Fútbol

Frente a frente, dos enemistados

En el país, Quinteros y Baldivieso casi se van a los golpes. Hoy dirigen a Ecuador y Bolivia

Incidente. Una muestra de lo que ocurrió en 2009. Baldivieso (de frente) le grita algo a Quinteros.

Incidente. Una muestra de lo que ocurrió en 2009. Baldivieso (de frente) le grita algo a Quinteros. Fernando Cartagena-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

00:23 / 10 de octubre de 2015

Ocurrió en un partido del torneo de la Liga jugado en 2009, Julio César Baldivieso le gritó “pirata de..” a Gustavo Domingo Quinteros. Éste, ni corto ni perezoso le respondió más duro todavía: “Yo nunca fui borracho ni drogadicto”. Desde aquella ocasión, o quizás desde antes —ya en la época de entrenadores— quienes fueron compañeros como jugadores en la selección boliviana de fútbol que disputó el Mundial de Estados Unidos 1994 están fuertemente enemistados.

El destino quiso volverlos a poner frente a frente ahora al mando de dos selecciones nacionales que están disputando las eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018. Quinteros al frente de Ecuador y Baldivieso, al mando de Bolivia. El martes 13, a las 17.00 hora boliviana, ambos seleccionados se medirán por la segunda jornada premundialista en cancha del Atahualpa de Quito, la casa de la selección de Ecuador.

Hay quienes dan fe de que Baldivieso y Quinteros no se llevaban bien incluso desde 1993. El hoy DT de la selección boliviana siempre fue celoso por la presencia en la Verde de jugadores nacidos en otro país, bolivianos por naturalización. Su colega de Ecuador no fue ni el primero ni el último a quien trató de esa manera.

En 2008, Aurora, comandado por Baldivieso, fue campeón de la Liga. Le quitó el título a Blooming, cuyo técnico era Quinteros. Las fricciones se reanudaron esa vez con una declaración de este último, tratando de “equipito” al valluno. Del otro lado, hubo burlas: “Por culpa de este equipito perdió su trabajo”.

La dirigencia de Aurora saltó y pidió una sanción en contra de Gustavo Quinteros de parte del Tribunal de Justicia Deportiva de la Liga. Pero eso quedó en nada. Un año después por poco se agarran a puñetes en el estadio Félix Capriles. Hubo, de parte de Baldivieso, incluso la amenaza de llevar a juicio ordinario a Quinteros.

Jugaban Aurora y Bolívar por la séptima jornada del torneo Apertura. Estaban empatados, pero Nelson Sossa puso arriba en el marcador al equipo local a los 90 minutos. “Para vos pirata de …”, fue la “dedicatoria” de Baldivieso a Quinteros en plena pista atlética. “Yo nunca fui borracho ni drogadicto”, respondió el DT de la Academia.

El ambiente se caldeó más cuando Ignacio García logró el empate para Bolívar instantes después. Eran colaboradores de Quinteros, Edgardo Malvestiti y Rodrigo Figueroa, quienes celebraron de tal manera que pudo producirse una batalla campal. Cuando Baldivieso se lo propone, hace doler con sus declaraciones. Y ocurrió aquella vez: Quinteros “es un pirata, ya que nadie lo conoce en su país (Argentina) y vino a Bolivia para hacer carrera”.

Nunca se supo si el entonces entrenador de Aurora llevó finalmente el caso a la justicia ordinaria por difamación o qué fue lo que finalmente pasó. Quinteros se defendió: “Yo nunca dije ‘Baldivieso’, no mencioné jamás su nombre, que se quede tranquilo”. A Baldivieso tampoco le cayó bien que tiempo después Quinteros fuera designado seleccionador nacional. Y aprovechó más de una ocasión para criticarlo.

El entonces DT de la Verde dejó a un lado su silencio y lanzó una frase como ésta: “Nunca fuimos adictos a nada”. El de Aurora no se dejó esperar: “Él vivía en el Love City” (una discoteca de Miraflores).  Por todas esas cosas no se pueden ni ver. De nada sirvió que fueran compañeros de una histórica clasificación mundialista en 1993. El tiempo los llevó a tener marcadas diferencias y ahora los vuelve a poner en bandos diferentes.

Invicto frente a Argentina

No pierde

Gustavo Quinteros se ha convertido en el “cuco” de Argentina desde que es seleccionador nacional. Van tres partidos jugados, dos de ellos terminaron en empates y uno en victoria del ahora entrenador de Ecuador.

Dos empates

Cuando Quinteros era seleccionador de Bolivia logró dos empates como visitante frente a Argentina. Uno fue en la Copa América de 2011, en La Plata; y otro, ese mismo año, por las eliminatorias para el Mundial de Brasil 2014, en Buenos Aires, ambos 1 a 1.

Un triunfo

Lesionado, por una rotura del tendón de Aquiles, Quinteros igual dirige a su selección, la de Ecuador. Así estuvo el jueves por la noche en el Monumental de River Plate, en Buenos Aires, donde su equipo mantuvo por largo rato el 0 a 0 hasta que en el final sacó ventaja y ganó 0 a 2.

Del presidente

El presidente de la República de Ecuador, Rafael Correa, elogió al seleccionador Gustavo Quinteros: “Viene haciendo un gran trabajo pero también debemos destacar la calidad de jugadores con los que cuenta. La defensa y el medio campo estuvieron extraordinarios (ante Argentina) pero nos faltó un poquito más arriba”.

Bolivia le clavó una espina a Quinteros

Gustavo Quinteros dirigió a varios jugadores a los que enfrentará el martes en Quito. Con algunos de ellos se saludó durante la Copa América. Unos fueron sus futbolistas en los clubes que dirigió en Bolivia y otros en la selección. Con nadie se lleva mal. Incluso tiene buena relación con otros dos de sus compañeros en la selección boliviana de 1993-94: Carlos Fernando Borja y Luis Héctor Cristaldo, hoy asistentes técnicos de Julio César Baldivieso.

Eso sí, con Baldivieso difícilmente cruzará siquiera el saludo por la rivalidad que se tienen. En todo caso, más allá de los afectos y desafectos, el DT de Ecuador tiene una espina clavada que intentará sacársela en el lance que viene: en Chile 2015, Bolivia —que entonces dirigía Mauricio Soria— se impuso por 3 a

2. Fue un resultado sorpresivo que a la postre ocasionó la eliminación en primera ronda del conjunto ecuatoriano y favoreció la clasificación del boliviano.

Según Quinteros y compañía, por más que esa selección tenía algunas bajas, estaba para dar mayor pelea en la Copa.

Pero ahora la cosa es diferente: Ecuador comenzó con buen pie su participación en las eliminatorias, con una victoria como visitante ante Argentina; en cambio, Bolivia perdió como local frente a Uruguay. El martes jugarán, por tanto, una de las selecciones más fuertes de la primera jornada y la más débil de todas. Por ese lado, Quinteros lleva las de ganar, tomarse la revancha de la derrota en la Copa y de paso aplicarle una caída a Baldivieso.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia