Fútbol

Humillados

Bolivia había logrado la clasificación a cuartos de final de la Copa América —después de muchísimos años— y ése ya era un paso adelante. Hoy, con esta paliza, son muchos los pasos que ha dado hacia atrás.

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:21 / 07 de septiembre de 2015

Argentina le ganó 7 a 0 a Bolivia el viernes. Fue una situación humillante y vergonzosa. Es que hace rato que a la selección nacional no le hacían tantos goles. Hay que admitir que los problemas del fútbol boliviano son muchos, pero también saber separar las cosas: la crisis institucional que vive la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) no tiene por qué repercutir de tamaña forma en la deportiva, aunque los más interesados quieran hacer ver que así es. Ahora, es evidente que en algunos casos, una tiene que ver con la otra.

Por una parte, es el resultado de la improvisación. El actual Comité Ejecutivo de la FBF demoró demasiado en tomar decisiones y para colmo lo hizo mal. Dos semanas antes de elegir a Julio César Baldivieso como seleccionador se suponía que el técnico era otro, el español Miguel Ángel Portugal, incluso éste ya había mandado una lista de convocados.

La decisión de la Liga de no avalar la contratación de Portugal les hizo cambiar de rumbo a los dirigentes y pensaron en Eduardo Villegas, hasta lo anunciaron. Ni esperaron que éste dijera sí. Cuando dijo no, sacaron de la galera a Baldivieso y en tres horas lo ataron al cargo. Sin un proyecto, sin nada, a la apresurada. Si estos dirigentes siguen así, desconociendo las necesidades reales de nuestros fútbol, qué será de la pobre selección.

De paso, emergió la falta de profesionalismo de los seleccionados y una mala calidad de fútbol. Por más escaso entrenamiento que tenga, un técnico debe saber acomodar sus fichas hasta en estas circunstancias y está más que claro que no lo hizo, y el equipo fue cualquier cosa como lo fueron también los jugadores, no solo escasos de fútbol, sino también de actitud.

Casi dos meses antes, Bolivia había logrado la clasificación a cuartos de final de la Copa América —después de muchísimos años— y ése ya era un paso adelante. Hoy, con esta paliza, son muchos los pasos que ha dado hacia atrás. Dentro de un mes comenzarán las eliminatorias. ¿Será posible revertir esto? Ojalá que sí. Para ello tiene que haber moral, dirigentes pensantes, un equipo de trabajo competente y serio, y jugadores, antiguos o nuevos profesionales y convencidos de que sí se puede. Si no es así, la selección no irá a ningún lado.

El 7 a 0 ha generado hasta irrespeto hacia nuestra selección. Burlas aparte, un periodista argentino expresó que el fútbol boliviano es amateur. Debería preocuparse por averiguar por qué un fútbol tan profesional como el de su país no gana nada hace rato. Más allá de eso, Bolivia necesita recuperar el respeto de los rivales. Estar en el último lugar no significa sufrir desprecio. Hay que trabajar. La gente tiene que saber que, de las caídas, los bolivianos nos podemos levantar.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia