Fútbol

Juan M. Llop: ‘Que Bolivia sea una sorpresa’

‘Hay que mejorar en varias cosas, pero veo que hay buenos jugadores’

Juan Manuel Llop, el técnico de Wilstermann, gesticula durante uno de los partidos que el  aviador jugó en      el Félix Capriles     de Cochabamba.

Juan Manuel Llop, el técnico de Wilstermann, gesticula durante uno de los partidos que el aviador jugó en el Félix Capriles de Cochabamba. Fernando Cartagena-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Marcos Bonilla / La Paz

02:02 / 25 de septiembre de 2015

A comienzos de semana el entrenador de Wilstermann, Juan Manuel Llop, hizo fuertes declaraciones en Cochabamba en sentido de que los arbitrajes perjudican a su equipo, y, por el contrario, favorecen a Bolívar y The Strongest. El miércoles le dijo a Señor Fútbol que sí estuvo enojado, aunque sus críticas no apuntaron precisamente a esa situación; además, manifestó que los dos clubes le sacan ventaja al resto por temas económicos y de organización. Habló de la coyuntura del fútbol boliviano y las eliminatorias.

— Hemos escuchado las declaraciones que hizo en Cochabamba, en sentido de que se siente  perjudicado por los arbitrajes...

— Sobre todo en el último partido (con Universitario en Sucre), que fue un detonante por el rendimiento y lo que hicimos en la cancha; porque en los ocho encuentros que jugamos tuvimos cuatro con fallos en contra, pero por lo ocurrido en el último me enojé un poco.

— También se le escuchó decir que Bolívar y The Strongest eran favorecidos por los arbitrajes y por eso en el último tiempo eran los campeones...

— Lo que manifesté, y de acuerdo con los dos partidos que nos tocó jugar con Bolívar en el semestre pasado, por ejemplo, nos vimos perjudicados. Uno ve todos los partidos, los resúmenes y el trato no es el mismo, entonces eso es lo que pensé y reclamé, que el trato y la imparcialidad tienen que ser iguales para todos los equipos; pero también veo que Bolívar y The Strongest sacan ventaja al resto en un montón de detalles.

— ¿El arbitraje es uno de los males del fútbol boliviano, por lo que acaba de decir?

— No, no creo que sea el gran mal, pero me parece que hay para mejorar un montón de cosas.

— ¿En qué cosas cree que el fútbol nacional debe mejorar?

— No solo la parte arbitral, para que el fútbol boliviano vaya mejor hay varias cosas por mejorar.

— ¿Cuáles, por ejemplo?

— Mejorar en la cuestión de infraestructura, la organización, un montón de cosas. De la experiencia de estos nueve meses que estoy en Bolivia, me parece que hay mucho por hacer. También en la parte de lo que son las divisiones inferiores, que estamos haciendo hincapié en nuestro club. En esos aspectos tienen que estar involucrados los directivos, porque veo que hay buenos jugadores.

Cuando hablo de infraestructura pienso que hay mucho por hacer, desde lo básico. En la cancha de Sport Boys, por ejemplo, no se puede jugar al fútbol. La Liga no puede permitir que la habiliten y eso ya es mejorar. Todas las canchas del país deberían estar como está la de Sucre (estadio Patria), la de La Paz (Hernando Siles). Hay que brindarle las comodidades al jugador como para que se pueda expresar, porque cuando va a jugar al exterior en las diferentes competiciones y regresa al fútbol boliviano se encuentra con otra realidad, eso también hay que mejorar. Cómo puede ser que la selección no tenga un predio en dónde entrenar, un campo propio. Y del tema le puedo enumerar dos millones de cosas más.

— ¿Cuánto afecta ese tema al desarrollo del fútbol boliviano en el contexto sudamericano?

— Mucho, de todas maneras creo que es una Liga muy competitiva, porque se juega con calor, con frío, juegas en altura, en altura media, en el llano y se hace un torneo muy competitivo; por eso mencioné a Bolívar y a The Strongest que están un escalón arriba del resto en un montón de detalles, por eso les está yendo muy bien. Eso que les está yendo muy bien hay que profundizarlo y trabajarlo para que les vaya igual o mejor a nivel internacional, porque cómo puede ser que en la primera fase de la Copa Sudamericana no haya quedado ningún equipo boliviano.

El fútbol se mejora en todos los detalles, no solo en los 11 jugadores que van a ingresar a la cancha, por eso le hablo de orden, de planificación, infraestructura, de confiar en el jugador boliviano, del convencimiento, etc., etc. Hay un montón de factores en los que se puede mejorar.

— ¿Por qué cree que Bolívar y The  Strongest están un peldaño más arriba que los demás?

— No conozco profundamente, pero Bolívar económicamente es superior al resto respecto del presupuesto que maneja; además vi la Sub-18 que asistió a la Copa Cine Center, que jugó con Wilstermann y Oriente, advertí un equipo con una capacidad futbolística superior al resto y si eso trasladado en un año o dos años a primera división seguramente esos chicos les van a sacar ventaja al resto de los equipos. Por eso le marco que Bolívar está un paso adelante en este caso y a su vez la plantilla de Bolívar es superior y por bastante al resto.

— ¿Y The Strongest?

— Futbolísticamente yo lo veo muy bien. Nos tocó enfrentarlo en la Copa Cine Center y lo veo muy fuerte, además tiene una muy buena infraestructura.

— ¿Wilstermann desde su llegada  ha mejorado en esos aspectos, en la infraestructura por ejemplo?

— Nosotros hablamos con los dirigentes y la idea es que cuando uno va a trabajar a un lado, no tiene que hacerlo para ver lo que sucede, nosotros intentamos dejar algo a la institución, una línea de trabajo, dejar una conducta, ideas, dejar el equipo, como lo dejamos ahora, en la Copa Sudamericana para el año siguiente, mejorar esa campaña, algunos chicos de inferiores como en el caso de (Michel) Castellón que le fue muy bien con 18 años; Gustavo Salvatierra quien con 22 años en este momento está nominado para la selección, etc, etc. Sobre todo la infraestructura, dejar mis cosas y datos  de lo que pasó en el año para la gente que puede venir después. Trabajamos de esa manera para tratar de que el paso por el club no sea efímero.

— ¿En este torneo a qué equipos ve como candidatos al título?

— A Bolívar y The Strongest. Inició bien Sport Boys,  pero ya el semestre pasado salió campeón Bolívar; pero yo lo vi muy fuerte a The Strongest y lo está demostrando nuevamente, porque tiene un excelente plantel y se ha reforzado y a su vez mantuvo la plantilla. Lo mismo Bolívar, que arrancó mal y ahora se está despertando y eso es muy peligroso para el resto, porque tiene una plantilla muy buena. Y nosotros, obviamente, vamos a tratar de estar en la pelea que es eso lo que buscamos. Estuve un poco enojado esta semana con respecto  a algunas decisiones arbitrales, porque no nos permitieron tener dos o  cuatro puntos más y no es lo mismo tener 14 que 16 o 18.

— ¿Decía que en Bolivia ha visto buenos jugadores?

— Hay buenos jugadores, pero hay que trabajar en ciertas cosas. Por ejemplo, si usted hace un análisis, yo veo que todos los equipos contratan defensores centrales. Entonces para mejorar un dato estadístico, me parece que se debería trabajar en eso en las divisiones inferiores y tratar de sacar marcadores centrales, porque todos los equipos si no me falla la memoria tienen uno o dos extranjeros en la zaga central, ése es un dato estadístico y si uno ve cuántos marcadores centrales salieron de Bolivia en la historia fueron muy pocos, entonces hay que hacer memoria de todo eso y trabajar sobre las falencias.

— Las divisiones inferiores son un tema recurrente en Bolivia, desde hace muchos años. ¿Si se pone énfasis en ese tema se puede tener mejores jugadores?

— Eso es lo que pasa en todas partes del mundo, pero si se empieza a trabajar en el tema existe otro problema, porque los juveniles no tienen competencia aquí.

— ¿Qué hay que hacer para atacar esas deficiencias?

— Al margen de trabajar en la formación, se tienen que armar torneos, aunque no sé si puede dar la estructura económica de los clubes, pero tiene que haber una Sub-18, una Sub-20, porque cuando a los chicos los subes a primera división, lo hacen sin competencia, sin experiencia. Esos chicos no tienen competencia en el ámbito nacional, tiene que haber un torneo de chicos de 18, 19, 20 años para que tengan competencia y de ahí, obviamente trabajar sobre eso y elegir a los mejores jugadores, así vamos a tener selecciones juveniles diferentes.

Pero hay que trabajarlo en todos los aspectos y no siempre sucede aquello. En algunos lugares se trabaja la parte estrictamente táctica o potenciar sus aptitudes, o se trabaja muchas veces en lo que es lo físico y a veces nosotros, que estamos trabajando en primera división, nos encontramos con un montón de falencias, no solo pasa aquí sino en todos lados. El jugador tiene que llegar a primera división con todos los conceptos bien claros.

— ¿Cuándo se debe trabajar en la formación para no tropezar con esos problemas?

— Lo que pasa es que a veces los clubes quieren que los jugadores lleguen a primera división rápido, y se necesita un movimiento económico importante en cada club para sostener esa estructura y después esos chicos, cuando llegan a primera, obviamente empezar a recuperar ese dinero, pero mientras no haya una infraestructura acorde es difícil. Nosotros insistimos en Wilstermann para tratar de mejorar la estructura, los detalles; mientras no se tenga una infraestructura acorde para los chicos, no se le brinde buenas canchas, profesionales, acorde para su crecimiento va a ser difícil. Es decir llegan a primera los chicos que son buenos y sin, a lo mejor, un trabajo previo, van creciendo en primera división cuando deberían crecer en la competencia de inferiores o una división inmediata a la primera.

— Por la coyuntura que vive el fútbol boliviano a nivel dirigencial, deportivo, ¿cómo cree que le puede ir a Bolivia en las eliminatorias que comenzarán en dos semanas?

— Es difícil ser objetivo cuando algo no comienza bien. Una mañana estaba un entrenador, en la tarde asumió otro, faltan 15 días para la competencia y como estamos es difícl; pero lo que sí deberíamos hacer es que todo el mundo apoye a la gestión, más allá de cómo se den los resultados. Me parece que hay material como para hacer una buena eliminatoria, pero sucede que el entrenador que está en la actualidad (Julio Baldivieso) va a trabajar dos semanas, y las demás selecciones, excepto Perú y Venezuela si no me falla la memoria, llevan años. Ésa ya es una ventaja que tiene el resto sobre Bolivia, además de las deserciones de algunos jugadores que son situaciones que no coinciden para ser muy optimistas a futuro; pero hay jugadores como para que Bolivia pueda hacer un buen papel.

— ¿Un buen papel es una clasificación al Mundial o cómo se debe entender ello?

— Nunca se puede saber, porque en el fútbol siempre hay situaciones y lo hemos vivido en mundiales, en la Copa América, donde siempre hay un equipo que causa la sorpresa, entonces pensemos eso y que Bolivia pueda ser una sorpresa y hacer unas buenas eliminatorias.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia