Fútbol

Luis Méndez fue una barrera con alma y vida

Nadie quiere perderse la final del domingo. El zaguero gualdinegro espera superar un esguince. Marchesini es baja por amarillas

Muralla. Luis Méndez se constituyó en un caudillo de la defensa.

Muralla. Luis Méndez se constituyó en un caudillo de la defensa. Foto: Víctor Gutiérrez

La Razón / Eugenio Aduviri / Santa Cruz

03:27 / 15 de diciembre de 2011

“Yo no quiero perderme por nada del mundo las finales. Por eso salí, para no complicar más (la lesión) porque me dolía. Cómo sea me voy a recuperar para estar el domingo”, afirmó un eufórico y emocionado Luis Méndez, el zaguero más destacado que tuvo The Strongest anoche.

Fue la figura, una barrera infranqueable, transmitió actitud a todos sus compañeros y puso seguridad en la última línea. Hasta que no pudo más, se lesionó y tuvo que salir.

Lo evidente es que los atigrados van a necesitar de este zaguero debido a que anoche el argentino Matías Marchesini fue amonestado y quedó suspendido por acumular cinco tarjetas amarillas; no es todo porque a ello se suma la expulsión, en el primer partido, del paraguayo Delio Ojeda, y se teme que el Tribunal de Justicia de la Liga lo suspenda por dos partidos.

Méndez sufre un esguince de tobillo. El zaguero salió cojeando, aunque a decir del médico atigrado Waldo Delgado, se efectuará todo el tratamiento necesario para rehabilitarlo para el encuentro del domingo. Si encima de ello el DT no puede contar con Ojeda, la opción para completar la zaga sería Marco Paz, quien ya jugó en esa función otras veces.

Programación. Por su lado, la directiva confirmó que la primera final se jugará el domingo en el estadio Hernando Siles desde las tres y media de la tarde. El encuentro de vuelta será programado para el jueves próximo a partir de las 20.00 en el Patria de la Capital.

En esta fase ya no hay gol diferencia y sólo valdrán los puntos; si hay empate, será necesario un tercer partido en cancha neutral, en este caso el Félix Capriles de Cochabamba, el lunes 26 a partir de las 16.00.

La opinión de:

Kurt Reintsch: ‘Con lo obtenido basta y sobra’

La familia atigrada que disfrute la clasificación. Con lo obtenido basta y sobra, pero si Dios y la Virgen de Copacabana me dan algo más a mí y a la hinchada, bienvenido. Creo que es el momento para hacer el paréntesis y unificar a la familia atigrada. Esperemos lograr el título para así descontar a nuestros amigos del Bolívar.

Jair Torrico: ‘Valió la pena todo el esfuerzo’

Creo que valió la pena el esfuerzo realizado, luchamos todo el partido para lograr la clasificación. La idea era mantener nuestro arco sin que nos marcaran, sin embargo, el 0-1 alcanzó. Estamos en la final y ahora debemos pensar en tener una buena recuperación y llegar intactos a los partidos contra Universitario.

Un premio al orden y al esfuerzo

Óscar Dorado VegaQue Oriente iba a tratar de convertir su juego en un vendaval, estaba cantado. Por eso The Strongest jugó, sin disimulo, para cerrar caminos. Y lo logró. Pobló el mediocampo. Le puso, a través de Marco Paz, una marca celosa a Gualberto Mojica y, en suma, coartó sus ideas, no así el ímpetu de un local que a través de Juan Carlos Arce intentó una y otra vez el desequilibrio y si no lo consiguió fue porque careció de compañía eficaz.

Eso explica que la única diferencia se haya generado mediante un lanzamiento penal. Después, con el paso del tiempo —y en la medida que el visitante se daba modos para no sufrir otra caída— Carlos Ramacciotti mandó al campo a cuanto delantero tenía en el banco y nada cambió.

Es que cuando fue necesario emergió Daniel Vaca, que más que acciones lucidas transmitió seguridad, aplomo. No podrá desconocerse, asimismo, que el Tigre contó a su favor con una cuota de fortuna, que siempre hace falta. Con el arco a disposición, Arce no pudo empujarla...

Frente a ese panorama, los espacios surgieron automáticos y, por ende, la opción del contragolpe. Faltó tranquilidad en más de una llegada aurinegra, no cabe duda. También en evitar infracciones innecesarias, como las que cometió Matías Marchesini, muy cerca del área propia.

Oriente ganó sin lucidez (la que, por ejemplo, exhibió a lo largo del lapso inicial en La Paz), lo abrumó la responsabilidad de anotar un par de veces y en la medida que el reloj avanzó su obnubilación se tradujo en desprolijidad con el balón y, sobre todo, en la ausencia de ideas de tres cuartos de cancha en adelante, quizás porque hubo demasiados potenciales receptores y casi ningún lanzador idóneo.

En un partido bravo, de esos en los que la personalidad bien entendida respalda a lo futbolístico, el Tigre volvió a ser sólido. Y si se instaló en la final queda muy claro que nadie le regaló nada; esa es su mejor carta de presentación.

Óscar Dorado Vega es corresponsal en Bolivia de Fox Sports.

La defensa salió esta vez airosa

Vulnerable

The Strongest, que es uno de los equipos más efectivos del año (76 tantos en los dos torneos), no pudo anotar anoche en el Ramón Aguilera Costas; pero su defensa, que es una de las más vulneradas (54 caídas), consiguió salir con el resultado anhelado.

Triunfo amargo

Oriente había perdido ante Guabirá (23 de mayo) durante el primer certamen, y luego se fortificó como local, con diez cotejos sin perder en Santa Cruz (ocho victorias y dos empates). El octavo triunfo, el de anoche, tuvo un sabor amargo, casi como una derrota.

Noveno de Vargas

Gery Vargas, el árbitro orureño, dirigió su noveno cotejo en el torneo Apertura y el número 24 en la temporada. El penal que sancionó a favor de Oriente Petrolero —gol convertido a los 34 minutos del primer tiempo por Gualberto Mojica— fue el octavo que cobró en lo que va de este 2011.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia