Fútbol

Luis Marcelo Roca: ‘Que se postergue 60 días’

‘Si la cabeza anda mal, el resto del cuerpo seguro que también’

Luis Marcelo Roca.

Luis Marcelo Roca. Foto: La Razón-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Rafael Sempértegui / La Paz

02:23 / 29 de agosto de 2014

Le choca el trato que se dan los dirigentes del fútbol actual, no como antes, cuando había respeto a pesar de las diferencias. Es partidario de que los encargados de conducir el balompié nacional analicen mejor las opciones que hay, en vez de elegir de inmediato a los próximos mandamases. Una de las cosas que debería haber es la presentación de proyectos, que se sepa qué es lo que quieren hacer en la FBF.

— ¿Cómo ve el proceso eleccionario en la Federación y Liga?

— La verdad, es muy penoso. Me da vergüenza escuchar lo que se dicen unos y otros. Las palabras que dice el señor Carlos Chávez y las cosas que le han dicho a él, ese nivel me apena. Me tocó ejercer la dirigencia del fútbol casi 25 años y lo hice bajo otros parámetros, códigos y perspectivas. Con otros dirigentes peleábamos, discutíamos y analizábamos las cosas, pero nunca escuché expresiones de calibre ni en nuestras reuniones más ácidas y duras. La verdad es que estoy sorprendido y apenado por lo que nos están demostrando algunos.

— ¿Qué opinión le merece la postulación del actual presidente federativo?

— Yo creo que Carlos debería retirarse. Estuvo ocho años al mando y su actuación en la Federación cuando menos fue mediocre. Su gestión fue muy pobre y ocho años son más que suficientes para que alguien demuestre de lo que es capaz al mando de una Federación Boliviana de Fútbol. Además, el club al que él dice representar, que es a Oriente Petrolero, ya lo expulsó con ignominia hace varios años y no sé a quién representa ahora. Pero en el purismo de la norma él puede argumentar que es dirigente del fútbol hace varios años, precisamente en su condición de presidente federativo; sí, pero no representa genuinamente ni al club que lo vio nacer y le dio el espacio para ser dirigente y, por tanto, por ética él no debería candidatear.

— ¿No es injusto acusar a una sola persona de todos los males en el fútbol boliviano?

— Sí, es injusto, porque hay muchos otros factores, pero quien conduce asume la responsabilidad máxima de la institución que preside. Si la cabeza anda mal, el resto del cuerpo seguro que va a estar mal, entonces él no puede eludir lo que le toca por cómo andan las cosas en la entidad que dirige, pues se supone que es por sus decisiones y los pasos que toma. Con una reelección suya, como que será difícil que cambie el rumbo. Lo que pasa es que Carlos goza de una situación dirigencial internacional de mucho privilegio, que seguramente antes muchos dirigentes la han merecido y no la tuvieron. Entonces me imagino que él tiene el objetivo de mantenerse como tesorero y ejecutivo de la Conmebol y no sé qué tiempo le dará al fútbol nacional boliviano.

— ¿Qué le dice la aparición de Marcelo Claure?

— Sé que es un hombre de mucho éxito empresarial en Estados Unidos, pero la actual dirigencia federativa le cuestiona por unas entradas y no sé que en el Mundial de 1994, cuando fue funcionario de la Federación de entonces, situación por la que no recuerdo haber escuchado alguna aclaración al respecto. Lo que me preocupa en él es que no vive en el país. Tengo entendido que dirige una empresa importante por todo el mundo, que seguro le debe demandar gran parte de su tiempo y yo pienso que la Federación necesita de alguien que esté en lo ancho y largo del país, con los dirigentes de la Liga, con los de asociaciones; el fútbol te exige eso. Ése es uno de los peros que le veo a este señor, por lo demás se lo ve exitoso en un país tan duro como Estados Unidos.

— ¿Y Mario Cronembold?

— A Mario Cronembold solo lo conozco por la televisión y veo que un día baila por Blooming y otro día baila por Sport Boys, y se dedica también a bailarle al Presidente del país, porque está metido hasta las “cachas” en la política, y la verdad, debería dejar en paz al fútbol porque el político pienso que contamina al deporte. La intención mayormente del político es querer llevar agua a su molino y eso no es bueno. Excepto él diga que deja ese ámbito, y no sea más alcalde y se dedique a la Federación, podría ser un candidato potable, pero no creo que eso suceda, por eso debería dejar en paz al fútbol y dedicarse nomás a lo suyo, que creo que es lo que más le gusta. El político a la política y el dirigente del deporte a lo suyo, pero sí creo que ambos se pueden complementar y hacerlo mejor, sin confundir sus intereses respectivos.

— ¿Qué sabe del señor Carlos Ribera, de Oriente?

— Lo conozco de vista y de nombre, pero no tengo amistad ni trabajé con él. No sé de su trayectoria directiva, creo que es joven en el ambiente del fútbol profesional. No puedo opinar de él. En todo caso para ocupar una presidencia federativa se necesita cierta experiencia de magnitud, de gran alcance y categoría dirigencial, no solo es cumplir los requisitos para habilitarse.

— Por como le escucho, ¿no le convence ninguno?

— Mire, le voy a ser franco: de cada uno de quien me preguntó le di un concepto sincero por lo que escuché de ellos y por las cosas que pasaron, y sí veo que está un tanto complicado encontrar al ideal. Pienso que el señor Claure, con los recursos que maneja en su empresa, garantizaría el que no le meterá mano a la plata de la Federación, creo que hasta de su bolsillo podría armar un staff de gente que sí trabaje por la Federación y el fútbol, pero igual tiene que comprometerse a estar muy seguido con la Federación. Pese a que ahora se dice que hay una gran tecnología para hablar y reunirte con los tuyos, igual es otra cosa estando ahí, viviendo y palpando cómo está la situación. Además creo que en Bolívar hay gente con experiencia que lo puede colaborar, como es el caso de Guido Loayza, Percy Luza, Lothar Kerscher y otros de mucho nivel.

— ¿Sabe algo de los candidatos Humérez y Salamanca a la presidencia de la Liga?

— Le confieso que ni de nombre les conozco. No sé cual es la experiencia y el alcance de trabajo que desarrollaron en sus clubes, pero me imagino que si los postularon será por algo. Pero ojo, que la Liga requiere también de gran atención y necesita hombres de mucha experiencia, que sepan desempeñarse para cubrir las expectativas de los clubes.

— ¿Cuál sería el perfil de un presidente de la Federación?

— Tiene que tener algunas características esenciales como persona. Lo primero es la honestidad, luego ya se puede hablar de su característica dirigencial, como por ejemplo tener una experiencia en el manejo del fútbol en sus diversas características y contar con mucho tiempo para atender la institución y ser un apasionado para sostener todo lo que se le vendrá encima. Esas características esenciales debe tenerlas y a eso se le suman ya las otras.

— En su época, ¿cómo era un proceso eleccionario?

— Teníamos nuestras dificultades, entredichos y pensamientos dispares, pero yo no escuché a alguien jamás insultar a otro dirigente; vilipendiarlo, denostarlo. Había discusiones acaloradas, propias de un congreso y todos apasionados por uno y otro candidato. Pero no escuché descalificaciones tan virulentas. Pensábamos que el dirigente que se expresaba de esa manera y agredía se descalificaba a sí mismo, y debía irse a su casa porque no aportaba en nada; por el contrario, generaba un sentimiento de ingratitud y enconos en el ambiente.

— ¿Con ese tipo de proceder se está perjudicando al fútbol?

— Sí, porque a nadie le gusta estar donde lo atacan e insultan. Además, con ese proceder se pierde la perspectiva de buscar lo mejor para el conjunto, porque surgen discordes por esas expresiones descalificadoras. Con esas declaraciones se desprestigia el dirigente en general ante la opinión pública, porque la gente cree y se hace a la idea de que somos todos unos pícaros, ladrones, sinvergüenzas, aprovechadores. En cambio, en lo personal puedo decir que me tocó trabajar en el fútbol con personas honestas, trabajadoras y de éxito, quienes aportaban mucho a sus entidades, se jugaban por su club, incluso al punto de arriesgar su patrimonio y hasta en cierto momento se descuidaban de su familia. En mi época nunca vi a algún otro dirigente metiendo mano al bolsillo de sus clubes, para mí es espantoso cuando comentan que alguien habría hecho o hizo algo así. No lo entiendo ni lo digiero.

— ¿Será que el fútbol retrocedió a nivel dirigencial con relación a años pasados?

— Pareciera que sí, no quiero caer en eso de que todo lo de antes fue bueno o mejor, pero comparando los resultados y las condiciones de una y otra etapas, pareciera que sí porque nuestras perspectivas de crecer no están, seguimos igual o estamos mucho menos que antes, pero en otras circunstancias. Ojalá que los dirigentes reflexionen y hagan las cosas mejor.

— ¿Qué les sugiere a los delegados que asistirán al Congreso?

— Con mucha sinceridad, les pediría que se postergue por 60 días el congreso. Que se haga cargo un cuerpo colegiado ya sea de expresidentes o dirigentes que representen a las regiones para que se organicen mejor. Que los candidatos presenten sus proyectos, sus planes, que se sepa qué quieren hacer, que se debata y se escuche. No es decir nomás “soy dirigente y se acabó”. Postergar sería dar una buena señal de que no se hará más de lo mismo.

— ¿En qué condiciones cree que está hoy nuestro fútbol?

— Pésimo, porque la medicina que aplican los “médicos”, que en este caso los dirigentes que lo manejan, no es la acertada, entonces este enfermo está empeorando. Yo creo que estos médicos son malos porque no saben qué medicina aplicarle. Tenemos que contar con doctores capaces, para que sepan qué medicina usar y así recuperar a nuestro fútbol.

Perfil

Nombre: Luis Marcelo Roca García

Nació: Santa Ana del Yacuma (Beni)

Profesión: Abogado

Cargo: Fue presidente de la Liga entre 1988    y 1991.

Orientista

Fue uno de los primeros presidentes de la Liga, luego de sustituir en el cargo a Alfredo Salazar Rivas, eso sucedió en la década de los 80. Roca fue dirigente en la época en que el fútbol profesional liguero creado en 1977 buscaba el despeje definitivo, en la época de personajes de la talla de Mario Mercado y Rafael Mendoza.  Fue presidente de Oriente Petrolero entre 1980 y 1985. Actualmente está retirado de toda actividad dirigencial, pero como un apasionado asegura que el “bicho del fútbol” lo lleva dentro y por ello sigue lo que ocurre en general.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia