Fútbol

Jhonny Villarroel, un aviador de toda la vida

Exfutbolista Fue uno de los mejores volantes de contención. Hoy apoya a sus hijos en la natación.

La Razón / Ramiro Siles / La Paz

00:00 / 21 de mayo de 2012

Domingo 7 de mayo. Eugenio Aduviri —nuestro compañero de Marcas asesinado hace unos días— cubría en el Lago Titicaca la sexta prueba internacional de Aguas Abiertas entre las islas del Sol y de la Luna. Cuando entrevistaba al ganador Sergio Villarroel, reparó en un detalle: el padre de éste era Jhonny, aquél notable futbolista de la década de los 80 que lució la camiseta de Wilstermann y de la selección nacional.

Jhonny Villarroel Delgadillo. Futbolista entre 1977 y 1993. En el fútbol profesional militó solamente en Wilster. En abril (el día 5) cumplió 57 años.Eugenio alcanzó a dejar escrita la conversación que tuvo con Villarroel recordando esas épocas del exfutbolista que tuvo el privilegio de integrar aquél Wilstermann de Jairzinho, con el que fue campeón en 1980. Jugaban Róger Pérez, Carlos Trigo, Eduardo Villalón, Raúl Navarro, Carlos Arias, Nené Vargas, Villarroel, Jairzinho, César Enrique, Gastón Taborga y Freddy Salguero.

Villarroel tiene hoy una escuela de natación, le llama Jim’s en el parque Demetrio Canelas de Cochabamba. La fundó hace siete años. Además incentiva la formación del club Tritones, también vinculado a esa disciplina.

 “Mis hijos se dedicaron a la natación y desde sus nueve años fueron campeones representando a Cochabamba y a Bolivia. Jimmy, el mayor, después de ser campeón nacional se dedicó a entrenador y dirige a Tritones. Mónica dejó de practicar por trabajo, y Sergio es quien está activo, le gusta competir en aguas abiertas y felizmente venció en el cruce entre la Isla del Sol a la Luna”.

Pasó en Wilstermann sus mejores momentos, y también tuvo épocas amargas. “Hubo interés de otros clubes, pero los dirigentes de entonces no me querían soltar. Una vez se formó una Sociedad Anónima y dejé de jugar porque los dirigentes habían borrado los montos de los contratos. Después de cuatro años, otro directorio ingresó y retorné en 1992 bajo la presidencia de Alfredo Salazar”. Ese año el plantel se clasificó a la Copa Conmebol y en 1993 Villarroel dejó el fútbol. “Es que ya tenía 38 años”.

En el club aviador “tuvimos grandes equipos, con grandes jugadores como Milton Joana, Limberg Cabrera, Jairzinho, Almada, Luna, Sánchez, con todos ellos tuve el privilegio de jugar”.

El mejor momento de Wilster fue cuando salió campeón de la mano de Jairzinho, aquél ídolo de las selecciones brasileñas.

“Jairzinho estaba jugando en Venezuela, luego llegó al país tras el contacto que hizo el presidente Alfredo Salazar. Era un buen futbolista, aparte se llevaba bien con nosotros, nos transmitía confianza, y pese que no jugó todos los partidos porque estuvo lesionado, cuando entraba a la cancha rendía. Era un notable con la pelota”.

A Villarroel le tocó también ser jugador de la selección nacional. “El 81 enfrenté a Brasil, que tenía futbolistas grandes como Leao, Junior, Sócrates, Zico. Enfrentar a esas grandes estrellas era otra competencia, había mucha motivación”.

Villarroel tiene una anécdota: dice que en toda su carrera, a pesar de su posición de marcador en el medio sector, sólo fue expulsado una vez: “Fue en el segundo partido de la Liga, en 1977, contra 20 de Agosto en Trinidad. El árbitro me echó por una supuesta expulsión. Fue la única vez, nunca más vi una roja, ni en Wilster ni en la selección”.

Lo que más recuerda son los partidos contra The Strongest. “Tenía notables jugadores, como Galarza, Iriondo, Fontana, Martínez, entre otros. Los partidos eran muy complicados”.

Hoy en día no va al fútbol, salvo excepciones. “Es que ha bajado demasiado el nivel. Muy rara vez voy, una vez al año. Ahora ya no hay la calidad de jugadores que había antes”.

Se formó en la Academia Happ y Wilster lo hizo profesional

Ramiro Siles

Jhonny Villarroel se formó en la escuela Enrique Happ, de Cochabamba. Cuenta que ganó títulos unas siete veces. Después pasó a formar el equipo de Wilstermann, que le hizo debutar en el seno de la Liga.

Recuerda con especial cariño a Enrique Happ. “Era una persona de lo mejor que tuvo el fútbol boliviano. Su cariño por los niños y jóvenes hizo que se convirtiera en un formador a través de su escuela. Yo tuve la suerte de llegar y de ser campeón en categorías infantil, juvenil, tercera y ascenso. Además participé en el equipo que jugó el Integrado antes de que se fundara la Liga”.

Lamenta que hoy en día Cochabamba ya no tenga una escuela como Happ y que poco a poco la búsqueda de talentos en el valle se hubiera extinguido. “Después apareció la Tahuichi en Santa Cruz y creo que, si bien se mantiene, ya no es lo mismo. Falta que los niños y jóvenes tengan un lugar en donde formarse”.

Villarroel jugó en varias categorías en la selección nacional, empezando por la juvenil que disputó un Sudamericano. “Estaban Jesús Reynaldo,

Chichi Romero, Carmelo Angulo, Pacho Góngora, Erwin Espinoza, Édgar Vaca, Ismael Peinado y otros. El técnico era Ramiro Blacut”.

En la mayor jugó desde las eliminatorias de 1981. “De ese equipo recuerdo a Conrado Jiménez; Ramiro Vargas, Édgar Vaca, Erwin Espíndola, Wilson del Llano; Erwin Romero, Carlos Aragonés; Miguel Aguilar, Jesús Reynaldo y Silvio Rojas”.

No le augura éxito a la selección

El exfutbolista no le augura mucho éxito a la selección nacional en su participación en el torneo clasificatorio rumbo al Mundial Brasil 2014.A su juicio “ya no hay buenos jugadores y eso lo deberían reconocer, por los factores que sabemos, es que no hay renovación”.

 “Si bien la escuela Tahuichi forma futbolistas, al llegar éstos al profesionalismo se van perdiendo, son pocos los que siguen, pues los clubes no ayudan y los pierden”.

Villarroel dice que para que un jugador sea bueno “tiene que entrenarse, tener un buen rendimiento individual y luego ayudar a lo colectivo. Hoy por hoy el fútbol boliviano anda mal y es poco probable que la selección mejore”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia