primer vicepresidente y titular interino de la Liga, Marco Ortega, y el tesorero Wálter Zuleta, no hacen quórum.

Aun así, el secretario general de la Liga, Hormando Vaca Díez, hace gestiones para concretar un amistoso en la fecha FIFA de septiembre para la Selección, todo con la venia de Chávez. En su última reunión el Comité Ejecutivo de la FBF convocó a congreso extraordinario para el 9 de octubre y decidió la rescisión de contrato con el técnico, Mauricio Soria.

Tras una investigación iniciada de oficio por la Fiscalía General del Estado, Chávez, Lozada, Justiniano y Zambrano fueron imputados por los delitos de legitimación de ganancias ilícitas, organización criminal, uso indebido de influencias, beneficios en relación al cargo, delitos tributarios y estafa con agravantes con víctimas múltiples. Además de ellos, también tienen detención domiciliaria, el dirigente cruceño Pablo Salomón y el contador general de la FBF, Ernesto Canedo.

Próxima semana vendrá comisión de Conmebol

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) enviará la próxima semana una comisión al país que se ocupará de ponerse al tanto de la situación por la que atraviesan la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y sus principales dirigentes, acusados por el Ministerio Público por presuntos delitos de corrupción en el manejo de los recursos que ingresaron a nombre del país al balompié nacional.

La Conmebol está enterada y hace un seguimiento de las acusaciones que pesan sobre algunos dirigentes de la FBF. Además, es la entidad encargada de tener informada a la FIFA de lo que ocurre en Bolivia. Hasta ayer no fue posible lograr una información oficial de la Conmebol, que no hace comentarios en estos casos.

Sin embargo, trascendió que la comisión que llegará a Bolivia se ocupará, en primer término, y con autorización de los dirigentes de la propia Federación, de revisar los movimientos contables y establecer el destino de los dineros entregados tanto por la Conmebol como por la FIFA.

Salomón y Canedo, con detención domiciliaria

Yuvert Donoso

La Justicia decretó ayer detención domiciliaria para el presidente de la Asociación Cruceña de Fútbol (ACF), Pablo Salomón y para el jefe de contabilidad de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Armando Canedo, luego de las  audiencias cautelares, en el marco de la investigación penal abierta por el Ministerio Público por supuestas irregularidades en el manejo económico del balompié.

El juez 5º de Instrucción en lo Penal, Roberto Valdiviezo,  determinó para Salomón detención domiciliaria en Santa Cruz con escolta permanente, arraigo  y una fianza de 40 mil bolivianos. Sobre Canedo, dispuso la detención domiciliaria con escolta, fianza de 40 mil bolivianos y se le prohibió mantener cualquier contacto con funcionarios de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), de la Asociación Nacional de Fútbol (ANF) y de la Liga Profesional.

El juez del proceso señaló que se consideró los problemas de salud de Canedo para haber optado por la detención domiciliaria, pese a que el Ministerio Público solicitó su detención preventiva.

Carlos Chávez, Jorge Justiniano y Pedro Zambrano están detenidos preventivamente en las cárceles de sus ciudades de origen; Lozada, Salomón y Canedo podrán asumir defensa desde sus domicilios. Son investigados por los delitos de organización criminal, legitimación de ganancias ilícitas, uso indebido de influencias, beneficios en razón del cargo, delitos tributarios y estafa con la agravante de víctimas múltiples.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia