Fútbol

Freddy Fernández - ‘Dirigir San José es muy difícil’

La semana pasada hinchas del santo le reprocharon a él y su familia. Fernández pide que pongan plata.

Freddy Fernández Ponce

Freddy Fernández Ponce Foto: Alejandra Rocabado

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

00:00 / 11 de agosto de 2014

El club más tradicional de Oruro y uno de los que levanta gran pasión en el país es dirigido por el empresario minero Freddy Fernández, quien pese a las amenazas recibidas por respaldar al extécnico Álvaro Peña, sostiene que desea cumplir su mandato al frente de San José y terminar los proyectos trazados.

Lo único que pide a la hinchada es que lo dejen trabajar y que por el contrario aporten, en vez de solo criticar o amedrentar a su familia.

— ¿Cuántos años está al frente de San José?

— Dos años y medio y tenemos el mandato hasta junio de 2015, y pese a que hay algunos problemas con la hinchada que presiona de todo, incluso a nivel familiar, tengo el compromiso de cumplir mi mandato. No hay problema si la gente reclama, pero sí pido respeto a mi familia, ellos no tienen que ver con el club. Quiero dejar una institución con proyectos terminados y crecer deportivamente y en infraestructura.

— ¿El Estado Plurinacional coopera al club?

— Sí, gracias a Dios, firmamos con el presidente Evo Morales y la alcaldesa de Oruro, Rocío Pimentel, un compromiso mediante el cual nos colaboran para tener infraestructura deportiva. Se iniciaron las labores para contar en los predios de Vinto con una primera fase con dos canchas sintéticas, colocado de graderías para 4.000 personas a la cancha de pasto natural que tenemos, mejorar los vestuarios, contar con un albergue para nuestras divisiones menores en el terreno de cinco hectáreas. También tenemos previsto edificar un coliseo y ambientes para los jugadores del primer plantel. El mandatario Morales nos apoya con 11 millones de bolivianos para la primera fase. Los trabajos ya están en ejecución.

— ¿Por qué las presiones?

— Soy una persona honesta y muy sana. Lo que tengo lo hice con mi trabajo, no estoy metido en política ni lo haré. Me gusta la honestidad, sinceridad y transparencia, entonces jamás voy a cometer un error o un exceso porque tengo que cuidar el nombre de mi familia, eso es lo más sagrado. Lamentablemente existen personas a quienes les gusta gritar por atrás, no entiendo, cuando uno le dedica gran tiempo al club, además por qué el acoso, insultos y gritos, ¿acaso no tienen familia? Pese a las amenazas, voy a seguir. Uno siempre trata de hacer lo mejor para el club, lamentablemente al profesor Álvaro Peña si bien trabajó muy bien, no logró resultados al inicio y se tomó decisiones.

— ¿Cómo le ha ido en el plano deportivo?

— Nos fue regular porque San José estaba desmantelado cuando asumimos, no tenía jugadores, tuvimos que armar de nuevo, tampoco había plata para arrancar, había una deuda de 90.000 dólares que la cubrimos en un proceso de Fabol. Luego las cosas mejoraron; la primera gestión clasificamos a una Copa Libertadores; la segunda, a la Copa Sudamericana, y nuevamente a la Libertadores, así que se mejoró a este nivel. Pero todo esto significa inversión, ahora por ejemplo la planilla de esta temporada alcanza a los 90.000 dólares.

— ¿Hasta el momento invirtió 700.000 dólares?

— Tenemos ese dinero invertido, no me arrepiento, al principio me colaboraron Gregorio Mamani y Richard Vásquez, después se olvidaron, así que la carga la llevo yo por cumplir mi compromiso. Obviamente invertir en el fútbol es un riesgo, pero debo cumplir el compromiso asumido. Es verdad que con los torneos internacionales se buscará recuperar algo, pero la verdad es muy difícil. Mi antecesor Wálter Mamani invirtió 600.000 dólares que no logró recuperar. En San José hay que dejar plata porque el club se debe mantener con el bolsillo del dirigente. No me arrepiento si queda algo de mi dinero en el club, que vamos a hacer; pero si pido a la afición en Oruro que me dejen trabajar, cumplir mi gestión, después voy a dejar el club.

— ¿Cómo se hizo hincha de San José?

— Yo fui trabajador de Enaf (Empresa Nacional de Fundiciones) y allá mi amor por el club creció, pese a que desde pequeño me identifiqué con los colores. Llegó el momento y asumir, desde joven tuve colección de poleras, mi ídolo fue el Tata Daniel Valencia. Me gustaba gritar en algunas fiestas “San José, San José”, y pedía a la orquesta que interprete el Viva, viva mi San José.

— ¿Por qué permite que interfiera la afición?

— Acá hay mucha presión, no dejan comer ni comen.  Incluso me hago llevar con la hinchada cuando debía imponer mis criterios como dirigente, pero no es así porque acá la gente se levanta, incluso el Comité Cívico interviene. Dirigir San José es muy complicado y no es como en otras ciudades; aquí persisten, van a la cancha, lo buscan a uno, hay mucho fanatismo, no dejan trabajar.

Empresario minero con afecto al santo

Paceño

Freddy Fernández Ponce nació en Moza, provincia Inquisivi de La Paz el 26 de noviembre de 1955. Su esposa es María Antonieta  Burgoa y sus hijos, Marcelo, Zulma, Susana, Lisbert.

Minero

Es empresario, exporta estaño a Alemania y China. Desde niño es hincha de San José.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia