Fútbol

Jordi Chaparro: ‘La Copa es una apuesta fuerte’

La Copa Cine Center nació el año pasado para reemplazar a la AeroSur. Es el torneo que abre la temporada liguera. Los clubes lo aprovechan para presentar a sus nuevas contrataciones y para empezar a darles a sus equipos ritmo de competencia.

Jordi Chaparro, el empresario del Cine Center que hace posible la disputa de la Copa de pretemporada.

Jordi Chaparro, el empresario del Cine Center que hace posible la disputa de la Copa de pretemporada. Foto: Wara Vargas

La Razón / Jaime Ayllón / La Paz

02:06 / 17 de junio de 2013

La Copa Cine Center nació el año pasado para reemplazar a la AeroSur. Es el torneo que abre la temporada liguera. Los clubes lo aprovechan para presentar a sus nuevas contrataciones y para empezar a darles a sus equipos ritmo de competencia.

Jordi Chaparro José es el gerente de la empresa que se animó a aceptar el reto. Este empresario español, casado con una boliviana, es un convencido de que el torneo puede crecer aún más y proyectarse incluso a nivel internacional.

— ¿Qué llevó a su empresa a aceptar el reto de hacer la Copa Cine Center?

— Bueno, primero la necesidad. Hablemos claro. Dije: “nosotros poco podemos aportar”. Había escasa gente decidida a apostar fuerte y sobre todo en efectivo, que era lo que los clubes necesitaban. Ahora, después de la primera y segunda experiencia, creo que aprendí lo suficiente como para hacer una interesante Copa. Al final es una apuesta fuerte, pero también es una ganancia económica para los clubes, les permite hacer una pretemporada buena y traer jugadores que de otra manera no podrían pagar. Además el público tiene espectáculo si verdaderamente conseguimos que los equipos jueguen con sus titulares, incluso algunos están hablando de traer españoles.

— ¿Qué gana el Cine Center: imagen, ingresos económicos?

— Yo diría que, más que ingresos económicos, es un riesgo económico porque si ganamos o perdemos se sabe recién al final. Es verdad que esta Copa nos da una gran imagen, una gran penetración en los medios de comunicación y sobre todo en la parte social, y por ello la organizamos, con los riesgos que significa en la parte económica. El fútbol cumple una función social, eso es irrenunciable, y de alguna manera el torneo ha sido una apuesta fuerte para quien lo quisiera hacer; además no había muchos candidatos y parecía una barbaridad que se perdiera una Copa que tanto interesaba a los clubes.

— Ustedes se animaron, ¿perdieron?

— Bueno, el año pasado se la organizó en forma precipitada. No hemos tenido pérdida porque hicimos un aporte a la cuenta de publicidad, y con eso hemos trabajado en lo económico, pero tampoco ganamos.

— ¿Cuánto invierte en este campeonato?

— Haciendo cuentas, sólo en premios arriesgamos entre 250.000 y 300.000 dólares, pero lo vemos como una inversión.

— El contrato es por dos años, o sea que se cumplirá con el torneo que viene, ¿después habrá renovación?

— Nosotros estamos encantados de renovar, ya le hemos cogido la mano. El año pasado fue mucho más duro, por ahí este año va a ser mucho más sencillo y nos gustaría seguir porque queremos darle una connotación internacional. Tenemos mucha ilusión de crear dos o tres eventos que provoquen que la Copa sea interesante económicamente, pero que también lo sea desde otro punto de vista, es decir deportivo, y que el ganador tenga opciones para hacer algo más y sea fuera del país. Mi gran ilusión es que el campeón a futuro puede jugar un cuadrangular o un torneo fuera de Bolivia. Ese es el gran objetivo, ya sea en Sudamérica, aunque me agradaría que fuera en España.

— Con los proyectos que tiene, ¿cuánto tiempo más habrá Copa Center?

— Bueno, si la Liga nos acepta, por lo menos unos cuatro años más. Estamos dispuestos y no tenemos problemas, nos gusta, ya nos metimos en el tema y como tenemos muchas ilusiones de proyección a largo plazo, necesitamos tiempo y años.

— Según el contrato, los clubes tienen que presentar equipos titulares, es decir con sus figuras

— Yo creo que los clubes van a presentar sus equipos titulares, sin duda, porque los ingresos son efectivos y muy altos, pese a que el cambio de calendario nos afecta. Pero no hay dónde perderse ni escoger, es lo que hay para los clubes, es un torneo interesante desde el punto de vista financiero.

— ¿Qué van a hacer con los equipos que no quieren participar?

— Bueno, perfecto, los que no deseen que no participen, porque nadie va a estar aquí a la fuerza. El dinero es el mejor convencedor de todo. A mí no me preocupa nada, si no quieren participar están en su perfecto derecho. No podemos  invertir más dinero. Hemos provocado la Recopa. Imagínese si San José ganara la Copa del Sur, iría a una Recopa y el 50% sería para él, estamos hablando de mucho dinero. Lo dije: esto es un negocio y si los clubes no tienen dinero, no pueden hacer funcionar sus equipos, el dinero es vital. Si entramos al orgullo de decir “yo no soy pequeño, soy  grande”… Nadie manifestó que uno sea pequeño o grande, intentamos organizar un certamen que sea factible económicamente para todos y estamos dando una oportunidad, eso tiene que ser valorado. El que no juegue no va a tener acceso al dinero, es cuestión de hacer números. Ojalá hubiera un clásico en Oruro, no lo hay, entonces no podemos destrozar otro clásico que es histórico en la parte central (La Paz, Cochabamba, Santa Cruz).

— ¿Cuál es la visión de la empresa al organizar este evento?

— Considero que los clubes bolivianos tienen que aprovechar para profesionalizar más este tipo de certámenes, para tener una mejor competitividad. La gente tiene aquí mucha emoción con la selección, pero si no se forman jugadores, no se crean escuelas de futbolistas y no se establecen sistemas de competencia donde se pueda madurar, pasa lo que pasa, no hay jugadores seleccionables y no se puede tener un plantel importante.

Siempre hay posibilidades de mejorar. Lo que sí hay que cambiar es la orientación, tratar de profesionalizar de una mejor manera, es decir hacer más profesionales desde los directivos hasta los jugadores, éstos tienen que aprender que son deportistas con una conducta de deportistas, o sea hay que mejorar.

La Copa con asento español

¿Quién es?

Jordi Chaparro José nació el 5 de enero de 1957 en España. Está casado con la boliviana Karen Rosado, con quien tienen tres hijos: Aylin, Alam y Kenia .

Clásicos

La Copa Cine Center comenzará el 29 de junio con los clásicos Bolívar-The Strongest, Aurora-Wilstermann y Blooming-Oriente

El otro torneo

También está proyectada una copa para los otros seis equipos, aunque alguno de ellos —especialmente San José— ha manifestado que no va a participar.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia