Fútbol

Jorge Cámpora: ‘Buscamos que haya una fidelidad con la selección’

Cuatro charlas dará el motivador antes del partido contra Uruguay

Jorge Cámpora.

Jorge Cámpora. Foto: Ignacio Prudencio.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

02:44 / 02 de octubre de 2015

Jorge Cámpora (Buenos Aires, 6 de noviembre de 1955) es arquitecto de profesión, pero dice que su misión en la vida es ayudar a transformar los ámbitos de la cultura. Desde 2004 es director de la Maestría en Coaching y Cambio Organizacional de la Universidad de El Salvador de Buenos Aires. Llegó al país para dar charlas de motivación a los jugadores de la selección antes del debut en las eliminatorias contra Uruguay.

— ¿Qué función está cumpliendo  dentro de la selección?

— Ante la dinámica cotidiana de la vida necesitamos dar una repuesta anticipatoria, porque si respondemos cuando se produjo el cambio es que hemos llegado tarde. El tema es cómo nos anticipamos, cómo ver más allá del horizonte y ver las nuevas dinámicas o técnicas.

— ¿Cómo se ve más allá del horizonte en el fútbol?

— La Federación Boliviana de Fútbol está trabajando con muchísima seriedad tratando de posicionar a Bolivia en puntos altos y para completar eso hace falta llevar adelante acciones efectivas, soy testigo de que eso se está haciendo.

A eso hay que sumar que el cuerpo técnico (cuando sus integrantes eran jugadores) ya atravesó el camino de la gloria, ha llevado a Bolivia a los peldaños más altos, puso al país en la vidriera del balompié mundial. Por tanto, quién mejor que ellos para inspirar a los jugadores y acompañarlos en su formación.

A un futbolista se le puede enseñar a patear la pelota, pero cómo se hace para desarrollar su carácter. En Europa no solo se capacita a las personas en funciones específicas, sino en competencias genéricas para desarrollar talento personal que va desde la capacidad de mantener conversaciones personales para comunicarse con los demás hasta tener la posibilidad de ser líder de un equipo de alto rendimiento.

— ¿Cómo se hace el trabajo con una selección que está peldaños más abajo que otras?

— Los jugadores tienen sueños y ésos se hacen realidad cuando son más importantes que las excusas. El compromiso y los desafíos que los jugadores se han planteado son muy altos, hay decisión para trabajar en equipo. En mi primera intervención pude comprobar la pasión que tienen por la camiseta de la selección. Me animé porque son personas extraordinarias. En Argentina, cuando alguien va a contratar a un trabajador prefiere que sea boliviano, sabe que es responsable, humilde y comprometido con lo que hace.

Tanto los jugadores, dirigentes y cuerpo técnico no pueden asegurar que van a salir campeones, pero van a dar su mayor esfuerzo para tratar de alcanzar los resultados que todos desean. Eso se logra con trabajo, responsabilidad incondicional y coraje. Éste es un buen comienzo, además tienen ventaja porque son jugadores de fútbol, no son estrellas.

— ¿Qué diferencia hay entre jugadores y estrellas?

— El jugador tiene hambre de gloria, las estrellas viven más al estilo de Hollywood, lejos de la realidad. Están más interesados en verse en las pantallas de televisión de los estadios que en mirar por dónde va la pelota.  Desde esa dinámica con charlas participativas busco que los jugadores tengan fidelidad con la selección de Bolivia. Trataré de desarrollar el talento de las personas.

— ¿Hablaron los jugadores durante sus charlas?

— Me sorprendió la claridad de conceptos y su sed de gloria. Mi charla se llama “El camino a la gloria”, es en procura de conseguir resultados. Los jugadores fueron muy amables conmigo, quieren crear la familia de la selección, eso habla bien, crea una energía de sentimiento. Uno se siente triste cuando al compañero le va mal y se alegra cuando le va bien. Eso propicia el aprendizaje por ser responsable para dejar el máximo potencial, dar más de lo que uno cree que puede entregar. Tomé nota de sus reflexiones, no las voy a divulgar porque salió del espacio de cada uno, de un lugar familiar, hablaron lo que sienten y lo que necesitaban decir.

—¿Se puede decir que la motivación juega?

— Procuramos que cada persona sea responsable de sí misma y alcance su verdadera potencia. No puede haber un equipo donde no haya líderes, o que haya uno y los demás se dediquen a ver. Un gran equipo debe contar con varias personas que se anticipen a lo que les pueda pasar. Lo que buscamos con esta actividad es constituir un equipo en el que los 30 jugadores sean incondicionales, de eso se trata.

— ¿El capitán vendría a ser el líder entre los líderes?

— El equipo no puede tener un solo líder, todos deben redescubrirse para que eso se refleje en el pueblo, los futbolistas de la selección deben inspirar comportamientos en el país. Ser capitán no es ser dueño del cintillo o ser buen jugador, hay que ser un gran jugador y una gran persona, que muestre con actos lo que es. La gente dice que está cansada de escuchar palabras, quiere ver hechos.   El carácter hace la diferencia, los equipos deben estar comprometidos con la gloria.

— ¿Cómo va a trabajar para que la selección vuelva a tener esa ilusión que el anterior capitán (Ronald Raldes) dijo que se perdió?

— Tratamos de lograr que los jugadores puedan descubrirse, que sepan que son mucho más grandes de lo que creen ser. Estamos trabajando en desempolvar el espejo de sus vidas, que se den cuenta de quiénes son.  

— ¿Maneja usted el concepto futbolero de que la actitud en la cancha no se negocia?

— En las empresas es responsabilidad incondicional, hay éxito de proceso con éxito en resultados. La selección va a poner toda la carne al asador, los jugadores darán el 100%  de lo suyo. Yo creo que estamos andando por el camino del cambio.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia