Fútbol

Faltó la ‘milluchada’, quizás es por eso, dice Ortuño

Durante mucho tiempo, Bolívar ha echado mano de las costumbres indígenas para atraer la buena suerte. El extécnico Jorge Habegger pedía que estas prácticas se hicieran cada mes

Encuentro. El dirigente Javier Ortuño y el actual entrenador, Xabier Azkargorta. Este año no hubo ‘milluchada’.

Encuentro. El dirigente Javier Ortuño y el actual entrenador, Xabier Azkargorta. Este año no hubo ‘milluchada’. Ignacio Prudencio.

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

00:02 / 01 de mayo de 2015

Las milluchadas, una costumbre indígena para atraer la buena suerte, le han funcionado por lo general a Bolívar en lo deportivo, pero este año no se hizo una y quizás por eso los jugadores fueron “abandonados”, por tanto las lesiones abundaron. Desde hace mucho tiempo, Javier Ortuño —dirigente de la Academia a partir de 1964— cree mucho en esas ofrendas y las ha practicado decenas de veces. En este 2015 —confió— no se hizo nada y cree que ése es el motivo para tanto lesionado.

“Recuerdo que esta práctica la comenzamos en la época de don Mario Mercado (presidente de honor del club), ya que él como empresario minero tenía la costumbre de darle ofrendas a la Pachamama mediante las milluchadas (entrega de mesas y sullos o sacrificio de animales), algo característico para que en sus minas no se produzcan sobre todo accidentes, la gente no se enferme. Luego, esto se trasladó al plantel para que los futbolistas no sufran lesiones y tengan suerte durante el desarrollo de un certamen”, contó Ortuño.

No había año que no se llevara a cabo ese rito en Tembladerani. Algunos entrenadores, entre ellos el argentino Jorge Habegger, tenían fe ciega. “Él incluso quería que cada mes se hiciera esa ofrenda y continuamos con esa tradición durante mucho tiempo. Luego volvimos a practicar esta costumbre con Ángel Guillermo Hoyos, Miguel Ángel Portugal, pero ahora se la dejó de lado”.  Ortuño insistió en que “tal vez esto haya tenido su incidencia, porque ahora las lesiones nos persiguen, eso ha pasado a lo largo de este certamen”.

En muchos casos —agregó— esas lesiones han derivado en operaciones, como las de Sánchez Capdevila, Juan Carlos Arce y Jaime Arrascaita. La seguidilla de lesiones le ha impedido al club repetir equipo de un partido a otro, y en los últimos cotejos, Bolívar se ha quedado sin delanteros. “Ahí nos equivocamos, teníamos que tener más delanteros, contratar alguno más ante una contingencia como la actual”.

De lo que está seguro Ortuño es de que Bolívar será bicampeón, pues tras ganar el torneo Apertura, está a un paso de alcanzar también el Clausura. “Tenemos  fe en poder conseguir el bicampeonato, las posibilidades están intactas y confiamos en el trabajo del cuerpo técnico y la producción del plantel de jugadores”.

Tenorio, tres veces en la lista

Los que más

De acuerdo con una tabla que maneja el cuerpo médico de Bolívar, hay cuatro jugadores con más lesiones este año: el ecuatoriano Carlos Tenorio —que actualmente se recupera de una de ellas—, con tres; mientras que Jhasmani Campos, Erwin Saavedra y Juan Carlos Arce, cada uno con dos.

Tres cirugías

Tres jugadores lesionados han requerido intervención quirúrgica: José Luis Sánchez Capdevila, por fractura de hombro; Juan Carlos Arce y Jaime Arrascaita, que fueron sometidos a microcirugías de la rodilla. Los tiempos de recuperación variaron.

No se lesionaron

Son 14 los jugadores de la Academia que se han lesionado en lo que va del año. De los habituales titulares, no aparecen en esa nómina tanto el golero Romel Quiñónez como el zaguero Ronald Eguino.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia