Fútbol

‘La Liga mató al fútbol’

Édgar Peña Gutiérrez. En su época de presidente de la FBF, Bolivia jugó las eliminatorias en Santa Cruz por única vez y la Federación adquirió un edificio en Cochabamba que estaba a medio construir

La selección boliviana de 1985 que jugó las eliminatorias en Santa Cruz.

La selección boliviana de 1985 que jugó las eliminatorias en Santa Cruz. Foto: colección Julio Mamani

La Razón / Eugenio Aduviri - La Paz

00:00 / 09 de abril de 2012

Un apasionado por el fútbol, aunque hoy ya no tanto. Hace cinco años que no va a un estadio para ver partidos, ya sea de Liga o de Asociación. De vez en cuando ve fútbol español, italiano o inglés.

Édgar Peña Gutiérrez fue presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) entre 1978 y 1986. Antes de ello, condujo al club de sus amores, Universidad de Santa Cruz, y también por largo tiempo presidió la Asociación Cruceña de Fútbol (ACF).

Nació hace casi 74 años en el departamento de Santa Cruz, “en la Chiquitanía”, aclara. Dentro de unas semanas, el 1 de mayo, será su cumpleaños.En su trayectoria dirigencial también están cargos internacionales: fue miembro de la Comisión Técnica de la Confederación Sudamericana y es hasta hoy integrante del Tribunal de Apelación de la FIFA, cargo que le fue asignado en 1990.

Casado con Carmen Hasbún, tiene dos hijos: Paula Alejandra (historiadora) y Emilio Andrés (economista). Además es abuelo de tres nietos.También fue futbolista. A su cabeza le llegan recuerdos de los años 60, cuando fue delantero de los equipos de la Universidad Gabriel René Moreno, donde estudiaba Derecho.

No es amigo de hacer declaraciones. Marcas le propuso entrevistarlo unas tres veces, siempre se negó amablemente; pero dicen que la tercera es la vencida…

Por teléfono se convino el encuentro, don Édgar se ofreció  ir hasta el hotel donde se alojaba el periodista de este medio. Estuvo puntual, pero con la postura de siempre: “Vine a disculparme, es que no doy entrevistas”.

La razón es una sola: hace siete años, un 31 de marzo, tuvo un accidente “con mucha suerte”. La avioneta en que viajaba se precipitó a tierra. Se fracturó la tibia derecha y por eso camina con dificultad, perdió la memoria y cuando la recuperó se le presentaron problemas de vocalización.No es difícil, sin embargo, meterlo en una charla informal de balompié. “El fútbol siempre tuvo problemas y los sigue teniendo ahora”, manifiesta.

Entre otras acciones, a Édgar Peña se lo recuerda por haber tomado la decisión, junto con el directorio de la FBF de entonces, de llevar las eliminatorias a Santa Cruz. En 1985 fue la única vez que la selección nacional jugó como local ese torneo fuera de La Paz. Al año siguiente dejó de ser titular de la Federación.

“Había muchos jugadores cruceños, como también hubo en la Federación una serie de dificultades con el DT. El técnico Raúl Pino suplió al Chamaco Rodríguez, que había entrenado al equipo en La Paz. El cambio fue por presiones deportivas, no por otra cosa, Pino era el entrenador de Blooming, el equipo que  tenía la mayor cantidad de futbolistas en la selección; entonces se decidió en Cochabamba, en la reunión de dirigentes, que se jugara en el Tahuichi ante Brasil y Paraguay”.

Los resultados no fueron buenos, Bolivia quedó eliminada y las críticas “llovieron”.“Por supuesto que hubo críticas; cuando se pierde siempre las hay. Lo difícil y novedoso sería que no te critiquen”.

De la “gestión Peña” también se recuerda la compra de un edificio a medio construir en Cochabamba. Después de muchos años se terminó la obra, donde hoy funciona la Federación Boliviana de Fútbol.

“Cuando logramos tener un poco de dinero, lo manejamos con mucho cuidado, entonces decidí comprar un edificio en Cochabamba, porque el reglamento decía que la sede de la Federación era esa ciudad. Hubo algunos problemas, porque algunos dirigentes  de La Paz querían que se compre allá y (que la Federación) se vaya a esa ciudad”.

El costo “era razonablemente barato, porque tenía siete plantas, más el ascensor, pero en obra gruesa. Esto fue en 1986. Entonces, lo único que hice fue poner una plaqueta en la entrada llamándola la ‘Casa del Fútbol’ y además estaba la plaqueta con los nombres de todo el directorio. Pero ahora la plaqueta  se trasladó a otra parte”.

¿Cuánto costó? “Fueron 110 mil dólares. Con eso se dejó un patrimonio para la Federación”.Peña Gutiérrez también recuerda que compró la casa de la Asociación Cruceña, porque “antes vivíamos en una habitación alquilada”. Ubicado en la calle Bolívar, hoy está levantado ahí un edificio que es el patrimonio de esa entidad.

“Era joven, tenía ímpetu y con gran fuerza física para hacer algo por el fútbol. Además, de acuerdo con el reglamento, los cargos eran ad honoren (sin remuneración económica). Pero ahora el mundo cambia y por eso son rentados los dirigentes”.  Hablar de fútbol es hablar de la selección nacional. Cuando la Verde juega la ve por televisión. “Me acuerdo de la selección de 1993 que se clasificó al

Mundial. Antes de eso ocupábamos el octavo o séptimo lugar, pero ahora somos últimos”.No se lo ve entusiasmado de cara a una posible clasificación de Bolivia al Mundial de Brasil 2014. “No creo que nos clasifiquemos. Queda la esperanza en que la próxima será”.

¿Cómo está el fútbol de hoy? A esa pregunta responde: “Tu eres periodista y tienes la capacidad para comparar si realmente hemos progresado o nos hemos quedado. Para mí la Liga (cuando fue creada en 1977) mató al fútbol, así fue y así está”.Édgar Peña Gutiérrez está dedicado a la ganadería. Prefiere que se lo llame “vaquero”. Y les dedica mucho tiempo a sus tres nietos. El fútbol es historia. Dirigió a la FBF durante ocho añosDesde 1978 Édgar Peña Gutiérrez asumió por primera vez la presidencia de la FBF el     14 de enero de 1978, se quedó ocho años en    el cargo.

En Santa Cruz

Antes fue presidente del Club Universidad, de Santa Cruz, a partir de 1960. Y entre 1966 y 1978 presidió la Asociación Cruceña de Fútbol.

Vio el despertar del fútbol cruceño

En 1965 al fútbol cruceño le iba mal en lo deportivo, “incluso nos goleaban en casa, y ni qué decir en el interior, en La Paz, Cochabamba y Oruro. Pero desde 1968 ya empezamos a ganar y Oriente fue campeón nacional en 1971. Además, la selección cruceña salió campeona nacional ese año. Fue más el deseo de crecer y para ello les pedimos a los paraguayos que nos enviaran profesores de árbitros (ex FIFA) para formar a los nuestros.  Sabíamos que teníamos falencias técnicas y mandamos a unos cinco técnicos a estudiar a Paraguay y luego a Argentina. Los clubes comenzaron a jugar más moderno el fútbol.  Luego apareció la (Academia) Tahuichi y fue una gran ayuda. Ahora es el semillero”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia