Fútbol

Inmerecida, pero derrota al fin

Bolivia reaccionó en el segundo tiempo e igualó, sin embargo, sobre el final se descuidó

Fatídico. Los colombianos festejan el tanto de la victoria; el golero boliviano Romel Quiñónez aparece derrotado.

Fatídico. Los colombianos festejan el tanto de la victoria; el golero boliviano Romel Quiñónez aparece derrotado. Pedro Laguna.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

03:16 / 25 de marzo de 2016

Bolivia regaló todo el primer tiempo y Colombia le sacó tajada (0-2). En la segunda parte fue otra la selección nacional —no tanto en lo futbolístico, sino con empuje— y eso lo supo traducir en el resultado (2-2), pero erró en dos factores: no pudo liquidar a su rival cuando lo tenía a tiro de rematarlo y, de paso, no se cuidó en el final; así que en los descuentos la visita se impuso 2-3.

Fue un triste cierre. El equipo de Julio César Baldivieso cedió otros tres puntos en casa, como frente a Uruguay, y aunque queda un largo camino por recorrer, estas primeras cinco jornadas jugadas de las eliminatorias para el Mundial Rusia 2018 hacen presagiar otra tortura futbolística para el país. Apenas tiene tres puntos de la victoria contra Venezuela. Los otros cuatro cotejos fueron derrotas.

A la larga, lo que comenzó mal ayer, con un fulbito intrascendente, dudas atrás, sin creación desde el medio sector y sin argumentos para hacer daño, terminó mal; aunque quizás la Verde no lo merecía por esa segunda parte en la que fue protagonista de primera línea. Tal vez el empate hubiera sido lo más justo.

Pero le volvió a pasar lo de 2011, cuando el partido estaba 1-1. Aquella vez, en los descuentos (92’), Radamel Falcao hizo el segundo de Colombia (1-2). Ayer, al mismo minuto —vaya casualidad—, el que convirtió fue Edwin Cardona para el 2-3 definitivo.

La primera parte fue para el olvido. Bolivia tuvo la pelota, la llevó de un lado al otro, eran toques y toques y escasísima profundidad. Hubo acercamientos, pero no gran cosa. Algún casi gol —como un remate de Rudy Cardozo que exigió la atajada de David Ospina—. Nada más.

En cambio, Colombia llegó dos veces e hizo la misma cantidad de goles. Ambos muy parecidos. Bacca a Rodríguez, y adentro (10’). Rodríguez a Bacca, y a festejar de nuevo (41’). Súper sencillo, pero muy efectivo. Con el ingreso de Yasmani Duk Bolivia mejoró en el segundo tiempo. De un cabezazo suyo en el área nació el penal que a los 50’ Juan Carlos Arce cambió por el primer descuento.

Poco después, a los 62’, vino el segundo. Duk la peleó por la banda izquierda y le dio un gran pase a Alejandro Chumacero, cuya definición de derecha fue inatajable (2-2). Era para buscar el tercero y liquidar, aunque también Colombia tuvo su chance. Así, fueron minutos finales en los que el partido estaba para cualquiera, pero los cinco de adición, en vez de favorecer a Bolivia, le abrieron el camino a su rival para que liquidara. 

Destacado - Yasmani Duk

Cuando ingresó en el segundo tiempo, Bolivia cambió. Generó el penal y el pase para el gol del empate. No pudo hacer su tanto.

El árbitro - regular

Toda Colombia se le subió a las barbas a Wilton Pereira, el juez brasileño. Al equipo rival le permitió todo y condicionó el juego nacional.

Los datos

De peligro

Bolivia dominó todo el primer tiempo. Tuvo llegadas, pero las de real peligro de gol fueron escasas: un disparo de Cardozo, que tapó Ospina, y una media vuelta de Arce, cuyo disparo salió apenas alto.

Poco, pero...

En cambio lo de Colombia fue una lección de efectividad. En esa primera parte, dos llegadas y dos goles. Quizás en la segunda se acercó un poquito más (tres) y en la última liquidó. Claro, la calidad de sus jugadores en definición no se discute.

Como en 2011, fue el ‘maldito’ minuto 92

El destino quiso que Colombia ganara ayer con un gol a los 92 minutos del partido (2-3), igual que lo hizo el 11 de octubre de 2011, en aquella ocasión por 1-2. La historia se repitió. Hace cuatro años y un poco más el encuentro estaba 1-1. El gol de la apertura lo había hecho Dorlan Pabón a los 48 minutos, recién comenzado el segundo tiempo; el del empate, fue obra de Wálter Flores a los 84.

Parecía que el partido se iba a acabar así; sin embargo, un pase dejó solo a Radamel Falcao García y el delantero no perdonó. Revisando la historia, fue a los 92’. Ayer, Bolivia estaba salvando al menos un empate en condición de local. Iba perdiendo en el primer tiempo (0-2); sin embargo, tuvo una meritoria y magnífica reacción en la segunda parte (2-2). Hubo adición y en el segundo minuto de tiempo extra, ahora fue gol de Erwin Cardona.

Sin Arce ni Zenteno en Córdoba

Suspendidos

La derrota no es lo único malo que le dejó el partido de ayer a la selección boliviana. También la suspensión automática por dos cartones amarillos de dos de sus jugadores de la columna vertebral: Edward Zenteno en la defensa y Juan Carlos Arce en el medio sector; ninguno podrá jugar el martes ante Argentina en Córdoba, por la sexta jornada de las eliminatorias.

A Cochabamba

La delegación nacional se fue ayer mismo a Cochabamba, donde a partir de hoy comenzará su preparación para rivalizar con Argentina. Está previsto que viaje el domingo a Córdoba.

Con una

Con una amonestación están en Bolivia los zagueros Fernando Marteli y Ronald Eguino; el lateral volante Erwin Saavedra; los mediocampistas Danny Bejarano y Jaime Arrascaita; y el delantero Yasmani Duk.

Un árbitro debutante y muy complaciente

El brasileño Wilton Pereira Sampaio debutó ayer en las eliminatorias dirigiendo el partido entre Bolivia y Colombia jugado en el estadio Hernando Siles de La Paz y dejó una estela de dudas por su complaciente actuación a favor del seleccionado visitante. No es que sus cobros hubieran tenido directa incidencia en el resultado del juego (2-3). Entre otras cosas, no hubo ningún gol que se hubiera generado por alguna equivocación suya.

Sin embargo, le dejó a Colombia hacer lo que le convenía, por ejemplo , perder tiempo. Un tiro de meta, un lateral o una falta a favor del equipo visitante era para que los cafetaleros se tomaran cada vez unos 20 segundos para regresar la pelota al movimiento. Así, fácil dejaron pasar muchos minutos acumulados.

Encima, lo riguroso que el árbitro fue con los bolivianos —cobró faltas que incluso no habían, sacó amarillas a tal punto que dio de baja a Edward Zenteno y Juan Carlos Arce para el partido contra Argentina— no lo fue con el equipo visitante. Basta un ejemplo: ya debió amonestar cuando entre dos jugadores “bajaron” a Alejandro Chumacero a los 8 minutos. A los 21, tras un pelotazo de Zenteno se iba Arce con buena perspectiva, lo “bajaron” y no cobró nada, dejó seguir.

Así fue sumando cosas: volvió a equivocarse por una infracción a Chumacero y por poco llega otro gol del equipo colombiano. Para él, a los 38 hubo una mano de Rudy Cardozo. El árbitro adivinó, no tenía forma de ver la jugada porque estaba cubierto. Sin embargo, pitó de memoria. A Rudy le faulearon en el borde del área. Levantó las manos y optó porque siguiera el juego. Si cobraba, Bolivia hubiera tenido una buena chance para buscar el descuento de tiro libre.

A sus 34 años, Pereira Sampaio, asistente administrativo en una multinacional brasileña y FIA desde 2013, dejó una mala sensación. En su hoja de vida reposan apenas tres torneos continentales: Copa Libertadores, Copa Suramericana y un Suramericano Sub-17. En tres años como FIFA, ha pitado 14 partidos internacionales con el de ayer, una cantidad muy baja para el tiempo en referencia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia