Fútbol

El gol de Ferreira enfrió la calurosa noche santiaguina

El Bo-bo-bo se escuchó en el estadio chileno, pese a la abrumadora mayoría local: La Academia contó con un buen respaldo

Bolivianos. Bolivaristas o no, la Academia tuvo respaldo en Apoquindo.

Bolivianos. Bolivaristas o no, la Academia tuvo respaldo en Apoquindo.

La Razón / Jorge Asturizaga / Santiago

03:29 / 10 de febrero de 2012

Cuando Wálter Flores salió expulsado de la cancha, los integrantes de la barra de "Los Cruzados" comenzaron a cantar "El que no salta no tiene mar, el que no salta no tiene mar". Los hinchas de las otras tribunas no se quedaron callados y se asociaron a la ‘cargada’. La respuesta llegó en los minutos finales del partido con el Bo-bo-bo li-li-li via-via-via de los casi 30 bolivaristas que llegaron hasta el San Carlos de Apoquindo.

Las tribunas están muy cerca de la cancha y la gente también se metió en el partido. Obvio que la mayoría alentó al local, sin embargo los bolivianos no se quedaron atrás y su esfuerzo fue agradecido con un aplauso de parte de los jugadores en el final.

Entre amigos o solos llegaron hasta el estadio ubicado en un exclusivo barrio, en el límite de la ciudad, al oriente. Tuvieron que ir en metro un buen trecho y luego en bus o taxis para llegar hasta el estadio de la Católica. El esfuerzo valió la pena, al final celebraron un buen resultado (1-1) que abriga esperanzas de una buena participación en la Copa Libertadores de América.

Gran parte del estadio quedó frío en la calurosa noche de Santiago en el minuto 38. William Ferreira anotó el primer gol del partido y el uruguayo se los dedicó a los hinchas y cumplió el deseo de estrenarse con gol este año en una competencia oficial, tal como lo dijo el día previo a MARCAS.

La tranquilidad volvió a los chilenos en el minuto 41, con la conquista de Ovelar que no sólo sirvió para salvar un punto sino para darle un poco de aire al técnico Mario Lepe, quien recibió la reprobación de los hinchas. La segunda parte fue de puro nervios, se jugó al límite y a nivel de los hinchas también. Los bolivianos residentes en Santiago se mordieron las uñas en el minuto 46 por el tiro libre de Rudy Cardozo que salió desviado.

Los datos

Desesperado

El hincha chileno se desesperó en la recta final. Universidad tenía a Bolívar contra las cuerdas, pero sin anotar. Algunos aficionados se enojaron y pidieron la renuncia del técnico Mario Lepe.

Felicitación

Los jugadores celestes se abrazaron cuando acabó el lance y fueron a saludar a la terna arbitral del encuentro. Frontini le dio un beso en la mejilla al referí argentino.

Visita

Una delegación de la embajada y el consulado boliviano se hizo presente en el camarín para felicitar a los jugadores de la Academia.

El goleador cumplió con su deseo de convertir

El capitán William Ferreira encabezó al puñado de jugadores que al final fueron hasta donde estaba la treintena de hinchas bolivianos para agradecer su apoyo. Desde adentro los celestes aplaudieron “a esos sacrificados aficionados que vinieron para alentarnos”.

Ferreira no se cambiaba por nadie, por dos motivos: “Se me ha cumplido el deseo de convertir un gol en un partido tan complicado como éste, y además Bolívar tuvo un buen debut, que nos hace soñar con lo que viene”. El delantero destacó “el esfuerzo de todo el grupo, no sólo de unos cuantos. Además, entre todos estamos convencidos de que podemos cumplir una buena Copa Libertadores de América y hemos comenzado bien”.

“Como el técnico nos dice cada que puede, Bolívar va a competir en este torneo, no sólo va a participar, y eso compartimos todos. Ojalá que a la larga todo el esfuerzo sea recompensado a través de los resultados”. Ferreira, finalmente, manifestó una frase que pareció salirle del corazón: “Quise festejar con los hinchas para agradecerles, porque vinieron y por lo bien que me siento viviendo en Bolivia”.

Sin duda que el punto sabe a buen negocio - Óscar Dorado Vega

Porque empatar afuera lo es. Porque se trató del debut. Porque se consiguió a fuerza de dignidad y personalidad, lo que equivale a valorar un muy interesante primer tiempo y una segunda parte en la que sufrió, acaso porque Católica fue otra, las piernas ya no respondieron del mismo modo, y, aparte, resistió veinte minutos con uno menos tras la expulsión de Wálter Flores.

Bolívar jugó —mientras pudo— de igual a igual. Nada de arratonarse en el fondo. Y es que de entrada la presión y el ritmo celeste complicaron en grado sumo a un local descompaginado y por ello carente de profundidad, de peligro. En esa fracción inicial el equipo nacional mereció irse ganador (a no ignorar que el palo salvó a Toselli luego de una arremetida de Frontini). Ferreira abrió la cuenta y en la igualdad de Ovelar, con el final encima, la defensa quedó mal parada frente a un contragolpe de los cruzados.

Fue, además, una excelente demostración de capacidad física y achique de espacios. Bolívar —en un cotejo tan vertiginoso como desordenado— recobró pronto el balón y ese resultó un factor clave. En contrapartida, el comienzo del periodo final casi se transforma en pesadilla. El dueño de casa dispuso de tres ocasiones para desnivelar y no estuvo fino en la definición, especialmente Harbottle, que elevó desde muy cerca.

Hoyos recompuso las cosas en base a los ingresos de Lizio y Arce. La línea de tres en defensa pasó a tener, casi siempre, un componente más y la Academia, no sin una buena cuota de sacrificio, salió del ahogo, aunque no alcanzó la estatura del primer tiempo, debido a que, en oposición a lo anterior, perdió la pelota rápidamente. De todas maneras, le jugó a favor la manifiesta desesperación del conjunto chileno, que sumó atacantes sin que ello implicara productividad, a raíz de sus carencias en la creación.

El uno a uno es valorable. Y servirá realmente si la cosecha en Miraflores representa, como otrora, el caudal ideal. Para empezar fue mucho más lo bueno (sin ignorar los vacíos ya anotados). Bolívar abrió en Santiago el cauce a la ilusión.

Óscar Dorado Vega es corresponsal en Bolivia de Fox Sports.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia