Fútbol

Kevin murió cumpliendo un sueño

Radicaba en Cochabamba desde hace años, donde veía a San José. Por primera vez fue a Oruro para alentar a su equipo.  A los 5 minutos, una bengala le quitó la vida.

La Razón / Jorge Asturizaga / Oruro

07:57 / 22 de febrero de 2013

Kevin Douglas Beltrán Espada era un hincha de San José. A sus 14 años cultivaba el amor por la camiseta con la “V” azulada como tantos fanáticos lo hacen. Y murió llevando los colores de su equipo.

Hace siete años, sus padres habían decidido irse a vivir a Cochabamba. En la medida de que él crecía, era llevado cada vez con más frecuencia a ver en el Félix Capriles valluno al equipo de sus amores, las veces que éste se presentaba en ese estadio.

Sin embargo, le faltaba algo: acababa de invadirle una ilusión, la de ver jugar a San José por primera vez en casa, en el Jesús Bermúdez. Pidió permiso junto con su primo y por eso viajó a Oruro; cosas del destino, fue en el último día de su vida.

Kevin —contó ayer uno de sus familiares— siempre quiso ver en acción a San José jugando en Oruro. La Copa Libertadores de América y la llegada del afamado Club Corinthians de Brasil fue la mejor excusa para cumplir ese sueño, que terminó en pesadilla para sus padres y familiares.

El muchacho de 14 años de edad fue la víctima fatal por el lanzamiento, desde la tribuna corinthiana, de una bengala que le impactó en el ojo derecho y se le incrustó en el cráneo. El jueves por la noche murió casi de manera instantánea. Algunas versiones aseguran que su deceso se produjo mientras era trasladado en la ambulancia desde el estadio hacia el Hospital Obrero.

Sólo había visto cinco minutos del primer tiempo y cuando trataba de digerir la decepción por el primer gol del Corinthians, vino lo peor y la muerte se lo llevó.

Era un buen estudiante del colegio Edmundo Bojanowsky, de Cochabamba. Desde ayer por la tarde-noche es velado en esa ciudad. Su pasión por el santo era notoria. En su página en el facebook, las imágenes alusivas al club de Oruro eran parte primordial de su rinconcito en las redes sociales.

Él y su primo llegaron a Oruro sólo unas horas antes del partido por la Libertadores de América, y se fueron directamente al estadio. Algunos de sus familiares se enteraron de la muerte de Kevin por las informaciones que dieron los medios de comunicación.

Sus papás decidieron trasladarlo al valle

Poco antes de las 11 de la noche del miércoles 20 de febrero, Limber, padre de Kevin, conoció la infausta noticia a través de una llamada telefónica. La tragedia no le quitó las fuerzas para inmediatamente trasladarse a Oruro, conduciendo su vagoneta y acompañado de su esposa.

Llegaron a la ciudad de Sebastián Pagador en horas de la madrugada y se dirigieron hasta el Hospital Obrero, ingresaron a la morgue y vieron a su hijo. Sacando fuerzas de flaqueza presenciaron la autopsia de ley, que comenzó a eso de las 09.15.

Una hora y media después fue entregado en el lugar un ataúd blanco enviado por los dirigentes del Club San José, se hicieron los preparativos y una vez cumplidos los trámites médico-legales, el féretro fue introducido en la vagoneta y trasladado a Cochabamba, donde en las próximas horas será enterrado.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia