Fútbol

Jaime Tapia: ‘No hay ninguna base jurídica’

El abogado tiene argumentos para intentar echar por tierra la imputación por cinco delitos en contra del presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, quien guarda detención preventiva en Palmasola.

El abogado Jaime Tapia junto a Carlos Chávez.

El abogado Jaime Tapia junto a Carlos Chávez. AFKA.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

01:51 / 28 de julio de 2015

— Carlos Chávez está acusado por cinco delitos, según la resolución mediante la cual tiene detención preventiva, ¿qué dice usted como su abogado defensor?

— En ninguna parte el juez establece una participación de una organización criminal, no tiene elementos para afirmar esa probabilidad de autoría con relación a este delito. En la lectura del tenor de la resolución lo único que había era el ejercicio de funciones dentro de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), en las diferentes instancias que ésta tiene y los cargos que existen según el estatuto de la entidad.

— ¿Hay organización criminal?

— No puede ser organización criminal. Si fuese así, cualquier entidad privada que tenga una estructura orgánica con estatutos y con normativa interna se podría equiparar a una organización criminal por el solo hecho de que se le investigue. Eso es totalmente falso, es equivocado por parte del juez, es notorio cómo hubo ausencia completa de valoración de pruebas. Únicamente lo que se hizo fue  allanarse al requerimiento fiscal admitiendo imputación sin ninguna base jurídica, en esas condiciones se dispuso la detención preventiva.

— ¿Y qué sobre el delito de legitimación de ganancias?

— Es un absurdo para decirlo así, de manera categórica. No es posible que los recursos que ingresan a la FBF solo por el hecho de que no se conoce su origen se presuma que son delictivos. De hecho el juez, en la resolución, dice que son sospechosos, la sospecha no es elemento constitutivo de una legitimación. Se debería haber verificado a primera vista la existencia de un circuito del dinero: si entra a una actividad lícita se lava, se legitima, aparece como un dinero limpio y luego retorna al origen. Para que haya lavado debería ocurrir que Chávez agarre la plata, ingrese en la cuenta de la FBF, lo haga girar financieramente y regrese a sus cuentas. En este caso el circuito es distinto: el dinero proviene de la Conmebol, ingresa a la FBF y luego se distribuye a clubes y asociaciones, nunca retorna, nadie le regresa el dinero a la Federación. No hay un club afiliado, ni asociación que entregue dinero a la FBF una vez que haya sido lavado. Ese absurdo hace quedar mal al fútbol, a los clubes les están diciendo que lavan dinero para Chávez.

— También se le acusa de uso indebido de influencias...

— Con relación a los demás delitos que son contra la función pública, son delitos propios que de ninguna manera un privado, una persona particular pudo haberlos cometido. Pero el juez echó mano de un artículo (disposición común, artículo 148 del Código Penal) para habilitar y decir que son funcionarios públicos por el solo hecho de dedicarse a la actividad deportiva. La interpretación de la ley debe ser sistemática, debe hacerse lectura del código entendiendo que el artículo 148  es referente a bienes públicos. Por ejemplo, si a una persona privada le entrega la administración de una cancha que la hizo el Gobierno y el particular la administra mal responde como funcionario público. En el caso de la Federación Boliviana de Fútbol lo único de “boliviano” que tiene es el nombre, porque sus recursos no le pertenecen al Estado.

— ¿Pasa lo mismo con recursos de particulares?

— Paga por las concesiones que tiene. Es una entidad sin fines de lucro, esos dineros no se reinvierten, van en favor de los afiliados. El fútbol genera muchos recursos, es un espectáculo masivo y la FBF ni modo que no cobre o venda los derechos que tiene. Esos dineros que ingresan personas particulares no tienen pena, así sean donaciones o regalos. Lo grave sería que vuelvan al origen.

Si una persona deposita un millón de dólares en cuentas de  la FBF y ella genera circuito y regresa ese dinero al origen es lavado de dinero en cualquier parte del mundo. Hay una convención internacional que es categórica y clara en su definición, dice que debe haber un circuito que empiece y acabe en quien la generó y eso no existió nunca en la Federación. Ese dinero se quema en el fútbol, por decirlo de alguna manera.

— ¿Qué sucede con el manejo indiscreto de dinero?

— Será pues para una rendición de cuentas, para un proceso interno, para una auditoría. No es para armar y montar un circo de un proceso penal sin ninguna prueba. Cualquier entidad puede tener diferencias contables en sus cuentas y para eso están los mecanismos internos, las auditorías internas y externas o un proceso judicial civil de rendición de cuentas. Finalmente, si hay dineros apropiados de una entidad privada ahí está el proceso penal. No hay legitimación, organización criminal, ni uso indebido de influencias.

— ¿Qué opinión tiene de la acusación de beneficio en razón del cargo?

— Chávez no es el gobernador del fútbol ni el alcalde, hay una confusión de conceptos muy penosa y vergonzosa en el Ministerio Público. Para cualquier escuela donde se aprende Derecho deben estar pensando que Bolivia está en la edad de piedra y no es así.

— ¿Hubo estafa agravada en el amistoso de 2013 entre Bolivia y Brasil?

— Para que haya estafa agravada debe haber una persona que engaña y otra engañada, ese engaño debe tener como mecanismo el ardid, la argucia que se utiliza para hacer caer en error al otro, eso debe ser la causa de un desprendimiento patrimonial. Cuando se dan esas condiciones se da una estafa.

En este caso, se dice que Chávez organizó un partido de fútbol supuestamente a beneficio y con eso supuestamente engañó a toda la población que asistió al partido. No hubo engaño nunca, Chávez no vendió una sola entrada  con ese propósito, ese espectáculo estaba pactado un año antes y era con fines de generación de recursos para la FBF, que estaba en momento crítico. Ninguna autoridad del fútbol boliviano dijo que era con fines de beneficencia. Se corrió el rumor de esa posibilidad, no llegó a más que eso, no hubo engaño en términos del partido.

Ese juego a nadie le generó un desprendimiento patrimonial, el hincha no fue creyendo que era para beneficencia, fue a ver a su selección contra una campeona del mundo. Nadie estaba en calidad de engañado, es otro absurdo. Es lamentable cómo el Ministerio Público, con tal de armar un caso que no lo tiene, echa mano de una figura delictiva como es de la estafa agravada, la distorsionó por completo y lamentablemente todo esto ha ido de la mano del juez.

— En Brasil se dijo primero que era un partido benéfico, luego que no…

— Entonces Brasil es el que estafó. Tenemos las cartas enviadas desde la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) donde se aclara que ese dinero era para la FBF, que podía disponer de él y ellos (los dirigentes brasileños) no saben qué hicieron con esa plata. Tendría que haber rendición de cuentas interna, eso no es estafa en ninguna parte.

— ¿Ve largo este proceso?

— Sí, por la cantidad de personas procesadas, tiene un perfil de ser un proceso complicado, no en términos de peligrosidad de autoría o que haya delitos, sino de interferencia que pueda haber en la Justicia. Es llamativo que el Ministerio Público haya hecho un caso de Estado cuando los mecanismos internos deberían haber generado el esclarecimiento de los descontentos que había. Llama la atención que el Ministerio Público esté detrás de una cuestión enteramente privada.

— ¿Se puede revertir la detención preventiva?

— No es que se podría, legalmente tendría que revertirse porque no han concluido los elementos básicos que son probabilidad de autoría y peligro procesal. Son delitos que no se pudieron configurar, pero hay que esperar qué pasa con este Tribunal.

— ¿Ya sabe cuándo será la audiencia de la apelación presentada a la resolución en contra de Carlos Chávez y Alberto Lozada?

— Puede ser para el viernes o el lunes, hay que esperar que entre por sorteo a una sala habilitada, que es la que debe generar la audiencia.

Perfil

Nombre: Jaime Tapia Cortez

Profesión: Abogado. Asumió la defensa del presidente de la FBF, Carlos Chávez.

‘Una carga política’

Asumió la defensa de Carlos Chávez cuando éste fue a declarar a Sucre citado por el Ministerio Público. De acuerdo con su criterio, desde un principio el caso ha exhibido una carga política. Cuando su cliente fue aprehendido, dijo que esa decisión iba “muy de la mano con una interferencia desde otras entidades y sobre todo desde otros mandos” con la finalidad de “querer hacerse cargo de la presidencia de la FBF a título judicial”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia