Fútbol

Hace 34 años, el Tigre daba una vuelta ‘inolvidable’

Pasaron más de tres décadas desde que la entonces flamante Liga proclamaba al primer campeón, el equipo de The Strongest. Fue un plantel con calidad técnica y mucha garra

Atigrados. La formación titular en la final en Cochabamba. De pie: Reinoso, Fontana, Concha Algarañaz, Iriondo y Peña; en cuclillas: Paredes, Bastida, Ruiz, Lattini, Messa y Cañelas

Atigrados. La formación titular en la final en Cochabamba. De pie: Reinoso, Fontana, Concha Algarañaz, Iriondo y Peña; en cuclillas: Paredes, Bastida, Ruiz, Lattini, Messa y Cañelas

La Razón / Rafael Sempértegui / La Paz

00:28 / 30 de marzo de 2012

Pasaron 34 años desde que la Liga del Fútbol Profesional Boliviano consagró a su primer campeón, The Strongest. El 29 de marzo de 1977, en Cochabamba, el plantel de Achumani lograba la corona de la entonces naciente entidad liguera, tras vencer a Oriente Petrolero por 3-1, con goles de Juan Peña, Luis Fernando Bastida y Ovidio Messa. Saucedo Landa había abierto la cuenta para el albiverde.

“Pasaron tantos años, que cada vez confirmo más que el compromiso de esa época con una camiseta era fuerte, leal y eso nos hacía triunfar. Ese equipo campeón era fuerte en lo físico, en lo mental y aplicaba al máximo eso de la garra y también el buen fútbol. Atacaba hasta con cuatro, cinco, cosa diferente a lo que pasa ahora”, sostiene el exguardameta Luis Galarza, quien fue uno de los capitanes.

Él, en particular, recuerda la anécdota de no haber jugado la final porque tuvo que viajar a Asunción. “El equipo ya estaba clasificado a la Libertadores y se presentó esa circunstancia del viaje. Pero por suerte el Petiso (José) Reinoso tapó bien”.

Galarza, quien luego ganó otros títulos con el Tigre y después fue director técnico, dice que ese grupo reunió a jugadores de bastante temperamento, con mucha calidad técnica y con buen recorrido y experiencia. “Jugué cerca de 17 años en el club, luego lo vi de afuera y lo dirigí, por eso creo que es un campeón inolvidable. Cada uno era un caudillo, un Tigre en su puesto. Todos con voz de mando”.

Desde Chabás (Santa Fe, Argentina), el goleador stronguista de ese equipo, Jorge Carlos Lattini, destaca que ese campeón era de mucha enjundia y sin límites. “Yo hice algunos goles, pues mis compañeros me ayudaron mucho; y lo que más recuerdo es el corazón que le poníamos, la fe y la amistad para salir adelante. Eso nos dio muchas alegrías inolvidables”. Habrá muchos campeones, pero el primero fue el Tigre. Ésa es la particularidad que Raúl Ruiz, volante de ese equipo, destaca de aquella corona.

“Tuve la suerte de alternar en ese equipo con jugadores, con quienes pasamos cosas tan gratas. Pasa el tiempo y cada vez se hace más especial ese título, porque fue el primero, está ahí como el primero y se lo recuerda en esa posición”, dice Ruiz, hoy propietario de un importante salón de estilismo en La Paz. El atacante argentino Luis Fernando Bastida vive en Rawson (Chubut, Argentina). El lateral Juan Peña reside en Santa Cruz igual que otros exatigrados.

El zaguero Mario Concha Algarañaz está en Miami, Estados Unidos, donde radica desde hace más de una década, aunque mantiene contacto con quienes fueron algunos de sus compañeros. Wilfrido Cañelas no se movió de su país natal, Paraguay.

Dos hombres que fueron también vitales para la obtención del título ya no están: Luis Iriondo y Natalio Flores. También partió el entrenador, Freddy Valda. El presidente Rafael Mendoza Castellón falleció hace unos años después de ser el principal artífice de los mayores éxitos atigrados y de la gran obra, el Complejo de Achumani donde fue construido el estadio que lleva su nombre.

Datos para recordar

Campaña. El campeón The Strongest disputó un total de treinta y un (31) cotejos en el primer certamen liguero: ganó 21, empató tres y perdió siete. Anotó 75 goles y soportó 38 en contra.

Goleadores. Sus jugadores más efectivos fueron: Ovidio Messa (17 conquistas); Jorge Carlos Lattini y Luis Fernando Bastida (13 goles cada uno);  Wilfrido Cañellas (9) y Telmo Paredes (6).

La opinión de:

Eduardo Angulo: ‘Todos éramos líderes y unidos’

Lo que más recuerdo de ese equipo es que todos éramos líderes. Jugadores grandes, unidos, con mentalidad ganadora y con respeto. Para nosotros era el fútbol y la identidad con una casaca. Fue un gran campeón.

José Reinoso: ‘Los rivales me querían intimidar’

En esa final del título nos topamos con jugadores en su auge como Romero, Saucedo Landa, Aguilar y otros que en cada llegada de ellos me querían intimidar, pero no lograron amedrentarme y fuimos campeones.

Ricardo Fontana: ‘Teníamos un equipo fuerte’

La final fue con Oriente Petrolero, pero antes jugamos unos partidos exigentes contra varios: Bolívar, Blooming, ante Wilstermann. Teníamos un equipo fuerte, ofensivo y sabía lo que quería en cada partido.

Uber Acosta: ‘Era un lujo jugar con ellos’

Llegué muy joven a ese grupo y era un lujo jugar al lado de ellos. Alternamos en los partidos junto con Raúl Ruiz. La verdad que ese equipo fue una escuela en lo personal, porque aprendí bastantes cosas para el fútbol.

El equipo campeón

El atigrado fue dirigido por Freddy Valda (chuquisaqueño, nació el 23 de marzo de 1931 y falleció el 24 de septiembre de 2003) Según el libro Una historia en números, de Wálter Castedo Rivero, el campeón aurinegro contó con los siguientes jugadores:

Raúl Ruiz Vargas

Luis Iriondo Angola

Telmo Francisco Paredes

Juan Peña Bruno

Guido Mansilla Paniagua

Víctor Montoya Miranda

Raúl Víctor Loza Quispe

Hernán Jorge Cortez Flores

Jorge Carlos Lattini Taselli

Natalio Flores Barra

Ricardo Fontana Miley

Wilfrido Antonio Cañellas Escobar

Ovidio Messa Soruco

Luis Esteban Galarza Mayeregger

Eduardo Angulo Torné

Mario Arturo Nava Meneses

Rolando García Berríos

Mario Heriberto Concha Argarañaz

José Hinojosa López

Jaime Robles Rivero

Pedro Aspiazu Bustios

Óscar Henry Soliz Checa

Jorge Litt Eid

José Uber Acosta Lozano

Domingo Gatto Larrocea

José Antonio Reynoso Mayre

Luis Fernando Bastida Pascual

El primer torneo se jugó en tres fases

El primer campeonato de la Liga duró poco más de seis meses. Abundó en improvisaciones y tuvo algunos cambios de sistema, porque en cierto momento hubo necesidad de darle “mayor atractivo”. Participaron 16 equipos de los clubes fundadores de la Liga:

Cuatro de La Paz: Always Ready, Bolívar, Municipal y The Strongest. Cuatro de Cochabamba: Aurora, Bata, Petrolero y Wilstermann. Cuatro de Santa Cruz: Blooming, Guabirá, Oriente Petrolero y Real Santa Cruz. Además de uno de cada uno de los siguientes departamentos: Beni, 20 de Agosto; Chuquisaca, Stormers; Oruro, San José; Potosí, Independiente Unificada.

La primera fase se desarrolló en dos series de ocho conjuntos cada una. Pasaron a la segunda instancia los cinco primeros de cada una de ellas. En la segunda hubo dos grupos de cinco equipos cada una, y los dos primeros de cada llave avanzaron a la tercera fase. (Aquí surgió un empate entre tres equipos en el segundo lugar del grupo A, por lo que fue necesaria una liguilla extra disputada en Cochabamba).

Finalmente los cuatro equipos clasificados disputaron la tercera fase en un cuadrangular: Bolívar, Oriente Petrolero, The Strongest y Wilstermann. Al producirse un empate en el primer puesto, The Strongest y Oriente jugaron por el título en Cochabamba y se impuso el equipo atigrado (3-1). El primer torneo de la Liga tuvo 168 partidos, con un total de 607 goles, lo que produjo un promedio de 3,61 tantos por encuentro.

O. Messa - La figura de ese equipo asegura que el Tigre fue un justo campeón, fiel a su estilo, con garra y coraje

Fue el hombre que le dio el toque de calidad y que marcó un gol en la final de 1977. “Lo que más recuerdo de ese equipo es que aprendí a nunca bajar los brazos, porque de esa manera dimos vuelta muchos partidos y ganamos. En la misma final volteamos el partido y fuimos campeones”. Messa recuerda que jugó siete temporadas en el Tigre, asegura que simpatiza con el club, aunque se declara hincha de Chaco Petrolero, donde nació futbolísticamente. “Es algo grato haber sido parte de un hecho tan bonito y especial como ese título. Le pusimos mucho amor”.

A. Saucedo - El exariete sostiene que Oriente debía ser campeón, aunque reconoce que en el fútbol los goles definen

El exdelantero dice que Oriente debió ser el primer campeón liguero, porque jugó mejor y creó más opciones en la final, aunque admitió que el Tigre supo definir. “En el fútbol es metiendo que se gana un partido, pero también es cierto que nosotros fuimos más en esa final, eso lo puede ratificar Ovidio. Nos perdimos muchos goles, sin embargo elllos marcaron tres y fue un baldazo de agua fría para nosotros”. Saucedo califica al Tigre de ese año como “un equipo de mucho peso y de gran fortaleza”, y recordó que a ese mismo cuadro, Oriente le ganó en la final de la Liga de 1979.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia