Fútbol

La Liga Premier, el torneo más vistoso del planeta

Inglaterra Cada partido de la Liga inglesa se caracteriza por una intensidad que no se encuentra en España o Italia.

La Razón / Julio Peñaloza / La Paz

00:00 / 16 de abril de 2012

Los horrendos “hooligans” nada tienen que ver con la competencia futbolística mejor pensada y ejecutada de todas las que se disputan en todos los centros y las periferias del mundo. Esos bichos son la autoexportación de basura cada vez que la selección inglesa viaja a disputar Eurocopas, Copas del Mundo e incluso partidos amistosos y se caracterizan por tomar cerveza en cantidades industriales y perpetrar destrozos materiales y humanos en tanto sus márgenes de maniobra les permiten.

Las hinchadas de los clubes ingleses, en cambio, acuden a sus estadios en las que no hay mallas olímpicas o alambrados, y por lo tanto un espectador apostado en una primera fila, cerca a la línea de fondo, tiene la posibilidad de ver el envío de un tiro de esquina a medio metro del ejecutante. Tan impresionante nivel de civilidad y respeto ha desatado grandes debates en otras latitudes, ya que han sido muy aislados los incidentes que ha podido provocar algún desaforado que decidió invadir el campo, a sabiendas de que el castigo sería el de la cárcel y el de no volver a pisar un escenario deportivo por lo que le resta de vida.

Aparte de la Premier League, que nuevamente podría ser  ganada por el Manchester United en esta temporada, los ingleses juegan simultáneamente la FA Cup, que en su última versión convocó a 762 equipos de seis divisiones que se enfrentan por eliminación directa y que se constituye en el campeonato más antiguo al haberse inaugurado en 1871, y está pensado para que los más chicos tengan la oportunidad de reproducir la lucha entre David y Goliat. Así de organizados y puntuales, los ingleses disputan, además, la Carling Cup, un torneo más corto que también se juega simultáneamente, pero con una duración de sólo seis meses en el que participan equipos de la Premier, la Champions Ship (lo que aquí sería una Primera B) y la Segunda División.  

La diferencia horaria entre América y Europa (cinco y seis horas dependiendo de la época del año) permite ver en las mañanas de los sábados y domingos, de cuatro a seis partidos en vivo de la Premier, la FA Cup y la Carlinga Cup a quienes cuentan con el servicio de televisión por cable.  Los fervorosos seguidores bolivianos, conocedores de los entresijos de este fútbol, creen que Lionel Messi no aguantaría dos partidos seguidos en un equipo inglés porque sus características principales pasan por la fortaleza física, tanto para aguantar los 90 minutos como para encarar las pelotas divididas que se juegan a matar o morir, tal como pudo verse en el encuentro entre Arsenal (1) y Manchester City (0), en el que el afroitaliano Balotelli distribuyó planchas que podían haber quebrado por lo menos un par de piernas y que por supuesto le costaría la expulsión.

Resistentes, veloces, con un altísimo sentido de noble competición,  pero a veces también con árbitros permisivos que no protegen el talento y con jugadores con actitud de gladiadores, cada partido de la Liga inglesa se caracteriza por una intensidad que no se encuentra en España o Italia, países también distinguidos por la alta competición y la espectacularidad  de sus principales plantillas en las que hay más apego por el Merchandising y el glamour de los que son impregnados los ídolos futbolísticos modelo siglo XXI.

Los estadios de los más ganadores son templos del juego y no campos para la bestialidad incontrolable como sucede en algunos lugares de nuestro continente o en canchas africanas. Por algo a Old Trafford, estadio del “United” se lo conoce como el Teatro de los Sueños  y desde la modernización del campeonato —17 de julio de 1991— con el nombre de Barclays Premiere League, el Manchester United lo ha ganado en 19 oportunidades; seguido por el Liverpool, que ha logrado 18 títulos; el Arsenal, 13; y mucho más abajo figuran el Everton con 9 y el Aston Villa con 7.

Si de valoraciones se trata, puede que la Liga española disponga de los mejores jugadores, pero la lucha competitiva y espectacular de todos sus equipos (20) hace que la Liga inglesa sea indiscutiblemente la más impactante del planeta.¿Guardiola o Mourinho al Chelsea?

A Pep Guardiola le parece muy desafiante la idea de cambiar de aires y asumir la dirección técnica del Chelsea, aunque no lo tiene decidido,  y también a Mourinho se le ha pasado por la cabeza volver a dirigir al equipo azul, que lo catapultó a la fama, sólo que con la condición de llevarse a Cristiano Ronaldo, figura por varias temporadas del Manchester United antes de partir a jugar al Real Madrid.

El goleador histórico de la Premier League no es del Manchester, el Liverpool, el Arsenal o el Chelsea. Jugó en el Blackburn y en Newcastle, se llama Alan Shearer y anotó 260 goles en la década de los 90.

Todo apuntaba a que el Manchester City, propiedad de unos potentados árabes, era la sensación de la primera etapa de la nueva temporada, y estaba encaminado a ganar el título, sin embargo, en los dos meses finales se desinfló y le cedió el primer lugar al otro Manchester, al más ganador de la historia del fútbol inglés. En todo caso, los últimos resultados —con una reacción del City— hacen que la pelea por el primer lugar entre ambos se mantenga.La Liga Premier,

El torneo más vistoso del planetaInglaterra Cada partido de la Liga inglesa se caracteriza por una intensidad que no se encuentra en España o ItaliaLos horrendos “hooligans” nada tienen que ver con la competencia futbolística mejor pensada y ejecutada de todas las que se disputan en todos los centros y las periferias del mundo. Esos bichos son la autoexportación de basura cada vez que la selección inglesa viaja a disputar Eurocopas, Copas del Mundo e incluso partidos amistosos y se caracterizan por tomar cerveza en cantidades industriales y perpetrar destrozos materiales y humanos en tanto sus márgenes de maniobra les permiten.

Las hinchadas de los clubes ingleses, en cambio, acuden a sus estadios en las que no hay mallas olímpicas o alambrados, y por lo tanto un espectador apostado en una primera fila, cerca a la línea de fondo, tiene la posibilidad de ver el envío de un tiro de esquina a medio metro del ejecutante. Tan impresionante nivel de civilidad y respeto ha desatado grandes debates en otras latitudes, ya que han sido muy aislados los incidentes que ha podido provocar algún desaforado que decidió invadir el campo, a sabiendas de que el castigo sería el de la cárcel y el de no volver a pisar un escenario deportivo por lo que le resta de vida.

Aparte de la Premier League, que nuevamente podría ser  ganada por el Manchester United en esta temporada, los ingleses juegan simultáneamente la FA Cup, que en su última versión convocó a 762 equipos de seis divisiones que se enfrentan por eliminación directa y que se constituye en el campeonato más antiguo al haberse inaugurado en 1871, y está pensado para que los más chicos tengan la oportunidad de reproducir la lucha entre David y Goliat. Así de organizados y puntuales, los ingleses disputan, además, la Carling Cup, un torneo más corto que también se juega simultáneamente, pero con una duración de sólo seis meses en el que participan equipos de la Premier, la Champions Ship (lo que aquí sería una Primera B) y la Segunda División.  

La diferencia horaria entre América y Europa (cinco y seis horas dependiendo de la época del año) permite ver en las mañanas de los sábados y domingos, de cuatro a seis partidos en vivo de la Premier, la FA Cup y la Carlinga Cup a quienes cuentan con el servicio de televisión por cable. 

Los fervorosos seguidores bolivianos, conocedores de los entresijos de este fútbol, creen que Lionel Messi no aguantaría dos partidos seguidos en un equipo inglés porque sus características principales pasan por la fortaleza física, tanto para aguantar los 90 minutos como para encarar las pelotas divididas que se juegan a matar o morir, tal como pudo verse en el encuentro entre Arsenal (1) y Manchester City (0), en el que el afroitaliano Balotelli distribuyó planchas que podían haber quebrado por lo menos un par de piernas y que por supuesto le costaría la expulsión.

Resistentes, veloces, con un altísimo sentido de noble competición,  pero a veces también con árbitros permisivos que no protegen el talento y con jugadores con actitud de gladiadores, cada partido de la Liga inglesa se caracteriza por una intensidad que no se encuentra en España o Italia, países también distinguidos por la alta competición y la espectacularidad  de sus principales plantillas en las que hay más apego por el Merchandising y el glamour de los que son impregnados los ídolos futbolísticos modelo siglo XXI.

Los estadios de los más ganadores son templos del juego y no campos para la bestialidad incontrolable como sucede en algunos lugares de nuestro continente o en canchas africanas. Por algo a Old Trafford, estadio del “United” se lo conoce como el Teatro de los Sueños  y desde la modernización del campeonato —17 de julio de 1991— con el nombre de Barclays Premiere League, el Manchester United lo ha ganado en 19 oportunidades; seguido por el Liverpool, que ha logrado 18 títulos; el Arsenal, 13; y mucho más abajo figuran el Everton con 9 y el Aston Villa con 7.

Si de valoraciones se trata, puede que la Liga española disponga de los mejores jugadores, pero la lucha competitiva y espectacular de todos sus equipos (20) hace que la Liga inglesa sea indiscutiblemente la más impactante del planeta.

¿Guardiola o Mourinho al Chelsea?

A Pep Guardiola le parece muy desafiante la idea de cambiar de aires y asumir la dirección técnica del Chelsea, aunque no lo tiene decidido,  y también a Mourinho se le ha pasado por la cabeza volver a dirigir al equipo azul, que lo catapultó a la fama, sólo que con la condición de llevarse a Cristiano Ronaldo, figura por varias temporadas del Manchester United antes de partir a jugar al Real Madrid.

▶▶▶

El goleador histórico de la Premier League no es del Manchester, el Liverpool, el Arsenal o el Chelsea. Jugó en el Blackburn y en Newcastle, se llama Alan Shearer y anotó 260 goles en la década de los 90.

▶▶▶

Todo apuntaba a que el Manchester City, propiedad de unos potentados árabes, era la sensación de la primera etapa de la nueva temporada, y estaba encaminado a ganar el título, sin embargo, en los dos meses finales se desinfló y le cedió el primer lugar al otro Manchester, al más ganador de la historia del fútbol inglés. En todo caso, los últimos resultados —con una reacción del City— hacen que la pelea por el primer lugar entre ambos se mantenga.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia