Fútbol

Madrid vs. Madrid en la gran final

Real tiene un equipo con jugadores de impresionante calidad. Los de Atlético son corajudos para dar el batacazo

La Razón (Edición Impresa) / Julio Peñaloza Bretel / La Paz

01:13 / 05 de mayo de 2014

¿Qué tiene este Real Madrid de Carlo Ancelotti que no haya tenido el de José Mourinho? Aunque tácticamente parecen no existir grandes diferencias, habrá que reconocer en el entrenador italiano una estrategia política mucho más acorde con las exigencias de una plantilla de superstars necesitada de una administración serena y prudente, que sirvió, en primer lugar, para eliminar las exacerbaciones que dieron lugar a la salida del portugués pegando un portazo luego de varios incidentes, muchos de los cuales se sabrán con el correr de los tiempos.

Disminuidos los decibeles de un vestuario en el que Iker Casillas, Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo son poderes concentrados en cada uno de sus correspondientes egos, y por tanto, el grupo enfocado en el mejoramiento de la propuesta futbolística, Ancelotti se deshizo de Mesut Özil que se marchó al Arsenal inglés, recuperó a Xabi Alonso para constituirse en la transición indispensable entre defensa y ataque, sofocó la obligada salida de Sami Khedira por lesión con la inclusión de Luka Modric, se puso de acuerdo con Ángel Di María para consolidarlo como el nexo con sus compañeros de ofensiva y logró armonizar los movimientos de los definidores más rápidos del momento con CR7, Gareth Bale y Karim Benzemá. Y atrás, de donde sale el balón para el contraataque, aunque mal vistos por su mala leche, Ramos y Pepe son garantía para que las mordidas con las que estilan recuperar el balón hayan reducido sus márgenes de error a casi nada, y en las bandas, Marcelo o Fabio Coentrao y Daniel Carvajal sepan jugar el doble rol de cerrarse para hacer de la línea de fondo una muralla y salir por los costados para pasar del campo propio al ajeno a la velocidad con la que se puede ganar una Champions.

Este Real Madrid es el sólido equipo pragmático que tanto esperaba su presidente, Florentino Pérez, con una imagen de marca basada en la suprema misión de ganar y seguir acumulando torneos para su vitrina, sin que le interese mucho hacer escuela, dejar un mensaje de principios para las nuevas generaciones o darle prioridad a una cantera que definitivamente es mucho menos importante que esa billetera casi infinita de la que se saca el dinero con pasmosa espontaneidad para fichar jugadores consagrados en condiciones de ofrecer resultados rápidos y efectivos, sin tener que pasar por largos procesos de adaptación. En esto, claramente, Ancelotti y su plantilla han sintonizado perfectamente ya que el entrenador en momento alguno siquiera insinuó disputarles el protagonismo a sus dirigidos, comprendiendo a la perfección el derrotero histórico del equipo merengue del que se dice, a estas alturas, que tiene en Cristiano al mejor jugador de toda su existencia, con las disculpas que se merecen los puristas de otras épocas que seguirán viendo en Alfredo Di Stéfano al símbolo irreemplazable de la Casa Blanca.

Otro es el cantar de lo sucedido en el Vicente Calderón con el Atlético de Madrid de Diego Simeone, que tiene base de sustentación en su raigambre popular, en un sentido colectivo de lucha perfectamente interpretado por el entrenador argentino, que ya ha ganado una Europa League, una Supercopa europea y amenaza con obtener un doblete sin precedentes en su historia al encontrarse a unos pasos de concretar el título de la Liga española y de conseguir, luego de cuatro décadas, la Champions, si supera, nada menos que a ese Real Madrid que llega de aplastar al fracasado Bayern de Munich al que en términos de resultados puros y duros, el arribo de Pep Guardiola le ha sentado bien para la Bundesliga, pero que no ha podido reproducir los inicios de su gesta con el Barcelona en el principal torneo de clubes del planeta con el más importante de los equipos de la historia del fútbol alemán.

A diferencia de los del Santiago Bernabeu, los colchoneros perfectamente sintonizados con su entrenador exhiben una idea de fútbol con individualidades concientizadas en la prioridad del  funcionamiento colectivo que tiene sus principales argumentos en una capacidad de lucha difícilmente comparable dentro de la élite de los grandes equipos de hoy, en una muy perfeccionada disciplina para cerrarle los espacios al adversario de turno y a continuación proceder a los contraataques masivos en los que son determinantes, Koke, Arda Turam y Diego Costa.

La final de la Champions League de Europa a jugarse en Lisboa el próximo 24 de mayo nos anticipa un encarnizado duelo entre un Real Madrid con figuras de impresionante calidad para marcar desequilibrio y un Atlético de Madrid poblado de corajudos y muy buenos futbolistas perfectamente habilitados para dar el batacazo que muchos estamos esperando.

Julio Peñaloza Bretel es periodista y asesor de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

Digno final de un Barcelona golpeado

Con una destacable  humildad y respeto por la afición culé, rasgos anacrónicos en estos tiempos en los que ser importante es una enfermedad con estatus y  buena prensa, Gerardo Martino se ha cargado la responsabilidad de una temporada que para el Barcelona resulta un fracaso, luego de ser eliminado de la Champions, y quedar, parece que irreversiblemente, tercero en la Liga española.

Luego de los destrozos de imagen institucional y empresarial que le provocara su renunciado presidente Sandro Rosell, que como última travesura habría depositado dineros en las cuentas bancarias nada menos que de la hija del expresidente de la CBF,  Ricardo Texeira, el Barça termina una temporada en la que fue de más a menos, enormemente lastimado emocionalmente con la prematura muerte de uno de los gestores de la cantera de la última época y por lo tanto, coautor de la edificación del mejor equipo de todos los tiempos, Tito Vilanova, un maestro de los que se necesita siempre para que ética y deporte vayan siempre de la mano.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia