Fútbol

Julio César Baldivieso

Nunca fui ‘llunk’u’ de nadie

El director técnico de Real Potosí, Julio César Baldivieso

El director técnico de Real Potosí, Julio César Baldivieso Foto: Fernando Cartagena

La Razón / Jorge Asturizaga - La Paz

00:00 / 20 de febrero de 2012

Frontal. Así es Julio César Baldivieso. El técnico volvió a la actividad ahora dirigiendo a Real Potosí. Le pone mucho picante a sus declaraciones, aunque sabe que eso le causa muchos problemas y que, por ello, varias puertas se le cierran.Sin embargo, dice que no va   a cambiar, que así va a morir. — Se nota mucha pasión en ud. cuando habla de fútbol …

— Por supuesto, el fútbol es mi pasión.

— ¿Y la política?

— La política ha sido algo pasajero en mi vida, prefiero ni tocar ese tema. Sigo siendo concejal de Cercado, en Cochabamba, pero tengo una licencia por un año.

—¿No volverá al Concejo?

— Para nada, no me interesa nada.

— ¿Tal vez otro cargo público? Por ahí se crea un Ministerio de Deportes.

— No, tampoco. En eso hay que ser claro. A nuestro presidente Evo Morales lo apoyé incondicionalmente en 2005, dicho sea de paso fui el único deportista que lo respaldó, que dio la cara por el MAS.

Los que después llegaron al Viceministerio no sé por dónde lo hicieron, el único que dio la cara fue Julio César Baldivieso y muchos colegas míos me criticaron porque lo apoyaba. Mira lo que es la vida, muchos que me cuestionaban acabaron siendo viceministros de Deportes. Esa es la política. El compromiso de Morales con Baldivieso era crear un ministerio que hasta ahora no se ha plasmado. Espero que con (Miguel) Rimba o el que venga se pueda hacer realidad por el bien del deporte nacional.

— ¿Tiene algún secreto para dirigir a sus equipos?

— La magia es mentira, los trucos son eso, no existen. Lo mío es la honestidad, tratar de transmitir a los jugadores lo que uno percibe, lo que siente y lo que cree que puede beneficiar al equipo. El cambio de mentalidad es importante, el secreto de la vida es honestidad y trabajo.

— ¿Qué le dice a los jugadores?

—Hay cosas que no se pueden decir públicamente, trabajo mucho en la motivación y en la autoestima. Siempre les digo a mis jugadores que están contra alguien que es igual a ellos en el campo de juego.

— Siempre le tocó dirigir planteles que ya estaban armados, ¿sería mejor si ud. formara sus propios equipos?

— Sería fantástico, pero sé que es muy difícil. En su mayoría los clubes tienen profesionales contratados por dos o tres años, hay jugadores que no se los puede mover, entonces hay que acomodarse. Sabemos el sacrificio que hacen ciertos dirigentes por sus clubes, creo que lo importante es el bien común y eso es de beneficio para el fútbol  nacional. Ojalá que algún día se me brinde esa posibilidad de comenzar una temporada armando el equipo.

— ¿Es más fácil que Baldivieso sea técnico del Barcelona  o del Real Madrid que de la selección?

— (Risas) Pasa que tengo mucha antipatía con ciertos dirigentes de la Liga y de la Federación, y es porque siempre he ido de frente, en las cosas que dije nunca me equivoqué. Todo lo que hablé en su momento, el tiempo me dio la razón.

(La dirigencia) Es una republiqueta donde (los dirigentes) no dejan que nadie entre. Me pregunto por qué en la Comisión de Selecciones no hay mundialistas de 1994. Si mi coeficiente está bien, es el jugador el que entra a la cancha y sabe cómo se maneja el fútbol. No quiero pelearme con nadie, no quiero menospreciar, pero pregunto: ¿cuál de los dirigentes de la Federación, Liga o Asociación ha pateado pelota, vestido de corto y transpiró la camiseta? Por eso digo que deberían apelar a ciertas figuras o emblemas que tuvo este deporte en el país en su momento.

— ¿Cómo es su relación con el presidente de la FBF, Carlos Chávez?

— Un día lo conocí, lo saludé en un café de Santa Cruz, donde siempre le hacen entrevistas. En una oficina nunca le hacen entrevistas.A Alberto Lozada lo conocí en una concentración de la selección. Él se debe acordar bien, en una reunión hablamos de premio con un compañero más del que no voy a dar su nombre. Estaba yo como capitán y mi compañero reaccionó y estuvo a punto de golpear a Lozada, me paré y lo evité, por eso se debe acordar bien de mí.

No tengo mayor problema con ninguno, de repente les incomoda las declaraciones que hago, pero en la vida hay que ir por un solo camino; en cambio, hay gente que anda con Dios y con el diablo, esa gente desgraciadamente es la que mejor acomodada anda, muchas veces por se llunk’u de alguien.

Ahora todo se arregla por celulares, contratos, chismes, todo. Algún día esto cambiará, hoy por hoy la selección tiene un técnico y su grupo de trabajo que hay que respetarlo, aunque uno no esté de acuerdo. Espero que yo tenga algún día la oportunidad de dirigir a la selección.

— ¿Ud. no es ‘llunk’u’ de  nadie?

— Jamás, de nadie. El primer día que llegué a Aurora, y ahora a Real Potosí, les dije a los jugadores y dirigentes que no tenía compromisos con nadie. Conmigo juega uno que esté al 100%, puede tener 15, 18, 20, 40 o 50 años, eso no me interesa. Si tiene ganas de seguir triunfando en la vida por qué no va a jugar.

— ¿Cómo ve a la selección nacional?

— Llama poderosamente la atención que vaya a jugar un partido con Cuba. Sin menospreciar a nadie indico: béisbol, básquetbol, voleibol, atletismo, de repente el billar y luego está el fútbol en ese país. Si no le ganamos a Cuba…

Sin lastimar a nadie, me parece que este partido lo han armado para que alguien gane su primer partido en la selección y se diga que comenzó con pie derecho en 2012. Se están engañando ellos. Sugiero que busquen partidos afuera, podrán perder, pero los jugadores van a ganar jerarquía.

— Como boliviano debe querer que la selección vaya a Brasil 2014, pero ¿qué le dice la realidad?

— Eso, que tenemos que ser realistas, una cosa es el poder y otra el querer. El que es medianamente inteligente apunta a lo que puede lograr, por ejemplo hoy por hoy yo apunto a ganar mi próximo partido, no tengo que apuntar a ganar un Gran Premio de Fórmula Uno manejando el coche de Fernando Alonso.

Hay que buscar lo que se puede lograr, hay gente que no pisa tierra, pero el marketing, el hecho de tener que vender hacen que se mienta, sin embargo la gente no es tonta y está claro que la selección no está pasando un buen momento.

Si le va bien al fútbol nacional nos va bien a todos, no me alegro porque pierda la selección, me duele porque todo lo que se hizo en 1993 (clasificación al Mundial de Estados Unidos) a 1997 (subcampeona de la Copa América) está en nada y hoy estamos últimos en Sudamérica. Ojalá que cambie esta situación.

— Antes, cuando era técnico de Aurora, decía que por su forma de criticar  sus jugadores no eran llamados a la selección, ¿cree que sucederá lo mismo con Real Potosí?

— No creo, yo pedía que se convoque a jugadores de Cochabamba. Cuando era técnico de Aurora el único convocado era Robles, luego llamaron a Segovia, Andaveris y Barba, casualidad o no ninguno es de Cochabamba. Eso siempre pedí, en su momento estaban bien los hermanos Zenteno o Iván Huayhuata; pero lo llamaron a Amílcar Sánchez, un jugador de la B, entonces algo de razón debo tener.

— ¿No cree que si sigue  hablando así puede tener más enemigos?

— Así me han parido, me han criado y así me voy a morir. En el Estado Plurinacional se pregona el ama súa, ama llulla y ama khella y ahora el ama llunk’u, así de claro. Nunca he sido chupamedias ni tirasaco de nadie. Dios y la Virgen van a querer que llegue donde tenga que llegar por méritos propios.

— Pero muchas puertas se le van a cerrar…

— Tal vez sí, porque hay una mano negra que me quiere perjudicar. En su momento los dirigentes (Javier) Hinojosa y (Mario) Reinoso durante una reunión en Ecuador, antes de jugar un partido de eliminatoria, me hablaron, esa vez los compañeros me delegaron para hablar el tema de premios, lo invité a Gonzalo Galindo que se siente al lado mío y participe de esa reunión, fue testigo de lo que me dijeron ellos. Textualmente me expresaron que el dirigente que no quería que esté en la selección se llama Mauricio Méndez, está claro de dónde viene la mano negra.

— ¿Es el presidente de la Liga la mano negra?

— Claro, cuando lo denuncié con un DVD en el que reconocía haber evadido impuestos de un club que él presidía antes y les ofrecía a los dirigentes de la Liga hacer lo mismo. Eso era cuando estaba de concejal de Cochabamba, por ayudar al fútbol uno peca de inocente.

— ¿Cuándo llegará el momento de dirigir a un grande del fútbol nacional?

— El tiempo lo dirá, lo que puedo asegurar es que el mejor momento de Julio Baldivieso y de Real Potosí está por venir.

La carrera deportiva de ‘Baldi’ en el fútbol

Liguero Como jugador de fútbol en la Liga debutó en filas de Wilstermann a los 14 años de edad.Jugó en el profesionalismo hasta la temporada 2008    (cerró su ciclo en Aurora).También vistió las camisetas  de Bolívar y   The Strongest.  Afuera Jugó en varios equipos del exterior: Newell’s Old Boys (Argentina), Yokohama Marinos (Japón),Barcelona (Ecuador), Al Wasr de Arabia Saudí, Al Wakrah (Qatar), Caracas (Venezuela), Quevedo (Ecuador).  Seleccionado Como integrante de la selección nacional jugó entre 1991 y 2000.Debutó en Santa Cruz, ante Paraguay, el 14 de junio de 1991, a los 19 años. Fue al Mundial de Estados Unidos en 1994. En su paso por la Verde disputó 67 partidos y convirtió nueve goles.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia