Fútbol

El próximo seleccionador

Creer que en Bolivia hay buenos técnicos no es suficiente.

La Razón (Edición Impresa) / Editorial

00:00 / 15 de septiembre de 2014

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) ha iniciado la búsqueda del próximo seleccionador nacional. En los cuatro años que vienen, el que asuma tendrá al menos tres retos importantes por afrontar: dos ediciones de la Copa América —una de ellas extraordinaria— y las eliminatorias rumbo al Mundial Rusia 2018.

Parece una decisión tomada que el DT será un extranjero. Lo ha dejado en claro el presidente de la FBF, Carlos Chávez, y eso se va a dar a no ser que los dirigentes del Comité Ejecutivo y los de la Comisión Nacional de Selecciones le hagan cambiar de parecer.

Primero, los encargados de tomar la decisión —aquella que hará sentar en la silla de Bolivia al mandamás del cuerpo técnico— deberían decir abiertamente a qué apuntan: si a competir con opciones de lograr algo grande, a tomar la gestión como un saludable proceso para buscar objetivos a mediano o largo plazo, o a más de lo mismo, que en los últimos tiempos ha hecho que la selección sea algo así como un relleno, sin chance de pelear por nada, dadas las condiciones que tiene, que son bastante pobres.

No hace falta ser gran entendido para darse cuenta de que el fútbol boliviano está lejos de competir. Eso, sin embargo, no significa tirar la toalla desde ahora. Habrá que pensar en un proceso, pero de verdad; y en el camino ver para qué alcanza lo que se va haciendo.

Hay algo que se debe tomar en cuenta. Afuera, no hay en el mundo ningún técnico, por más bueno que sea, que conozca la realidad por la que atraviesa el fútbol boliviano. Por tanto, al que venga primero le va a costar consustanciarse de esta situación. Y a partir de ahí empezar a trabajar. O sea, arrancar de cero.

A la dirigencia le cuesta sobremanera creer en lo nuestro y quizás por eso deja pasar la oportunidad de poner a la selección en manos de un buen profesional boliviano, pero además uno que conoce la situación como la palma de su mano.

Creer que en Bolivia hay buenos técnicos no es suficiente. Respetarlos como tales es valorarlos y, en consecuencia, debería corresponder darles la oportunidad.

Lo otro, buscar primero afuera, es demostrar cierto convencimiento de que en el país no hay entrenadores capacitados.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia