Fútbol

El Tigre gana el título boliviano con un triunfo ante Bolívar en el clásico

The Strongest es campeón de la Liga por décima segunda vez. En el partido final, jugado en el estadio Hernando Siles, superó claramente a la Academia e incluso pudo golear.

Los atigrados celebran la corona con el trofeo del Apertura en manos de su capitán Pablo Escobar.

Los atigrados celebran la corona con el trofeo del Apertura en manos de su capitán Pablo Escobar.

La Razón Digital / Ramiro Siles / La Paz

19:02 / 24 de diciembre de 2016

The Strongest, el Tigre oro y negro, conquistó su décimo segundo título en la historia de la Liga, que no es uno más, porque el significado de éste es mayor, alcanzado gracias a un triunfo por 2 a 1 sobre su acérrimo rival, Bolívar, en la finalísima del torneo Apertura celebrada ayer desde mediodía —a horas de la Navidad 2016— en el mayor escenario del país, el estadio Hernando Siles.

Si ya es grande ganar un clásico, lo es mucho más si con ello se logra alzar la corona, que los atigrados celebraron en grande ante su afición, mientras la tristeza embargaba a los académicos, quienes tuvieron en el Apertura más de una opción para ser campeones sin tener que llegar a una definición y las desperdiciaron.

Aunque el resultado fue estrecho, en realidad fue muy grande la diferencia tratándose de una final, porque en lo futbolístico, físico y anímico, The Strongest pasó por encima de Bolívar sobre todo en el segundo tiempo y pudo haberlo goleado en vez de sufrir en los minutos finales.

La escasez de fútbol caracterizó al primer tiempo. Los ánimos se caldearon al minuto por una trifulca iniciada en un empujón de Luis Gutiérrez a Pablo Escobar y el control propio en ambos lados tardó en llegar.

Demasiados roces y faltas afearon los primeros minutos. Nadie controló el juego y la pelota anduvo dividida en poder de unos y de otros.

Aunque Bolívar llevó la primera carga de peligro, fue The Strongest el que hizo madurar el gol, el primero logrado a los 31 minutos mediante Fabricio Pedrozo, quien definió lo que fue una jugada de Diego Bejarano y una avivada de Pablo Escobar quedándose parado, lo que provocó el choque de los zagueros celestes Ronald Eguino y Nelson Cabrera, y la posterior definición para el 1 a 0.

Así como el Tigre pudo haber hecho el segundo antes de irse al descanso; mientras que al volver de él, hizo suyo el partido, dibujó su juego y, a partir del primer minuto en el que Wálter Veizaga no pudo vencer al golero celeste Diego Zamora, erró una y otra vez goles que, de conquistarlos, la final habría terminado con una estruendosa paliza.

El tanto casi definitivo, el de la tranquilidad, lo hizo —cuándo no— Escobar, una magnífica definición suya después de hilvanar una jugada con su socio Alejandro Chumacero.

Bolívar reaccionó en el final con pocos argumentos, los de su goleador Juan Miguel Callejón, quien primero estrelló la pelota en el travesaño y después —a los 43—, puso el 2 a 1, aunque ya era tarde para intentar la hazaña.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia