Fútbol

Luis Ribeiro - ‘No quiero ser técnico sino un formador’

Luis Gaty Ribeiro está refugiado en su Cobina natal, al lado de los suyos. Desapareció del mapa futbolero del país tras jugar en Guabirá el año pasado. Dice que su carrera como futbolista aún no ha terminado y probablemente en junio vuelva.

En Cobija, el Gaty de hoy, pisando la cancha de césped sintético que es de su propiedad.

En Cobija, el Gaty de hoy, pisando la cancha de césped sintético que es de su propiedad.

La Razón / Jaime Ayllón / La Paz

00:15 / 19 de marzo de 2012

Luis Gaty Ribeiro está refugiado en su Cobina natal, al lado de los suyos. Desapareció del mapa futbolero del país tras jugar en Guabirá el año pasado. Dice que su carrera como futbolista aún no ha terminado y probablemente en junio vuelva. Mientras tanto atiende otros proyectos siempre en el ámbito futbolístico. Montó en la capital pandina una cancha con césped sintético, que la alquila, y va camino a crear una escuela de fútbol para niños y jóvenes.

— ¿Por qué dejaste de jugar?

— Es que tenía un contrato con Guabirá hasta junio, pero los dirigentes me debían un dinero, se comprometieron a pagarme y no me cumplieron; así que dejé el club, eso fue el año pasado.

— ¿Y este año…?

— A principio volví para poder entrenarme, sin embargo no pude hablar con el presidente para la rescisión de contrato; entonces acudí a Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol), pero lamentablemente esta institución no me ayudó en nada, parece que ellos (los ejecutivos de la agremiación) escogen futbolistas para ayudarlos. Por ejemplo quisieron paralizar el fútbol por la situación de  Alejandro Gómez, en cambio yo les pedí que me ayudaran bastantes veces y no les dio la gana, pese a que siempre estuve aportando como lo hacen todos. En todo caso, a esta altura de mi carrera no puedo estar en ese ir y venir, y peleando. Gracias a Dios en el fútbol mi apellido tiene una imagen que la gané a puro esfuerzo y no la voy a tirar así nomás, peleándome.

— ¿Es decir que es un alto en tu carrera y que volverás a jugar?

— Felizmente después pude hablar con el presidente de Guabirá Gerardo Rosado, lo hice pocas horas antes del cierre del libro de registros y pude acordar con él que me devolvieran mi ficha de actuación, llegamos a un acuerdo y ahora sí tengo todo listo para volver, si hay algún club interesado.

— ¿Mientras tanto…?

— Decidí empezar a trabajar en la parte física, de manera de estar preparado por si en junio se me presenta otra opción para retornar al fútbol activo. Sé que debo estar en condiciones y por ello me estoy entrenando.

— ¿Estás aprovechando este tiempo para ‘reconocer’ tu tierra?

— Sí, he estado fuera mucho tiempo y es lindo volver al lugar donde uno ha nacido. Además, estoy emprendiendo unos proyectos y eso me tiene por ahora ocupado.

— ¿A qué te estás dedicando?

— Con mi equipo de apoyo terminamos de armar el césped sintético de la cancha de fútbol siete que se va a llamar Gaty Gol, así que ya la estamos alquilando. Además, esperamos en unos treinta días más poner en funcionamiento la escuela para las divisiones menores, aunque estamos analizando hasta qué categorías, porque nuestro objetivo es hacer que surjan futbolistas de esta parte del país. De Pando no salieron más y no es que no haya material humano, sino que no se le da oportunidad.

— Cuando te retires, ¿vas a ser entrenador?

— No. Lo que quiero es formar jugadores y de esa manera devolverle al fútbol lo que me dio. Acá (en Cobija) hay mucho talento, voy a trabajar con estos chicos y espero que Bolívar, The Strongest y otros clubes puedan contar con ellos más adelante. Asimismo continúo con mi negocio de ropa deportiva Gaty Sport.

— Hacías referencia a lo que te dio el fútbol, ¿qué te dio en verdad?

— Me dio amigos y tranquilidad económica, entre otras cosas. Por ello quiero devolver algo de eso formando jugadores, sobre todo de esta parte del país. No quiero ser técnico, simplemente un formador, sobre todo que surjan jugadores de mi tierra, de esa forma contribuir al fútbol nacional.

— ¿Hay la posibilidad de ‘crear’ muchos Gaty Ribeiro?

— Material humano hay, talento en esta parte del país sobra. Vuelvo a insistir en que lo que necesita es oportunidad, como la que yo tuve, o como la que me coartaron, porque yo debí haber jugado fuera del país en su momento y no me dejaron.

— ¿Quiénes?

— Recuerdo que hubo opciones para ir a México, Argentina, Brasil,  Ecuador, lamentablemente el señor Mauro Cuéllar (el fallecido expresidente) y algunos dirigentes de Bolívar nunca me dieron la oportunidad, de por lo menos salir seis meses a probar y ver si podía rendir en el exterior. Cuando se fue Joaquín Botero a México también hubo interés para llevarme, pero ellos no quisieron, nunca se fijaron en la parte humana sino simplemente en la económica.

— Si te pido una opinión sobre la selección nacional, en la que jugaste tantas veces, ¿cuál sería?

— Bueno, creo que de una vez por todas se debe formar una selección con gente que juega en la altura, jugadores de Oruro, Potosí , La Paz. Tanto hablamos acá de la altura, pero no aprovechamos esa situación. Un jugador que está preparado a ese nivel rinde igual en el llano, incluso corre más, entonces hay que apuntar a esa situación porque entiendo que aún tenemos posibilidades de pelear si ganamos en junio los dos cotejos que van a disputarse en La Paz.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia