Fútbol

Gigantes del arco

Si Courtois es el arquero ideal para el tipo de juego que propone el Chelsea, Fraser Foster se constituyó en el héroe de la jornada

La Razón (Edición Impresa) / Julio Peñaloza Bretel / La Paz

00:56 / 16 de marzo de 2015

Ritmo e intensidad a la inglesa fue lo que ofrecieron el Chelsea y el Southampton que en casi 95 minutos terminaron 1-1 con los blues de Stanford Bridge cómodamente situados en el primer lugar de la tabla de la Premier League, luego de que el Manchester City perdiera frente al Burnley (0-1), ratificando así un bajón de tres derrotas consecutivas que lo perfilan con opciones reducidas para lo que será el lance definitorio frente al Barcelona en el Camp Nou en el cierre de la llave de octavos de final de la Champions League.

Si el puntero de la liga inglesa no tiene suerte en el campo, cosa que suele encontrar casi permanentemente, la tiene fuera, pues son escoltas como el City los que le van facilitando el camino hacia la obtención del título a falta de nueve fechas para la finalización del torneo, considerando que el Arsenal se consolida como tercero al derrotar al West Ham (3-0) pisándole los talones a los de Pellegrini —están a un solo punto—, en progresiva conquista del equilibrio necesario para quedar, como casi siempre, en el podio final.

Muy por fuera del habitual juego posicional que practica el Chelsea, fue el Southampton el que le dio a probar de su propia receta, en tanto jugó exageradamente replegado para salir de contraataque punzante, gracias a la velocidad y zigzagueante habilidad del senegalés Sadio Mané que con sus llegadas, merced al buen acompañamiento del serbio Dusan Tadic y el keniata Victor Wanyama exigió al límite al belga Thibaut Courtois que junto a Manuel Neuer del Bayern de Munich son considerados los mejores porteros del último tiempo.

Sin exigencias y esmero en la disputa del balón en el medio terreno, las vertiginosas e ininterrumpidas transiciones defensa-ataque para unos y otros, hicieron del partido un cúmulo de situaciones en los últimos treinta metros, más interesante y productivo en la primera parte para los dirigidos por el holandés Ronald Koeman, revirtiendo los de Mourinho para la segunda etapa que montaron una maquinaria incesante de búsqueda del área contraria en la que faltó casi nada para que defender a los ponchazos y salir con velocidad por bandas cada vez que se podía, se convirtiera en eso que en el argot popular se llama colgarse del travesaño o poner el autobús delante de la portería y que los del Southampton se las arreglaron para mantener a capa y espada.

Pero si Courtois es el arquero ideal para el tipo de juego que propone el Chelsea, Fraser Foster, el meta inglés del Southampton con 2,01 metros de estatura se constituyó en el héroe de la jornada, demostrando las extraordinarias cualidades que distinguen a un arquero completo que en los balones por elevación cabeceados por Diego Costa, en los remates a quemarropa de Willian, Hazard u Oscar a ras de piso, o en cualquier otra situación en la que en el área, diez defendían y ocho atacaban, el portero supo volar y descolgar, achicar ángulos y despejar, consiguiendo así que el puntero no lograra el tanto de la victoria para el que en términos de llegadas a puerta había hecho suficientes merecimientos.

Más emocionante que cerebral, más acelerado que estratégico, el partido discurrió por los caminos de quien busca la puerta rival como hizo el Chelsea, sin que los del Southampton desaprovecharan el adelantamiento que provocaba descompensaciones en el momento de los contraataques que puso en aprietos más de una vez a Terry y Cahill y que en última instancia, respiraron aliviados gracias a las garantías que Courtois ofrece cuando se requiere su concurso.

La semana para los blues ha sido bastante desagradable sobre todo por la forma en que con el coraje cabeceador de los centrales del PSG, David Luiz y Thiago Silva, quedaron nuevamente eliminados de la Champions y se puso otra vez en evidencia que son los entrenadores tacticistas, aquellos que venden imagen de eficacia ganadora, los que más problemas confrontan a la hora de ganar, que contrasentido, y cumplir por lo tanto, con la filosofía del no importa cómo, o hacer que el rival sea el que se desgaste para usufructuar de sus eventuales errores.

Examino el palmarés de Mourinho y encuentro que ganó media docena de títulos en Portugal entre 2002 y 2004  —ligas, copas, una Champions y una Europa League—, la misma cantidad que con el Chelsea, solo que en este caso obteniendo nada más que títulos nacionales, más los cinco campeonatos ganados con el Inter de Milán entre 2008 y 2010, entre ellos una Champions y con el Real Madrid solamente la Copa del Rey de 2011 y la liga española de 2012. En otras palabras, el luso ha obtenido tres títulos internacionales y dieciséis nacionales, lo que significa que en su haber, las fortalezas pasan por el fútbol doméstico y no por la gran competición europea, allá donde había que medirse con oncenos casi imbatibles como el Barcelona de Pep Guardiola y el Bayern de Jupp Heynckes.

En este contexto, la liga inglesa tiene al luso como pez en el agua, pero nuevamente navegando en las aguas de entrecasa y sin poder romperla en arenas exigentes más allá de las arenas nacionales, en las que los planteamientos tácticos se encuentran subordinados a las calidades de las plantillas, y no como quieren siempre hacer los planificadores aferrados al pizarrón, esto es, convertir a los futbolistas en piezas de una maquinaria en la que los protagonistas no son ellos, sino el estratega. Mourinho deberá esperar otro largo año para intentar nuevamente algo más de lo que consigue en Inglaterra, mientras colegas suyos como Ancelotti, Pellegrini y el propio Guardiola, siguen trabajando sin una idea fija inalterable en los espacios y tiempo, considerando que los dibujos deben estar al servicio de las potencialidades con las que se cuenta en cada plantilla y no al revés. El Chelsea acaricia la obtención de una nueva Premier, pero por ahora, de ahí no vuelve a pasar. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia